Con las Eco Jornadas LTH aprende a crear un huerto casero

Spread the love

Las Eco Jornadas LTH tienen un impacto que va más allá de la sensibilización sobre la conservación y el cuidado del medio ambiente, ya que lo aprendido puede llevarse a otro nivel. Como parte de las dinámicas que se hacen en los talleres, está el obsequiar a los participantes una pequeña maceta en forma de batería para que ellos mismos en su casa siembren y cuiden alguna planta de la especie que les agrade. Con esta maceta, se puede dar inicio a la creación de un huerto casero que les pueda proporcionar alimentos complementarios, como plantas medicinales, condimentos, vegetales o flores y fomentar de esta manera la gastronomía sostenible.

En la actualidad, el arte culinario fusiona la pasión por la comida con la responsabilidad ambiental; y una parte fundamental de comer bien cuidando el planeta, es la elección de ingredientes. En un mundo que enfrenta desafíos ambientales y sociales, tomar conciencia de la forma en que preparamos nuestros alimentos puede tener un impacto significativo en la salud del planeta y en la nuestra.

Durante las Eco Jornadas LTH se llevan a cabo talleres vivenciales que incluyen actividades como pláticas, juegos y dinámicas donde los menores aprenden sobre el cambio climático y cómo evitarlo, sobre la conservación y cuidado del medio ambiente a través de la ejecución de un programa de educación medioambiental que se realiza de manera permanente en parques, áreas naturales y escuelas.

Dichas jornadas son parte de las acciones de responsabilidad social y compromiso con el cuidado del medio ambiente, de la marca líder de baterías LTH, de la empresa Clarios México, que realiza desde hace 13 años.

Así es como las Eco Jornadas LTH pueden impactar más allá de solo un programa de educación ambiental.
Aquí algunas recomendaciones para practicar la gastronomía sostenible en nuestro día a día

  1. Huerto Casero: puede proporcionar alimentos complementarios, como plantas medicinales, condimentos, vegetales y flores, entre otros.
  2. Adquirir productos locales y de temporada: además de apoyar el desarrollo económico, favorece la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  3. Consumir productos orgánicos: que respeten el equilibrio natural del suelo para garantizar una mayor calidad y seguridad alimentaria.
  4. Reducir el desperdicio de alimentos: planificar mejor nuestras compras y comidas para aprovechar las sobras o donar los alimentos que no se vayan a consumir.
  5. Tener una dieta equilibrada: con todos los grupos de alimentos, moderando el consumo de grasas saturadas, azúcar y sal.
  6. Valorar nuestra diversidad gastronómica: porque es una expresión cultural que refleja nuestra historia y tradiciones y contribuye a conservar el patrimonio culinario.

También te podría gustar...