Ludovic Bonleux presenta Toshkua

Spread the love

“Toshkua” es una palabra de la lengua pesh, originaría de las comunidades indígenas de Honduras, que significa “desaparecer”. A partir de esto, Ludovic Bonleux hilvana distintas historias de personas que luchan en este país contra el olvido y crean redes para resistir contra las desapariciones. El documental nos adentra en las historias de Francisco Hernández y Mary Martínez; en el primer caso, Francisco lucha para preservar la selva y la lengua pesh; por su lado, Mary busca en territorio mexicano a su hijo Marco Antonio, quien desapareció luego de verse obligado a emigrar.

Francisco Hernández representa la cosmovisión de su pueblo, a lo largo de la película, él nos muestra una realidad diferente a los estereotipos que imperan de los países centroamericanos. A través de los paisajes por los que transita Francisco, conmovedores por la espesura de la naturaleza, Bonleux nos conduce por un relato que se entrelaza con la dura realidad: una ola migratoria que parece interminable por los enormes problemas sociales y económicos de las regiones en que habitan.

Para la búsqueda de su hijo, Mary debe emprender un viaje desde Tegucigalpa hasta uno de los estados fronterizos de México en donde se tuvo la última pista de él: en Tamaulipas. Es con ella que conocemos las diferentes redes que se forman entre madres y familiares de las personas desaparecidas, quienes resisten al paso del tiempo y al olvido, rebelándose también en contra la burocracia que les impide conseguir su documentación para su paso por las fronteras. No obstante, la rabia e indignación de los familiares crece día a día, pues parece no existir responsable de las desapariciones y tampoco hay quienes estén dispuestos a darles respuestas.

Bonleux advierte la explotación laboral en las regiones en donde la United Fruit Company creó las miles de maquilas que explotan día a día a mujeres y hombres trabajadores; asimismo, las personas se enfrentan al despojo territorial ocasionado por la especulación inmobiliaria y turística, lo cual desencadena el agronegocio en la costa atlántica, sucesos que no podrían ser posibles sin la corrupción de la clase política de la mano de los empresarios, cuya fantochería última son los grupos armados paramilitares. El responsable principal de la violencia es el Estado.

A pesar de nuestra cercanía con Honduras, se suele desconocer el papel fundamental que este país tiene para Estados Unidos, ya que es uno de los principales socios comerciales sostenedores de la explotación en esta región del mundo, además, es uno de los eslabones fundamentales para el mantenimiento del narcotráfico. Debido al empobrecimiento de este lugar, como ocurre la mayor parte del territorio latinoamericano, los problemas de seguridad, así como el reclutamiento de las pandillas criminales, los habitantes deciden cruzar las fronteras para buscar mejores oportunidades para ellos y sus familiares; sin embargo, en el camino, un alarmante número de personas son desaparecidas y en las fronteras no hay ayuda humanitaria. México ahora es parte esencial de las reformas migratorias de Estados Unidos, llenas de xenofobia y discriminación.

Toshkua es una denuncia imprescindible para sensibilizar a la sociedad sobre temas que nos conciernen a todos: el narcotráfico, la migración forzada y la desastrosa relación que tiene el ser humano con su entorno, paralelamente, es un llamado a la acción e impedir que la impunidad siga dominando y que el capital deje estar por encima de toda la vida que existe en nuestro planeta. Es urgente dignificar la vida.

Este documental llega a las salas del circuito de exhibición independiente y comercial el próximo jueves 29 de febrero del 2024 en 12 estados de la República mexicana.

FICHA TÉCNICA

Director: Ludovic Bonleux
Producción: Ludovic Bonleux, Darío Cicardi
Fotografía: Ernesto Pardo y Ludovic Bonleux
Edición: Pedro G. García
Sonido: Manuel Danoy
Reparto: Mary Martínez y Francisco Hernández
Año de producción: 2022
País: México
Duración: 80 minutos.

SINOPSIS

Mary viaja desde Honduras en busca de su hijo, migrante secuestrado en México. En su travesía, se une a otras madres que buscan a sus hijos y entiende la magnitud de la crisis de desapariciones. Francisco, decano de la etnia pesh, se enfrenta a la destrucción de la selva, a la emigración de sus hijos y desaparición de su idioma. “Toshkua”, que significa “desaparecer” en el idioma pesh de Honduras, cuenta la historia de quienes luchan contra la desaparición, desde América Central hasta EEUU.

También te podría gustar...