LA ARGUMENTACIÓN JURÍDICA PERMITE CONSTRUIR UNA SOCIEDAD PARTICIPATIVA: IEEM

La argumentación jurídica tiene como esencia una función de orden correctiva y permite conocer el rumbo hacia la construcción de una sociedad civil participativa; por ello, se ve depositada en manos de las y los juzgadores, aunque se desarrolla en todos los ámbitos de quienes tienen relación con el gobierno o el derecho, explicó el Dr. Juan Carlos Abreu y Abreu, Docente del Centro de Formación y Documentación Electoral del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

 

En entrevista con Violeta Huerta, reportera del periódico de Marcaje Legislativo para el programa Detrás de tu voto, aseguró que el sistema de argumentación jurídica es fundamentalmente legalista, al elaborar la ley, analizar el problema jurídico, abstraerlo y generalizarlo, aunque se puede caer en algunos vicios como es el hecho de que la norma tenga alguna laguna, sea ambigua o no explique con claridad lo que se quiere regular.

 

Aclaró que la lógica y la retórica son los pilares sobre los que se sostiene la argumentación; es decir, pensar, formular y articular un discurso pertinente y plausible, “esto se relaciona con la evolución que han tenido en los mecanismos procesales; principalmente en los procedimientos de oralidad de los juicios, cuya interpretación está en manos de los altos Tribunales; ejemplo de ello es el Tribunal Electoral, que se encarga de hacer la interpretación al momento de resolver un problema jurídico”.

 

El Dr. Juan Carlos Abreu y Abreu, reiteró que no sólo las y los juzgadores tienen un papel preponderante en la argumentación jurídica, sino también todos los operadores jurídicos, pues en la manera en que se producen las leyes debe existir una narrativa, una argumentación sólida y coherente que permita su aplicación.

 

Respecto a cómo la argumentación jurídica aplica en materia de participación, el docente mencionó: “la sociedad civil es muy participativa en muchos escenarios democráticos, conoce de normas y trata de resolver los conflictos; y, en el caso de las organizaciones políticas, fundamentalmente se sostienen por una ciudadanía que tiene una plataforma ideológica y por quienes se expresan en los comicios o en cualquier acto democrático”.

 

El investigador añadió que es por ello que, para impulsar este tipo de participación, el IEEM tiene un área de capacitación donde una de las asignaturas relevantes es la de argumentación jurídica, con el objetivo de formar y dar pauta a quienes realizan estudios de especialización o posgrado, a fin de que tengan una noción clara del significado de la argumentación y el impacto de la misma en materia electoral.

 

Indicó que muchos abogados de hoy en día se encargan de la materia electoral, quienes manejan desde cómo promover un recurso hasta cómo llegar a una contienda a nivel del Tribunal Electoral, por lo que resulta fundamental saber argumentar correctamente con base en la normatividad.

 

Finalmente, destacó que se requiere que la sociedad civil conozca de la argumentación civil en la medida en la que cada vez es más exigente para que exista un lenguaje ciudadano, liso y llano que se pueda entender con mayor claridad; por ello, una de las finalidades de la argumentación jurídica es articular un discurso que pueda ser abierto y no implique excesos de carácter técnico o signifique la posibilidad de que el ciudadano omita por no entender lo contenido dentro de una norma o determinación judicial.

 

Este programa y todos los de la serie Detrás de tu voto se encuentran disponibles en YouTube con el usuario IEEM Oficial.

También te podría gustar...