A toda velocidad: movilidad sostenible más allá del auto

Spread the love

Cuando se trata de movilidad sostenible, Porsche piensa mucho más allá del automóvil. En colaboración con el astillero Frauscher, el fabricante de vehículos deportivos ha desarrollado el Frauscher × Porsche 850 Fantom Air, una innovadora lancha deportiva eléctrica que tiene el potencial de revolucionar toda una industria.

Jörg Kerner, responsable de la serie Macan en Porsche, presiona con cuidado el acelerador y el potente par del motor eléctrico entra en acción de inmediato. A continuación, mantiene una velocidad de 20.5 nudos (38 km/h), que él denomina velocidad de paseo. Y cuando vuelve a acelerar y nos acercamos a los 100 km/h, lo que uno esperaría que ocurriera simplemente no ocurre en absoluto. No se oye el rugido del motor, ni la proa se eleva en el aire. El Frauscher × Porsche 850 Fantom Air se desliza casi horizontalmente sobre las aguas del lago italiano de Garda. Postura relajada, vista sin obstáculos.

“Conseguimos esta calidad de conducción única colocando el propulsor y las baterías en la parte baja del casco», explica Kerner con naturalidad. Sin tanto ruido, no hay necesidad de levantar la voz. Hay un zumbido agradable, acompañado por el correr del agua. «Lo que más me sorprendió fue el sonido de fondo, natural y de alta calidad», dice Kerner con deleite, demostrando maniobras de giro que los barcos convencionales nunca podrían realizar.

Incluso hemos reducido el torque en los giros para mantener un control cómodo». El empuje de alta precisión y la posición estable también son perfectos para el esquí acuático y el wakeboard. «Este deporte no era posible con las pequeñas embarcaciones eléctricas disponibles anteriormente. Pero ahora sí, y sin olor a tubo de escape». La embarcación mide algo más de dos metros y medio de ancho y unos ocho metros y medio de proa a popa. «La longitud es algo bueno», dice Kerner. “Esto no sólo se aplica a las embarcaciones, sino también a los vehículos equipados con una mayor distancia entre ejes para conseguir más estabilidad y espacio». El eFantom tiene capacidad para nueve personas. Se está preparando una primera edición limitada a 25 unidades. Pueden reservarse a través de Frauscher y estarán disponibles en 2024.

Pioneros en movilidad sostenible

La idea nació en la primavera de 2021 en una reunión con Oliver Blume, Presidente del Consejo Ejecutivo de Porsche. Porsche aspira a ser una empresa pionera en movilidad sostenible para vehículos de competición, automóviles de carreteras, y mucho más allá.

El Consejo de Dirección de Porsche inició un nuevo proyecto y nombró a Philip Ruckert director del proyecto «eBoot» («embarcación eléctrica»). Junto con Porsche Engineering, se puso la primera piedra técnica. Apenas un año después, se tomó la decisión de integrar el proyecto en la serie Macan y prepararlo para la producción en serie. Desde el principio, Ruckert se puso en contacto con el prestigioso astillero Frauscher de Ohlsdorf (Austria).

«Compartimos una larga historia con Porsche», afirma Michael Frauscher, que como CEO es responsable de la producción. «En primer lugar, mi abuelo construyó barcos para las familias Porsche y Piëch. En segundo lugar, conocimos Porsche Consulting hace más de diez años. Fueron, entre otras cosas, sus consejos los que nos permitieron evolucionar desde aquel taller hasta el fabricante de éxito que somos hoy. Nos enseñaron no sólo a garantizar una producción de alta calidad, sino también a racionalizar el proceso.» El astillero de Ohlsdorf cuenta actualmente con unos 100 empleados que construyen 18 barcos al mismo tiempo.

«Y en tercer lugar, compartimos los mismos estándares de rendimiento, diseño e innovación con Porsche», afirma Frauscher. «Nuestras embarcaciones tienen que ser intransigentemente rápidas y atractivas». Frauscher lleva construyendo pequeñas embarcaciones eléctricas para empresas de alquiler desde 1955, pues ya entonces al padre de Michael le molestaba que los motores fuera de borda contaminaran el agua del mar. «Con el tiempo, fuimos la primera empresa en ofrecer propulsores híbridos e hidrógeno. Pero el eFantom es una auténtica revolución. Llevo toda la vida conduciendo barcos y éste es, con gran diferencia, el mejor que he conducido nunca. Ningún barco con motor de combustión interna podría seguirle el ritmo».

