Descalabro total: Los caballeros del Zodiaco

Spread the love

Los caballeros del Zodiaco es una de las series de anime más populares a nivel mundial en las últimas décadas, aquellas historias míticas que conocimos de la mano del maestro Masami Kuramada repleta de drama, violencia, dolor y triunfo. A principios de los 90´s los caballeros del zodiaco estaban por todas partes, con niños (y no tan niños) gritando; ¡Dame tu fuerza Pegaso! Compartiendo cuál caballero era su preferido y repitiendo una y otra vez algunas de las escenas más emblemáticas del anime. Hoy 27 de abril esa base gigante de fanáticos en México podrá disfrutar (o no) la película live action de los caballeros del zodiaco.

 

 

 

Hoy se estrena en México su adaptación live action; “Knights of the Zodiac”, dicha película desde un principio no pintaba nada bien, ya que, desde el primer tráiler, la audiencia se encontraba muy dividida. Siempre intento ser muy objetivo, así como positivo hacia las películas de las que hablo, pero en esta ocasión me ha costado bastante encontrar buenos aspectos dentro de esta entrega que cargaba en sus hombros un legado enorme. Y es que, cada vez que se menciona sobre el proyecto de una película live action basada en un anime, es imposible no pensar en la espantosa Dragon ball: Evolution y a pesar de que esta película dirigida por Tomasz Bagiński y protagonizada por Mackenyu Arata, Madison Iseman, Famke Janssen, Diego Tinoco, Sean Bean, Mark Dacascos, Nick Stahl y David Torok, entre otros, no cae tan bajo, tenía mucho que mostrar y no consigue hacer nada con tanto.

Y aunque los primeros treinta minutos de la película son buenos, se presentan a los personajes principales como Seiya, un adolescente con una misión muy clara en la vida: encontrar a su hermana. Hace años, una familia se separó cuando una organización nefasta buscó al Elegido destinado a llevar la armadura de bronce. Por supuesto, Seiya no sabe que su destino es un héroe legendario, por lo que su búsqueda lo obliga a viajar por el mundo en batallas secretas para ganar unos pesos en lugar de morir de hambre. Dos organizaciones importantes, los que se robaron a la hermana de seiya y los liderados por Alman Kiddo, que adoptó a una niña caída del cielo que es la elegida por la diosa Atenea. Hasta aquí, aunque con sus libertades, todo tranquilo.

Aquí es donde aparecen los cyborgs. escenas en carros con armas de fuego. Exacto algo ya va mal desde aquí, por un momento creí que estaba viendo “Duro de matar” o “Rápidos y furiosos”.

Entre más avanza la película más se siente la falta de un hilo conductor que pueda amarrar todos los elementos en pantalla, y las secuencias de acción tampoco ayudan mucho… sobre todo por lo exagerado de los eventos y las pocas o nulas consecuencias que tienen en la historia. Y es que nunca termina por haber consecuencias de las micro historias que se cierren en esta película, parece ser que todo lo responderán en futuras entregas de Caballeros del zodiaco. de verdad creen que con esta película podrán llegar a las seis películas que esperan sacar de la “Exitosa saga” que acaba de nacer. Mucha suerte.

Sin entrar tanto en el tema, las actuaciones son malas, el protagonista Mackenyu Arata no trasmite nada, un personaje buscando respuestas, pero solo en el guion, ya que su cara no demuestra nada. Me duele ver a Actores consagrados caer aquí como Sean Bean y Famke Janssen a quien por momentos parecía que alguien había hecho un Fanedit de Xmen de principios de los 2000, personajes que pasan sin pena ni gloria y que se supones cargarían mucho de la historia.

No todo es malo y por eso hay que mencionarlo.

Las coreografías, aunque demasiado occidentales me parecieron de lo mejor del filme, algunos momentos de comedía, quizá. Involuntaria le dan respiro al filme y quizá el toque de fan service que salvara la película para quien pague por verla; El montaje de entrenamiento entre seiya y Marin es de lo mejor, desde el vestuario, escenografía y la verdadera esencia que toda la película debería de tener.

En conclusión, si a esta película no se titulara; Caballeros del zodiaco, no habría tanto problema. El gran tropiezo fue querer hacer una película con vida propia de una de las sagas con más tradición a nivel mundial, película que, de haber seguido la gran historia de su primera temporada en el anime, sería todo un éxito, a lo Super Mario Bros; tomar lo representativo y lo que la gente más quiere, no tocarlo de más. Desastrosamente este, no es el caso y volvemos a estar frente a una de las peores adaptaciones de un manga, junto con Dragon Ball: Evolution. Ve la película bajo tu propio riesgo, quizá a ti te encante y eso es muy respetable.

Sinopsis:

«Seiya (Mackenyu), un voluntarioso adolescente callejero, pasa el tiempo luchando por dinero en efectivo mientras busca a su hermana secuestrada. Cuando una de sus peleas desata los poderes místicos que jamás imaginó poseer, Seiya se ve catapultado a un mundo ocupado por santos belicosos, entrenamientos mágicos y ancestrales e incluso una diosa reencarnada que exige su protección. A fin de sobrevivir, Seiya deberá aceptar su destino y sacrificarlo todo para ocupar su legítimo lugar entre los Caballeros del Zodiaco».

Tráiler:

También te podría gustar...