Ska-P: una noche memorable en México

Tuvieron que pasar dos años para que Ska-p regresará a su México lindo acompañados del Gato López, una dosis de Cannabis, diciéndole Ni Fu Ni Fa a los gobiernos, llenando de Colores el escenario de la Arena Ciudad de México y dejando un contundente mensaje de no a la guerra mediante la Intifada.

Luego de la gran presentación de los Skaterrestres la banda que aperturó la noche, llegó el esperado momento en que regresara aquella banda española de protesta con fundamentos en casi 30 años de carrera utilizando la música como medio de expresión y como un vínculo inseparable con los mexicanos.

Apenas se apagaron las luces y una gran ovación cimbró el recinto que estaba totalmente lleno y listo para el grito de inicio: «hola México, ¿saben cómo inicia esto no?, Que comience la Estampida, que comience la Estampida» y de inmediato se dejó ver el slam y se escucharon las voces de cada uno de los asistentes.

El setlist siguió con temas icónicos como Jaque al Rey, Mestizaje, Eres Uno Más y la efusivamente coreada Cannabis.

Con el ambiente siempre a tope Ska-p hizo una dedicatoria especial a sus fans al cantar Mis Colegas, acto seguido llegaron Romero el Madero, Colores y Niño Soldado siempre mandando un contundente mensaje de no a la desigualdad, no al racismo y no al fascismo.

Pulpul vocalista de la banda brindó unas palabras que seguramente se quedarán grabadas en los corazones de sus fans: «nos vamos haciendo viejos, regresamos y ustedes siguen aquí, gracias México».

Intifada fue la canción más protestante de la noche diciendo un no absoluto a la guerra que se vive en Ucrania y en otras partes del mundo.

Con el gran clásico Casposos y una complicidad Ska-p-México totalmente auténtica parecía haber llegado el fin del concierto que para ese entonces ya había dejado una huella inolvidable en todo aquel que estuvo ahí.

Sin embargo no podía faltar el encore con A La Mierda, Welcome to Hell, y el infaltable Vals del Obrero que llevo los ánimos a lo más alto ya que incluyó una gran sorpresa al dar paso a Como un Rayo para hacer de este concierto de Ska-p uno de los más memorables en México.

El cierre definitivo tuvo de vuelta la última parte del Vals del Obrero y al grito de ¡¡¡RESISTENCIA, RESISTENCIA, DE-SO-BE-DIEN-CIA!!! se despidió Ska-p de una noche increíble que perdurará por siempre.

También te podría gustar...