Confesiones: El nuevo thriller de Carlos Carrera

Spread the love

Por Fanny Tapia

Para esta temporada de terror, llega “Confesiones”, el thriller mexicano bajo la dirección de Carlos Carrera; mismo que fue estrenado en el Festival Internacional de Cine de Morelia y que, este 2 de noviembre estará disponible en cines de todo el país.

 

Dentro del cast de esta película podemos observar personalidades como Juan Manuel Bernal, Claudia Ramírez, Luis Gnecco  y el debut en cines del actor de doblaje Emilio Treviño; y aunque son pocos personajes en pantalla, se desenvuelven de una manera muy genuina y fluida, lo que facilita la interacción emocional entre el actor-espectador y por tanto, la narrativa tiene un toque de complejidad digna de admirar.

 

Por lo que, bajo la premisa de una desaparición de un integrante de una familia acomodada, la tensión se centra en un hombre que llega a  discutir su regreso, los términos: una confesión de un miembro de la familia que ha cometido un acto atroz, se abordan las temáticas de falta de comunicación y de conciencia social. Así que, después de todo, los integrantes del hogar conocerán todos los “trapos sucios”, llegando a resultar impactantes y perturbadores.

 

Por otra parte, aunque el guión de Alberto Chimal funciona y atrapa al público durante sus más de 90 minutos, aborda bastantes temáticas sin obtener alguna profundidad en cada una, ya sea de clase social, violencia, el poder de las redes sociales o nepotismo. Por lo que, no invita a la reflexión o conversación y, si esa era la finalidad del filme, no se logra.

 

Para complementar, otra de las partes deficientes es el sonido, pues en muchas partes de la película peca de tener una sobresaturación de sonidos como los balazos o gritos. Algo que quizá es común observar en el cine mexicano hoy en día, pero que, se entiende por falta de recursos económicos.

 

A pesar de esto mencionado, Confesiones, logra ser un thriller que demuestra un gran talento cinematográfico en México con una gran calidad técnica y visual, ya que se nota el cuidado del lenguaje visual, desde los movimientos, ángulos y enfoques, todo expresa emociones.

 

Hablando de las locaciones, aunque la mayor parte del tiempo se ocupa solo una, volviéndolo un reto. Esto es porque en primera, se realiza la grabación en una casa con ventanales; en segunda, y que en parte también es una deficiencia de la película, la casa no daba para generar emociones de tensión, miedo o claustrofobia, cosa que, se agradecería por la temática que se maneja y por mostrarnos a los personajes interactuando solo en la sala del hogar.

Aunque tiene sus aciertos y sus deficiencias, Confesiones es una buena entrega que podrás ver este 2 de noviembre en tu cine favorito. Por lo que solo queda preguntar: ¿Qué tanto estás dispuesto a hacer por tus hijos?

 

 

También te podría gustar...