BMW en SLP terminan la restauración de Franky

Concluyó la restauración de Franky, un BMW 328i modelo 2000 de la cuarta generación de la Serie 3. La restauración fue parte del proceso de enseñanza para aprendices en tecnología del automóvil, uno de los programas académicos del Programa Dual, en el Centro de Entrenamiento de BMW Group Planta San Luis Potosí.

Tras haber sufrido una ligera deformación geométrica en el pilar A durante el transporte de la carrocería, el vehículo nunca salió a la venta. BMW Group decidió mantenerlo para el uso de los empleados de la empresa, realizando incontables recorridos entre Lerma y la Ciudad de México, para realizar visitas a distribuidores y otras múltiples tareas, convirtiéndose en un empleado más durante sus 20 años de servicio.

En 2019, Maru Escobedo, CEO de BMW Group México ofreció a Franky al equipo de Planta San Luis Potosí, apodado así en honor al monstruo de Frankenstein, y debido a la desviación en las dimensiones de su carrocería. Considerando que sería un excelente maestro para los estudiantes, quienes podrían aprender sobre mecánica y tecnología del automóvil durante el proceso de restauración.

Proceso de restauración

El proceso de restauración consistió en varias fases y se utilizaron equipos de diferentes áreas y proveedores de la red de BMW Group para conseguir e instalar las piezas, y poder cumplir con el reto de dejar a Franky como nuevo.

Fase 1: Cambio de piezas

Cinco aprendices del Programa Dual, supervisados por su entrenador se encargaron de cambiar:

Amortiguadores y resortes delanteros y traseros
Brazos inferiores de la suspensión delantera entre otros componentes de suspensión
Mangueras de dirección hidráulica
Cubiertas y deflectores aerodinámicos de la parte inferior del vehículo

Fase 2: Carrocería y pintura.

Un equipo de tres personas del área de ensamble se encargó de desmontar componentes exteriores tales como:

Molduras
Cubiertas de defensa
Faros delanteros
Luces traseras
Espejos exteriores
Parrillas de riñón y emblemas.

Un equipo de cuatro personas del área de pintura se encargó de:

Corregir las abolladuras y daños
Limpiar toda la superficie exterior del coche
Retirar la pintura vieja
Preparar la superficie para pintar
Aplicar la pintura

Al terminar la pintura, el equipo de ensamble se encargó de montar todas las piezas exteriores del vehículo, utilizando piezas nuevas en todos los casos en los que fuese necesario.

GTC Motors, distribuidor en San Luis Potosí para BMW Group, se encargó de:

Pintar rines
Sustituir llantas
Limpiar el interior del vehículo y el compartimiento del motor
Alinear las ruedas en el eje delantero y trasero

Para ordenar y surtir las piezas de repuesto se contó con el apoyo del área de Postventa de BMW de México y de AkzoNobel, proveedor de pintura de la red de distribuidores para obtener la pintura del automóvil y de los rines.

Harald Gottsche, presidente y director general de BMW Group Planta San Luis Potosí dijo: «Estamos muy contentos por el legado que nos deja Franky en BMW. Es un auto muy especial para todos los asociados de BMW en México, ya que fue parte de la flotilla durante más de 20 años y 246,000 kilómetros. Franky también se convirtió en maestro para nuestros aprendices y los motivó a seguir buscando la perfección y calidad que nos caracteriza. Agradezco a todos los que hicieron posible este proyecto”.

El proceso de restauración de Franky contribuye a conservar una parte importante de la historia de BMW en México, reconociendo la labor de los pioneros que lo construyeron hace más de 20 años en Lerma y de todos los empleados de BMW que recorrieron los caminos de México en él.