«A la idea le siguió un análisis de viabilidad», recuerda Philip Ruckert. «Durante la fase de concepto de 2021, decidimos utilizar el casco del crucero diurno Frauscher 858 Fantom Air como base e incorporar el propulsor eléctrico ultrapotente del próximo Macan totalmente eléctrico. Para lograr un equilibrio perfecto entre el motor eléctrico y el propulsor de popa, limitamos su potencia a un máximo de aproximadamente 400 kW». El Macan 2024 vendrá equipado con la nueva tecnología de propulsión PPE. La Premium Platform Electric fue desarrollada con la empresa hermana Audi y ofrece una arquitectura común para vehículos totalmente eléctricos. Cuenta con una batería de iones de litio de alto voltaje con una capacidad total de unos 100 kWh, un motor síncrono de imanes permanentes y una electrónica de potencia de última generación.

La construcción se inició en 2022.

Frauscher adaptó el casco de plástico reforzado con fibra de vidrio para situar la unidad motriz en un centro de gravedad óptimo y más bajo. Al mismo tiempo, también se realizaron ajustes en el centro de desarrollo del Macan en Hemmingen, cerca de Stuttgart.

Todos los componentes de alto voltaje -el voltaje típico de Porsche es de 800-, incluida la batería, se incorporaron sin modificaciones, al igual que el sistema de carga con toma de carga rápida a bordo. Todas las piezas activas del motor eléctrico encajan perfectamente, pero no la cubierta. En lugar de pedales, la embarcación incorpora un acelerador. La potencia no se transfiere a las ruedas, sino del motor eléctrico a la hélice a través del eje del sistema de propulsión.

Según Kerner, la unidad central de control electrónico fue la que requirió más desarrollo. «Como no se puede medir la velocidad de las ruedas en el agua o no se dispone de freno de estacionamiento, había muchos problemas que resolver. Por ejemplo, el Macan sólo carga cuando se activa el freno de mano. Primero tuvimos que generar estas y otras señales que faltaban.”

A continuación, comenzó la fase de pruebas con el prototipo. En septiembre de 2022, el equipo de desarrollo llevó el prototipo a su viaje inaugural en el Traunsee, un lago no muy lejos del astillero; apenas un año después, se puso a prueba en el lago de Garda, que es mucho más grande. «La función de carga rápida, incluida la estación de carga, desempeñó un papel esencial durante los ensayos y las pruebas de conducción», añade Kerner. «ADS-TEC fue una gran fuente de ayuda con su ChargePost». Por sus dimensiones, la estación suministrada por la empresa con sede en Nürtingen, en el estado de Baden-Württemberg, recuerda a una antigua cabina telefónica. Pero con un diseño renovado en el que destacan las pantallas de gran tamaño accionadas individualmente.

El corazón de la estación de carga rápida es una potente batería recargable que puede alimentarse con una conexión de 22 kW, siempre disponible incluso en los puertos más pequeños. «El cambio a los botes eléctricos no tiene ninguna posibilidad sin una infraestructura sencilla», explica Kerner. «En realidad, sólo se utilizan allí donde están prohibidos los motores de combustión interna. Pero una historia de éxito requiere productos fascinantes y procesos muy sofisticados.

“Con alrededor de un millón de euros para seis estaciones de carga rápida como esta, que son fáciles de instalar, todo el lago de Garda podría ser accesible a las embarcaciones eléctricas. Es una inversión razonable y no sería muy diferente para otros lagos y regiones costeras del mundo». Para una estructuración flexible de los viajes diurnos en bote, las paradas breves y la carga rápida con corriente continua desempeñan un papel importante. Por supuesto, también es posible la carga con corriente alterna. Naturalmente, la autonomía depende de la velocidad. La velocidad de navegación deportiva a 40 km/h puede mantenerse durante 60 minutos, mientras que a máxima velocidad el valor es proporcionalmente inferior.

«Incluso al final del desarrollo, otros fabricantes nunca alcanzan la enorme escala de ingeniería con la que Porsche empezó», afirma Michael Frauscher con convicción. «Y lo que es más importante, nuestro Frauscher ×Porsche 850 Fantom Air no es una pieza de exposición, sino un modelo de serie homologado al más alto nivel para el que ya se pueden hacer pedidos.»

También te podría gustar...