Planea tus finanzas y ¡qué no te recluten para El Juego del Calamar!

Si te gustan las series tal vez ya viste o vas empezar a ver “El Juego del Calamar”, pero ¡no te preocupes, no te haremos spoiler! Como contexto sólo diremos que se trata de un grupo de personas desesperadas que no saben cómo salir de sus problemas económicos, por lo que aceptan participar (e intentar sobrevivir) durante seis juegos infantiles, a cambio de conseguir una suma muy elevada de dinero y obtener una vida tranquila y sin deudas.

Más allá de su trama perturbadora, esta serie nos deja mensajes importantes sobre la importancia de tener y mantener finanzas saludables; la ansiedad que pueden generar los problemas financieros, y la cadena de decisiones desafortunadas en las que podemos caer y que sólo agrandan el problema. Esto también repercute en la salud, ya que, de acuerdo con la firma de gestión de riesgos Willis Towers Watson, una persona con problemas económicos tendrá ansiedad y tensión nerviosa permanentes y dedicará al menos 13 horas al mes a pensar en ese tipo de conflictos. Otro dato importante que muestra la compañía es que en nuestro país, los problemas financieros afectan a 31.7 millones de trabajadores mexicanos.

En los primeros 30 minutos de la serie “El Juego del Calamar”, podemos saber que cada uno de los 456 participantes tiene su historia particular sobre deudas financieras, las cuales no están tan alejadas de la realidad. Ya sea por la pérdida del trabajo, el fracaso de un negocio, o simplemente malas decisiones financieras, los jugadores viven un estado de estrés alto que los orilla a pedir y gastar dinero que no era de ellos, abusar de los créditos, caer con usureros, vender o empeñar sus bienes, y hasta llegar al robo a familiares, o ver en las apuestas y juegos de azar un camino para resolver su situación.

Con opciones cada vez más limitadas, los jugadores de la serie se acercaron a vías de financiamiento informal o participaron en apuestas. Aunque no existen datos concretos de cuántas personas recurren a los juegos de azar para solventar sus deudas, si se puede describir que en México este tipo de entretenimiento tiene una gran popularidad.

Según cifras del estudio: De la suerte, el juego y otros azares, realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el juego más practicado es la lotería tradicional mexicana (40.6%), la Lotería Nacional y Pronósticos (27.8%), seguido por la máquinas tragamonedas (11.9%) y las salas de juego (8.2%). De igual forma, se muestra que mientras los hombres mexicanos gastaban en juegos de azar un total de 2,776 millones de pesos durante el 2013 (124 pesos en promedio por hogar), las mujeres dedicaron 654 millones de pesos a esta actividad (70 pesos en promedio por hogar). Además, los hombres (50.5%) apuestan más que las mujeres (24.7%).

Si bien “El Juego del Calamar” presenta una ficción donde se abusa de la vulnerabilidad de personas que han sido doblegadas por sus problemas financieros, es una oportunidad de reflexionar sobre cómo prevenir o atenuar el impacto de una situación de crisis, y cómo salir o prevenir una situación de sobreendeudamiento.

Simon Dalgleish, director de M2Crowd, plataforma de crowdfunding inmobiliario, te brinda una guía básica para prevenir y mejorar tu resiliencia financiera, así como un plan de recuperación si es que estás en una situación complicada.

Prevenir

El dicho “Más vale prevenir que lamentar” sigue y seguirá siendo una premisa básica para el manejo de las finanzas. Para no terminar con un endeudamiento que no sólo rompa tu estabilidad económica, sino también destruya tu equilibrio familiar y personal, estos son algunos consejos para ayudarte a no caer en una situación que dañe tu historial crediticio, tener que aceptar créditos caros o recurrir a mecanismos informales e, incluso, caer en riesgo de estafas piramidales.

  • Revisa tus finanzas de acuerdo a tus ingresos y gastos de un mes.Esto te permitirá saber en qué y cuánto estás gastando tu dinero. Puedes apoyarte en un archivo Excel o alguna app para hacer un presupuesto mensual y tratar de no salirte de él.
  • Reduce gastos innecesarios. Elimina algunos “gastos hormiga”, estas fugas de dinero se presentan como pequeños consumos diarios (antojitos, cigarros, refrescos, botellas de agua o hasta plataformas de streaming que no necesitas), que parecen no implicar grandes problemas en las finanzas, pero si los sumasequivalen a una cantidad importante de tus ingresos.
  • Organiza tus finanzas.Un modelo sencillo para que manejes tu capital es utilizar la regla 50-30-20. Cuando tengas algún ingreso, repártelo inmediatamente de la siguiente manera: la prioridad es destinar un 20% a una inversión o ahorro, un 50 % a tus necesidades básicas y un 30% para tus gustos personales. Retira el dinero de inversión y ahorro desde el inicio, no al final de la quincena.
  • Ten un fondo de emergencia.Del dinero que destines para el ahorro, reserva una cantidad para cubrir alguna urgencia. Según datos del estudio Global Benefits Attitudes Survey, de Willis Towers Watson, a un número significativo de empleados le costaría trabajo reunir dinero para un gasto de emergencia. En México, el 37% de los trabajadores sería incapaz de pagar un imprevisto. Si durante un mes o más no tienes ningún gasto inesperado, ¡no toques ese dinero! No se sabe cuándo lo podemos llegar a necesitar y este fondo puede amortiguar la primera etapa de un descalabro financiero.
  • Tener una tarjeta de crédito.Manejar una tarjeta de crédito te ayudará a controlar ciertos gastos, puedes dejar a meses ciertas compras, además empezarás a generar una buena reputación financiera para abrirte las puertas a créditos automotrices o hipotecarios. Sólo recuerda: no es una extensión de tu sueldo, antes de utilizarla revisa tu capacidad de pago y si puedes absorber la mensualidad. No abuses de tu línea de crédito, que tus deudas no rebasen el 40%.
  • Invierte. Realiza inversiones a largo plazo, esto te permitirá ver crecer tu dinero poco a poco para en un futuro gozar de una tranquilidad financiera para ti y los tuyos, sin  caer en juegos mortales.

