‘Morada de dioses. Los componentes anímicos del cuerpo humano entre los mayas clásicos’, de Erik Velásquez García

Spread the love

Fondo de Cultura Económica

La morada de dioses a la que este libro se refiere es el cuerpo huma no, conglomerado proteico de materialidades con diverso origen. Dueños de una personalidad antropoica (conocen, disciernen, actuan sobre el cosmos a voluntad, tienen empatía y valores sociales, trabajan, se cansan y se comunican con los creyentes), los dioses mayas son seres maleriales pero imperceptibles con los sentidos, anteriores a la creación del mundo, que se proyectan y desempeñan funciones diferentes en los distintos ámbitos del espacio-tiempo, incluyendo el interior del cuerpo humano (alma). Dentro de esa morada de tejidos (carne y huesos), ejercen poderes de forma limitada, animando al humano que habitan y dotándolo de una conciencia disgregada, aunque interconectada. Tanto los dioses-almas como las fuerzas impersonales pueden salir o entrar en el cuerpo, estar al mismo tiempo dentro y fuera de él, perderse, disminuirse o añadirse de forma estable o pasajera (otorgando al hombre poderes y percepción extraordinarios), de lal suerte que asistimos a una imagen del cuerpo humano intrincada y alejada de la occidental, donde lo anímico y lo corpóreo no están separados y la muerte no es un acto punlual, sino un proce. so que concluye en la disolución de los componentes: los tejidos dan lugar a nueva vida vegetal, mientras que el alma esencial de los no bles logra su apoteosis celeste. Así pues, en este libro se escudriñan los componentes corporales de los mayas clásicos mejor documenta dos a través de las imágenes y los jeroglifos, esbozando la idea de un vecindario politeísta que circula por la sangre.

También te podría gustar...