¿Cómo la crianza positiva ayuda a educar a los hijos sin violencia?

Spread the love

Fundación JUCONI México, enfocada en atender y prevenir la violencia en niñas, niños, adolescentes y sus familias, en conjunto con el Gobierno Federal y otras Organizaciones de la Sociedad Civil, presentaron los resultados de la consulta “Madres, Padres y personas cuidadoras opinan sobre la crianza positiva”, una encuesta para conocer las prácticas de crianza positiva utilizadas en el proceso de cuidado cotidiano de los hijos.

La encuesta realizada a más de 35 mil madres, padres y personas cuidadoras reveló diversos datos sobre la forma de crianza utilizada en las familias mexicanas. Entre ellos se encontró que 85% de las personas cuidadoras está en contra del castigo corporal como forma de criar o educar, sin embargo, 52.2% de los padres encuestados se mostraron a favor de utilizar nalgadas para corregir el comportamiento de sus hijos.

Esta situación refleja la normalización de la violencia que se vive en el seno familiar, en el que las agresiones, gritos o palabras ofensivas son comunes para buscar educar y disciplinar a los hijos.

De acuerdo con Fundación JUCONI, madres y padres esperan que sus niñas y niños en edades muy tempranas puedan regularse emocionalmente y tengan un buen comportamiento, sin embargo, en la primera infancia niñas y niños experimentan transiciones que evocan emociones intensas que son un reto manejar para las personas adultas, por lo que es una labor que requiere paciencia y control de emociones.

“Hay una falsa creencia que las niñas y niños presentan problemas en su comportamiento y las habilidades escolares, por una decisión propia, vale la pena tomarse un tiempo para reflexionar si estas di­ficultades son consecuencia de una crianza no responsable y respetuosa”, explicó Israel Cruz, asesor del Instituto JUCONI.

De acuerdo a la consulta, para la disciplina de sus hijos, el 86.2% de los encuestados utiliza como primera opción correctiva explicar a niños, niñas y adolescentes por qué no deben comportarse mal; como segunda, con un 29%, limitar algo que les gusta, y con base en el mismo porcentaje, no dejarles ver o quitarles algo que les guste.

No obstante, la narrativa violenta está presente en nuestra vida cotidiana. Casi la mitad de los encuestados valida afirmaciones sobre el uso de nalgadas para corregir a los hijos, así como una forma de formar mejores seres humanos o que la delincuencia empezó desde que les quitaron la autoridad a los padres y los maestros.

Ante esta situación Fundación JUCONI hace un llamado a la implementar la disciplina positiva, que implica pensar en las necesidades de las niñas y los niños. Se trata de un estilo de vida que dignifi­ca y fomenta respeto a la niñez y adolescencia en donde se logra en ellos un desarrollo pleno de habilidades y aprendizajes cotidianos necesarios para el resto de su vida.

“Todavía necesitamos trabajar en un cambio cultural en que podamos tener una educación hacia los hijos de forma positiva. Gracias a la encuesta pudimos encontrar que entre los 35 y los 45 años los padres necesitan más orientación pues es cuando están en la transición de hijos que se encuentran en etapa escolar a hijos adolescentes”, señaló Diohema Anlleu, Directora de Incidencia de Fundación JUCONI.

Promover una educación positiva en niñas y niños construye una noción de cuidado interno, indispensable para su desarrollo en la etapa adulta, un eslabón importante para construir sociedades armoniosas basadas en el respeto.

Corrección de estilo y edición de texto por Luis Daniel Carreto N.

También te podría gustar...