Los cajeros automáticos son una pieza clave para la inclusión financiera en México

De acuerdo con Auriga, proveedor internacional de soluciones tecnológicas para la banca omnicanal, los cajeros automáticos (ATM’s) son la fuente con mayor disponibilidad para aumentar la inclusión financiera en México, incluso en zonas sin acceso a servicios bancarios. Para lograr su seguridad y la optimización de todos sus servicios, los bancos deben implementar tecnología que automatice sus operaciones para que la interacción con el cliente sea efectiva.

Los ATM tienen la capacidad de ofrecer servicios bancarios y comunitarios, como la gestión de cuenta, el pago de facturas y la solicitud de préstamos, entre otros. Se prevé un aumento de hasta un 18 por ciento en su base de instalación en Latinoamérica para el 2026, de acuerdo con el reporte ‘’Global ATM Market and Forecasts to 2026’’ de RBR.

Por lo tanto, invertir en la actualización de software, será la clave para que los bancos se mantengan relevantes frente al mercado mexicano. Según, Auriga es necesario que los bancos cuenten con soluciones y la infraestructura adecuada para aprovechar múltiples beneficios, como la reducción del tiempo de espera cuando un cajero automático se encuentra ‘’fuera de servicio», la baja de comisiones por el uso de cajeros distintos a la tarjeta bancaria de origen y el menor costo de administración del efectivo.

‘’Para enfrentar este reto, Auriga desarrolla soluciones automatizadas dedicadas a gestionar todas las terminales, ya sea en el interior o el exterior de las sucursales, como repartidores de efectivo, cajeros multifunción, cajeros de reciclaje, centros comerciales, entre otros. Con resultados positivos para toda la cadena del efectivo, nuestra solución puede reducir costos operativos de la banca entre un 10 y un 25 por ciento’’, mencionó Martín Espinel, Vicepresidente de Comercial de Auriga en Latinoamérica.

De igual forma, las nuevas tecnologías aplicadas a estos dispositivos permitirán evitar ataques basados ​​en la red de ATM’s. A través de la inteligencia de amenazas cibernéticas (CTI por sus siglas en inglés) se puede emplear un sistema de advertencia temprana para detectar y contener potenciales amenazas antes de que escalen. Este sistema es vital para todos los negocios, incluyendo los bancos, ya que las amenazas a la ciberseguridad se están volviendo cada vez más precisas y efectivas.

De acuerdo con el Reporte de Estabilidad Financiera del Banco de México, realizado el primer semestre de este año, 8 de los 10 incidentes cibernéticos reportados por instituciones financieras en el primer semestre del 2021 fueron específicamente relacionados con los cajeros automáticos.

‘’Los bancos deben reforzar la seguridad de su nueva red de cajeros, prevenir y gestionar fraudes cibernéticos para poder satisfacer la demanda de sus clientes quienes esperan servicios digitales más avanzados, con una respuesta rápida, segura y efectiva’’, dijo Espinel. “Además, la estrategia operativa de los bancos ahora debe unir los canales de servicio físicos y digitales, para ofrecer una experiencia multicanal eficiente y atractiva. Junto con una nueva generación de cajeros automáticos, los servicios bancarios seguirán manteniéndose a la vanguardia en el mercado’’.