Akamba, una noche mágica entre agaves

Spread the love

Akamba 2023 mostró una vez más porque es uno de los festivales más icónicos de nuestro país, no sólo por su conciencia ecológica y paisajes espectaculares, sino por reunir lo más interesante de la música electrónica y romper todos los récords de asistencia con un lleno total con más de 10,300 asistentes.

Los asistentes gozaron en los majestuosos campos de agave, bailando con los beats hipnotizantes de Nicola CruzPolo & PanMonolinkBob MosesMoodymanBreakbot & Irfane y Jan Blomqvist, entre otros.

Esta cuarta edición volvió a ser una celebración a la naturalezaa los cuatro elementos y las ganas de pasarlo de maravilla. Cada uno de los artistas invitados incendió el espíritu del público, que bailó, literalmente, hasta el amanecer. Las luces cubrían al talento y al público, mientras que las pistas de baile quedaron bajo el influjo de los visuales coordinados con los sintetizadores y la música electrónica, que todos los asistentes bailaron y corearon sin parar.

Pese a la venta de todas las entradas disponibles, el público asistente pudo desplazarse sin complicaciones entre un escenario y otro, no hubo filas interminables en ningún lado y la gente se lo pasó como en pocos eventos de este tipo.

La vestimenta de las personas es, sin duda, uno de los elementos que hace que Akamba sea un festival totalmente icónico, como una pasarela de la Met Gala, sólo que en una especie de realidad alterna postapocalíptica: outfits provenientes del futuro, sombreros de todo tipo, vestidos de red o cortes innovadores, collares exóticos, botas vaqueras, camisas vaporosas y todo tipo de vestimentas dignas del escenario que rodeaba a esta tribu perteneciente a otra dimensión, una llena de luces neón, láseres y beats imposibles de desobedecer.

Los grupos que destacaron por la forma en la que prendieron el ambiente del festival fueron Polo & Pan, Bob Moses, Monolink y Yosoymatt, dj local recibido con mucho cariño por parte del público.

Además, Akamba contó con la intervención artística de Mariano Badaracco, artista de la Ciudad de México que ha dedicado gran parte de su carrera a la ambientación en clubes y eventos nocturnos, así como instalaciones sensoriales en México, Argentina y Estados Unidos. En Akamba presentó la pieza “El espíritu del agave”.

Asimismo, la gente disfrutó de dos piezas de Ruptor, colectivo de la Ciudad de México que se define como una consultora de cosas raras y soluciones en el diseño, arte  entretenimiento: “Teseracto”, una escultura monumental en forma de cubo, con luz y humo durante la noche; y “Cacaya”, un homenaje a la flor del agave.

La oferta gastronómica también fue muy bien recibida por parte del público, ya que las propuestas de Esquites DurangoFurter Dogos GourmetKarne Garibaldi –propuesta local que gozó de un éxito rotundo-, Papa ChecoJolly MollyLupes BBQHelados de la Panga, entre otros, explotaron los sentidos e hicieron a los asistentes disfrutar al máximo en un evento mágico, lleno de emociones que pocos festivales hacen sentir.

Cabe mencionar que el tren Akamba Express, para quienes llegaron al festival en este transporte incomparable, se trató de un trayecto amenizado en esta ocasión por los beats de Breakbot, y una experiencia que recomendamos en su totalidad, a través de un terreno totalmente mexicano, un cielo absolutamente despejado y un ambiente perfecto para llegar al festival con la mejor actitud.

Para aprovechar al máximo el escenario incomparable de su campo de agave, Cuervo Tradicional presentó el Bar Cristalino, un espacio orgánicamente pensado para extender la experiencia sensorial de los asistentes, ya que no se trató de la típica barra para pedir bebidas hechas con tequila. El diseño fue hecho 100% de agave e incluyó lugares para relajarse, un beerpong gigante y otras actividades, además de preparar diferentes cocteles como el Doble PlataDoble CristalinoDoble AkambaDoble ReposadoPaloma LigeraPica Pica San Laurel.

También te podría gustar...