Cómo salir de una deuda

De acuerdo con la encuesta Percepción sobre la economía mexicana, realizada por el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México (UVM), el 79% de los mexicanos tiene una deuda, ya sea con un amigo, prestamista, institución bancaria o tienda departamental. El estudio indica que el 20% de quienes deben, consideran que pagar fue fácil; mientras que para 59% saldar la deuda resultó complicado.

Si en algún momento corres el riesgo de no poder cumplir tus compromisos, o ya estás en una situación donde no puedes pagar tus deudas y empiezas a acumular intereses, llamadas constantes de acreedores, o incluso caes en cartera vencida; no es algo que puedas solucionar de la noche a la mañana, pero con planeación, disciplina y orden, puedes regresar al equilibrio.

  • Analiza la deuda.Revisa cuánto es lo que debes y a quienes, cuánto te cuesta esa deuda y su estado actual: al corriente, con atraso, en cobranza, etc.
  • ¿Cuánto puedes pagar?.Antes de renegociar tu deuda o intercambiarla por un crédito con un plazo diferente, es importante que definas realmente cuánto dinero tienes para cubrir tus deudas.

○    Estudia si puedes tener una vía de ingreso adicional. Ya sea que puedas obtener un trabajo extra, ingresos por proyectos freelance, o simplemente cancelar algunos hábitos: café, cigarros, ropa, etc. Recuerda que estás en una emergencia y no hay tiempo para lujos ni justificaciones.

○    Establece cuáles son tus gastos primordiales al mes. Es esencial que conozcas cuáles son tus gastos básicos para hacer una jerarquización y reducir la mayor cantidad de egresos que puedas.

  • Ten un plan y ejecútalo con disciplina.Ya sea que vayas por consolidar tus deudas, negociar con el banco una prórroga o incluso la reducción de tu deuda, tendrás que hacer pagos, aquí debes tener un plan para cubrirlos. Puedes apoyarte en el método de la bola de nieve creada por el experto en finanzas Dave Ramsey, este modelo explica que debes ordenar tus deudas de la menor hasta la mayor, cubrir tus pagos mínimos y usar tu ingreso extra para pagar la deuda más pequeña antes de pagar las más grande (conforme vas liquidando cada una, aumentas tu cantidad disponible para pagar, por ello el nombre de bola de nieve), de esta forma lograrás conseguir pequeñas victorias que te librarán de tu endeudamiento
  • No recurras a soluciones fáciles:s. Perder control deuna deuda económica puede generar ansiedad, estrés y hacernos sentir acorralados por falta de liquidez, lo que nos lleva a considerar préstamos informales que son caros.Cuidado si caes con usureros y sus intereses muy altos, ellos se aprovechan de la urgencia de la gente. Otra práctica es empeñar o vender cosas y correr el riesgo de perder nuestros bienes o malbaratarlos; o incluso, como se ve en la serie de “El Juego del Calamar”, también hay quienes piensan que la solución es alcanzable por un golpe de suerte, jugando a la lotería.
  • NO caigas en la trampa de “los gustitos”. Mientras estás pagando tus deudas surgirán las oportunidades de un nuevo crédito, o que quieras darte unas vacaciones o comprar algo porque has hecho un gran trabajo. Recuerda: aunque haya pasado el primer huracán, sigues en una situación de emergencia, nada de derroche hasta que salgas.

Cómo hacer que nunca suceda de nuevo

Si ya estás libre de toda deuda, o ya representan menos del 40% de tus ingresos y los pagos están a tiempo y en control, es hora de mantener esos buenos hábitos. No dejes de realizar un presupuesto y ejecutar acciones que te lleven a tener una mayor libertad financiera, esto debe ser sí o sí una regla inamovible. Además de contar con una buena planificación, aprovecha para poner a trabajar tu dinero. A la larga, contar con buenos hábitos financieros te dará más frutos y una tranquilidad emocional. Algunos tips son:

  • Vive de forma frugal.Sé prudente y moderado con tu dinero, evita gastar más de lo que ganas. Reduce tus gastos al mínimo sin ser tacaño.
  • Aprende sobre finanzas personales. Aprovecha que en Internet existen varios cursos gratis de cómo manejar nuestras finanzas,consulta libros, sigue a columnistas, nunca es tarde para empezar a tener un buen manejo de nuestro capital.
  • Crea un fondo de retiro para tiy tus hijos. Puede sonar a algo muy lejano, pero es fundamental ahorrar para no solo garantizarnos a nosotros una tranquilidad financiera que solvente nuestra vejez, sino tener la seguridad educativa que nuestros hijos requieren. El mejor regalo que les puedes dar a los tuyos es que no repitan tus errores financieros.
  • Cuentacon un fondo de emergencia. No sabemos cuándo estaremos nuevamente en una situación de riesgo. Los gastos no planeados deben tener un apartado propio, ya que esto nos protegerá para atender cualquier emergencia médica, del hogar o del automóvil, sin ponernos en riesgo tu estabilidad.

También te podría gustar...