Hyundai impulsa el sistema MIAF

Spread the love

Como parte de su visión de marca Progreso para la Humanidad para favorecer el uso de tecnologías limpias, conectadas, sustentables y lograr el objetivo de neutralizar la huella de carbono en toda su cadena de valor para el año 2045, Hyundai Motor de México colabora con Ayuda en Acción de México, organización internacional sin fines de lucro con más de 25 años de presencia en el país, implementando estrategias que disminuyan las brechas de desigualdad, una de ellas es el sistema MIAF que impulsan en comunidades de la región Sierra Nevada en Puebla.

El sistema de Milpa Intercalada con Árboles Frutales (MIAF) es una tecnología multi objetivo implementada en sembradíos que tiene como propósito aumentar el ingreso neto y el empleo familiar de los pequeños productores, además de proteger el suelo contra la erosión, para así facilitar la captación hídrica e incrementar la captura de carbono.

Gracias a este innovador método desarrollado en México por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y el Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas, se incrementa el contenido de materia orgánica, la captura de carbono, contribuyendo a la conservación y reconstrucción de ecosistemas. Además, ayuda a fortalecer el mercado local y regional, incorporando otros productos que pueden comercializarse y/o aprovecharse para el autoconsumo e incorporar dinámicas que integran a las familias.

“Una de las grandes satisfacciones que tenemos con el sistema MIAF es saber que las próximas generaciones no van a heredar la pobreza en la que vivían sus abuelos o padres, sino al contrario, heredan un conocimiento que los seguirá ayudando a salir adelante como emprendedores con un ingreso digno y sobre todo con una mentalidad y filosofía para ver por el bien común del ecosistema y de las demás personas como un todo», enfatiza Tania Rodriguez, Directora de Ayuda en Acción de México.

Según datos de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, mientras con el cultivo simple de maíz el pequeño agricultor obtiene una ganancia neta anual de entre $1,700 a $12,500 pesos por hectárea, con el MIAF la recaudación es de alrededor de $70 mil pesos por hectárea, produciendo un aumento significativo en el ingreso familiar de los productores que beneficia a toda la comunidad.

Desde 2020 Ayuda en Acción de México proporciona y capacita sobre un correcto uso e implementación del sistema a más de 200 productores de las comunidades de Santiago Tochimizolco, San Miguel Tecuanipa, San Mateo Ozolco, San Lucas Atzala y San Andrés Calpan, quienes transmiten a las futuras generaciones el conocimiento adquirido para darle continuidad a largo plazo.

“Cuando conocimos el proyecto del sistema MIAF nos impresionó por varias razones. En primer lugar por ser una tecnología que con técnicas tan sencillas produce grandes cambios y repercusiones en los ecosistemas para reducir la huella de carbono pero sobre todo, por la forma en la que hace tangible el progreso, activando la inclusión en la cadena de producción y el crecimiento en las comunidades por medio del conocimiento. En Hyundai compartimos este tipo de valores y estamos comprometidos en seguir fomentando iniciativas como ésta de la mano de Ayuda en Acción de México.” menciona Edgar Carranza, CEO de Hyundai Motor de México.

¿Cómo funciona el sistema MIAF?

Consiste en establecer hileras de árboles frutales en la milpa en sentido perpendicular a los sembradíos, los cuales están adaptados para tener presencia en terrenos planos o con pendiente.

Los sembradíos pueden ser de semillas nativas de la región para la milpa, en combinación con árboles frutales que sean o se adapten a la zona.

¿Cómo beneficia al medio ambiente?

Intercalar la siembra de árboles frutales con maíz y comestibles como leguminosas disminuye el daño de plagas.

Se controla la erosión hídrica del suelo y, con ello, se logra un uso más eficiente del agua de lluvia en el corto, mediano y largo plazos.

La presencia de mayor diversidad de plantas con flores favorece la presencia de polinizadores e insectos benéficos.

Hace posible que las comunidades puedan disponer de agua todo el año, además de mejorar la calidad y cantidad de sus cosechas.

Disminuye la pérdida de suelo, incrementando la materia orgánica de la tierra y, en consecuencia, mitigando el cambio climático.

Hyundai Motor de México y Ayuda en Acción de México invitan a todos a conocer y sumarse a sus iniciativas.

También te podría gustar...