Atérrate con La maldición del Queen Mary

Spread the love

Por Juan Carlos Manrique

La historia se divide en dos, por una parte se nos presenta un trágico suceso ocurrido en los años 30 y por la otra nos situamos en el presente, donde una mujer joven trata de hacer no sólo un documental sobre el famoso barco conocido como el Queen Mary, sino un libro para que el público se sienta más atraído ante todas las leyendas de fantasmas que rodean a dicha embarcación.

 

La trama es un tanto confusa por tanto salto del pasado al presente, los flashbacks lejos de apoyar hacen más lento todo el desarrollo y no se logra conectar con los personajes, los cuales son muy clichés en el caso de la actualidad; un matrimonio un tanto alejado y que tratan de realizar un trabajo en conjunto para salvar su relación, además de tratar de cuidar a su hijo. Y es también en este sentido donde la historia se siente fallida porque el niño que aparece en pantalla y que pareciera ser el eje de donde parte todo, se deja a un lado en los primeros minutos, es como si su presencia realmente no hiciera falta. A parte en la cuestión del terror en algunas escenas parecería otra película más con escenas shock o gore, pero luego cambia eso por dejar en suspenso al espectador y que se convierta todo en un terror psicológico, pero falla en su cometido.

 

En cuanto a la recreación de la década de los años 30 está bien lograda, incluso teniendo un número musical que rompe con la tensión provocada por esos espacios lóbregos, pasillos largos, ruidos extraños que se escuchan o como una persona se puede alterar hasta perder la cordura.

 

La dirección de fotografía trata de ser lo más correcta posible ayudando a ser dinámica, de tener dos formatos, uno más tradicional utilizando los tripiés o grúas en la parte del pasado y todo más orgánico con cámara en mano en las secuencias del presente.

 

La maldición del Queen Mary es un filme más que trata de aprovecharse del boom que están teniendo otras producciones sobre los ahora populares scape rooms, si bien tiene todo para brillar con luz propia al realmente haberse realizado dentro del verdadero barco; sólo que los personajes están muy planos y no hay una evolución; le quieren dar un giro de tuerca pero no aporta nada, hay algo que en su ejecución no cuadra.

Título original: Haunting of the Queen Mary. Director: Gary Shore.

Guion: Gary Shore, Stephen Oliver, Tom Vaughan Música: Jason y Nolan Livesay.

Protagonistas: Alice Eve, Joel Frye. Distribuidora: Diamond films.