Conoce al mexicano que descubrió su pasión en la Nissan GT Academy

Spread the love

Es otoño de 2016 en Inglaterra. Las ráfagas de frío viento abrazan a cada persona que se encuentra dentro del Circuito de Silverstone antes de comenzar la carrera. Ahí está Johnny Guindi, el mexicano finalista que compite por hacer historia y convertirse en campeón de GT Academy International.

Es la última competencia como parte del programa Nissan GT Academy en colaboración con el videojuego Gran Turismo, en la que cientos de personas de todo el mundo compitieron para cumplir el sueño de convertirse en pilotos profesionales.

Minutos antes de comenzar la carrera, el ambiente es tenso. Los pilotos finalistas comparten un fin común: ganar. Todos portan su traje especial y casco. Johnny ya está dentro de un Nissan GT-R 370z -su favorito- concentrado para desafiarse a sí mismo.

Lo único que se escucha es el rugir de los deportivos que están a punto de arrancar. Y se siente la emoción de culminar una historia que comenzó en un juego.

Del mundo virtual al circuito cerrado

Guindi comenta que, a diferencia de otros participantes, su caso fue totalmente extraño, ya que su amor por los motorsports nació a la par de su paso por la competencia de GT Academy. Durante su infancia y adolescencia nunca imaginó poder tener una carrera como piloto profesional porque era un sueño tan lejano que ni siquiera había cabida para imaginar ser parte del mundo de la velocidad.

Fue en 2013 cuando Johnny se convirtió en un gran fanático de los simuladores en su PC y cada vez que podía pasaba horas corriendo carreras virtuales. Ahí comenzó a adquirir la experiencia que le ayudó a clasificar en la competencia de GT Academy y Gran Turismo en 2016.

Dos meses duraba la clasificatoria y aunque Guindi entró un mes después consiguió posicionarse como uno de los mejores participantes desde su primer día. “En todo el proceso, realmente yo no esperaba nada porque sentía que no tenía suficiente experiencia. En un principio hacía todo por diversión, pero durante ese mes clasificando logré ir mejorando mis tiempos y me di cuenta de que era bueno haciendo esto”, comenta.

Guindi y cinco mexicanos más clasificaron para GT Academy en 2016. Caba resaltar que México fue un importante actor durante este movimiento. Gabriel Ortiz, Lorenzo Goicoechea, Gonzalo Castro, Oscar Jaime, Enrique Rodríguez, Ricardo Guerrero, Jake Vite, Francisco Fernández, Jorge Solórzano y Aarón Miranda participaron a lo largo de los ocho años de operación de este programa.

Y fueron dos mexicanos quienes lograron posicionarse en el primer lugar en el pódium: Ricardo Sánchez en 2014 y Johnny Guindi en 2016.

Johnny comparte que la clasificatoria fue una experiencia sumamente divertida y emocionante que constaba de manejar autos reales, retos físicos y partidas de Gran Turismo. “No me presioné durante la competencia y eso me ayudó a poder seguir avanzando porque no tenía estrés. Solamente disfrutaba cada momento y daba lo mejor de mí”, comparte. El verdadero reto comenzó después de ganar GT Academy International 2016.

El después GT Academy: el comienzo de la formación profesional

“El verdadero reto fue quedarme en Inglaterra y entrar al Programa de Pilotos de Nissan donde nos traían ocupados todo el tiempo. O estabas entrenando en el gimnasio para el entrenamiento físico, en la pista o en el simulador. Esto fue por cuatro meses seguidos”, comentó Guindi.

Menciona que fue difícil dejar a su familia y poner en pausa la universidad, “pero valió la pena 100%”, añade. Johnny comenta que el poder manejar cada ocho días en pista fortaleció su práctica como piloto.

El haber sido parte de una experiencia como ésta fue un hito en la vida del piloto mexicano “no solo tiene que ver con manejar, el hecho de ganar una competencia tan grande como esta me cambió como persona. Te da convicción y piensas en todo lo que puedes hacer o hasta dónde puedes llegar. Todo fluía mejor en todos los aspectos de mi vida por haber adquirido más confianza en mí”, comparte.

Descubriendo su pasión

Al egresar del Programa de Pilotos de Nissan, Johnny regresó a México para terminar con sus estudios. Entre 2020 y 2022 Johnny pudo seguir corriendo en la Fórmula 4 en Estados Unidos y en e-sports (simuladores) donde, hasta el día de hoy, aplica todo lo que aprendió tanto en la competencia, como con Nissan en su formación profesional. Ahí ganó el campeonato Skip Barber Formula Race Series en 2020 y 2021.

Johnny reconoce a Nissan por haber implementado un programa como GT Academy junto con Gran Turismo porque es una manera de democratizar los motorsports y elegir a los talentos de una manera más orgánica, ya que en el mundo de hoy este deporte es económicamente elevado y no todos pueden tener acceso a él.

Durante 2023, Johnny sigue recurriendo a todo lo aprendido con Nissan, pues desde 2018 ha sido coach de pilotos profesionales, adultos que lo toman como hobby y niños en México y Estados Unidos. “Encontré algo que me gusta, incluso más que correr autos yo mismo. Encontré una manera más adecuada para mí de seguir en esta industria. Para hacer esto necesitas mucha preparación. A mí me sirvió mucho haber llegado sin saber nada y aprender de los mejores de Nissan”, señala.

A ocho años de su finalización, este programa sigue vigente en el mundo de los motorsports y se inmortaliza en la pantalla grande con el estreno de la película Gran Turismo: de Jugador a Corredor que bosqueja la historia de uno de los campeones de la competencia (2011) Jann Mardenborough.

Pese a que cada historia es única, el filme engloba los retos, las dificultades y las oportunidades que brindó el programa por casi una década y que contribuyó a cumplir los sueños de apasionados y a muchos a descubrir su propósito, como le sucedió a Johnny Guindi.

También te podría gustar...