Robos, desabastos y comercio en redes sociales disparan mercado “pirata” de medicinas

Spread the love

La industria farmacéutica observa nuevos fenómenos tras la pandemia y durante el periodo pospandémico, en un comportamiento que originó un escalamiento del mercado ilegal de medicinas, una problemática que en México se estima superó los 32 mil millones de pesos al cierre de 2022, explicó el presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (UNEFARM), Juvenal Becerra Orozco.

Al inaugurar el 13 Congreso Nacional Farmacéutico, el líder empresarial detalló que este comportamiento representa hasta un 3% de incremento respecto a los años de 2020 y 2021, en donde el comercio irregular representaba entre 7 y 8% del mercado farmacéutico mexicano, el cual se estima en alrededor de 300 mil millones de pesos anuales.

“Hay toda una transformación que observamos en el comportamiento global del mercado farmacéutico. Por un lado, los desabastos de diversos medicamentos, adicionalmente, un incremento en la demanda de diversos insumos, esto detonó en un repunte en los robos de distintos fármacos, es decir, la pandemia originó toda una reorientación que la delincuencia aprovechó, por lo que el año pasado el comercio ilegal representó un monto de 10% del valor del mercado farmacéutico mexicano”, explicó.

Becerra Orozco detalló que hay ciertos fenómenos que llaman la atención en la forma de operar en el mercado ilegal: “Hasta antes de la pandemia y durante la pandemia, la generalidad del mercado irregular ponía atención en medicamentos para atender enfermedades crónico-degenerativas, sin embargo, en este 2023 comenzamos a observar mayores casos de falsificación de productos de libre venta como analgésicos, antiinflamatorios, antidiarreicos y antiácidos”

El líder de UNEFARM acotó que estos productos falsificados son de medicamentos e insumos que se encuentran entre el top 50 de los más solicitados por la población, por lo que a pesar de tener precios mucho menores a los de receta médica, son más sencillos de comercializar y más rápidos de desplazar, lo cual se convirtió en un área de interés para la delincuencia.

Ante ello, dijo, es fundamental la labor que están realizando las autoridades sanitarias, en conjunto con los diversos laboratorios nacionales y trasnacionales, así como con las fiscalías federal y estatales, en donde a través de la coordinación, se logran detectar los lotes irregulares, se determinan sus características ilícitas y se informa al entorno farmacéutico para estar alertas.

“Es fundamental la coordinación entre autoridades, laboratorios, distribuidores y farmacias, ya que, a través de la comunicación horizontal, se permite alertar a la población sobre estos insumos.

Resaltar que este comportamiento del mercado ilegal se viene dando a nivel internacional, en donde el uso cada vez más indiscriminado de redes sociales y páginas web momentáneas hace que el mercado ilegal se dispare”, indicó.

Juvenal Becerra reiteró el exhorto a acercase a sitios establecidos para adquirir medicamentos e insumos para la salud y agregó que dentro del mercado ilegal se han ubicado medicinas falsificadas, muestras médicas, medicamentos robados y medicamentos caducados.

Son diversos fenómenos que se interconectaron durante la pandemia y el periodo pospandemia, pues ante el crecimiento de la demanda y el desabasto de algunos insumos incluso por situaciones internacionales, crecieron los robos de medicamentos, sobre todo durante el traslado para su distribución en farmacias, es decir, la delincuencia en las carreteras también impactó al sector, en carreteras como México-Querétaro y México-Veracruz, explicó.

De acuerdo con los registros de reportes de medicamentos robados o falsificados recibidos en la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en 2018 se recibieron 26; en 2019, 46; en 2020, 79; en 2021 fueron 187 y en 2022 recibió 218, fenómeno que de acuerdo con Becerra Orozco se espera tenga una retracción gracias a la coordinación entre los diversos niveles de gobierno y el sector farmacéutico, así como por la propia estabilización del mercado en el periodo pospandemia.

Acompañado por diversos liderazgos y especialistas del sector farmacéutico, así como de autoridades, el líder de la UNEFARM destacó que en contraparte, el mercado farmacéutico mexicano tiene diversas proyecciones de crecimiento, en un sector que genera más de 120 mil empleos directos y 600 mil indirectos al año.

“Hay una estimación de crecimiento anualizado de entre 3 y 4% del mercado mexicano, específicamente el referente al de medicamentos genéricos, en área que va abriendo oportunidad en Centro y Sudamérica. La estimación es que al cierre de 2023 se hayan producido en México alrededor de 5 mil 800 millones de piezas de medicamentos genéricos. Aprovechar para anunciar que el 23 de noviembre tendremos la Feria Nacional del Medicamento Genérico”, comentó.

Señaló que el modelo de farmacia independiente mexicano genera interés para su réplica en otras naciones, por lo cual recientemente farmacéuticos de Chile y Guatemala estuvieron en México para conocer más sobre el sistema punto de venta, donde se interconecta a laboratorios, distribuidores y farmacias, en tecnología que también contribuye a tener un mejor control de procedencia de cada medicamento.

También te podría gustar...