Vitamina D para fortalecer sistema inmune ante ola de enfermedades respiratorias como influenza y Covid-19

En la temporada invernal incrementa el riesgo de infecciones respiratorias como COVID-19 e influenza, de acuerdo con la Secretaría de Salud, quien informó que en la primera semana de 2023 se registró un promedio diario de 2,699 contagios y tres defunciones por el virus SARS-CoV-2. Mientras que en la actual temporada de influenza 2022-2023 se han confirmado 7,626 casos y 145 defunciones.

De ahí la importancia de contar con un sistema inmune fortalecido que, en conjunto con otras medidas de prevención como la vacunación, el uso de cubrebocas y el constante lavado de manos, ayude a prevenir este tipo de enfermedades o a tener una mejor respuesta cuando hay contagio, por lo que distintos estudios médicos recomiendan la ingesta de 4,000 unidades diarias de vitamina D.

Las personas con enfermedades preexistentes tienen un sistema inmune debilitado y un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) señala que 1 de cada 3 personas adultas en México tienen deficiencia de vitamina D, lo que compromete aún más sus defensas.

El especialista en Ginecología y Salud Reproductiva, Víctor Marín Cantú, dijo que se ha comprobado en estudios clínicos que la deficiencia de vitamina D aumenta la posibilidad de infección, enfermedad grave e incluso muerte por Covid19, mientras que por otro lado se ha demostrado que tener niveles adecuados de este nutriente disminuye estos riesgos, como lo reportó incluso un estudio clínico llevado a cabo en nuestro país por el IMSS.

En España, diversos estudios publicados en revistas científicas, entre ellas The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism concluyeron que niveles adecuados de dicha vitamina disminuye 87% el riesgo de hospitalización y 50% el de muerte por Covid-19.

“La vitamina D juega un papel importante en la regulación del sistema inmune y ayuda a controlar la inflamación mejorando notablemente el pronóstico de esta enfermedad y contribuyendo a su prevención, lo cual también es importante para las mujeres embarazadas, porque más de 60% de ellas tienen deficiencia de esta vitamina”, puntualizó el doctor Víctor Marín.

Comentó que la principal fuente de obtención de vitamina D es a través de la piel; por ello recomendó tomar un”baño de sol” entre las 11:00 y 16:00 horas, durante 15 o 20 minutos para estimular la síntesis de este nutriente; además de consumir alimentos como pescados azules, yema de huevo e hígado o tomar diariamente 4,000 mil unidades de colecalciferol para garantizar niveles adecuados de este nutriente como lo recomiendan las guías internacionales.

Los síntomas más comunes por falta de vitamina D son fatiga, debilidad y/o dolor muscular y en las articulaciones y depresión, algunos de los cuales también se presentan cuando hay contagio de enfermedades respiratorias como Covid-19 e influenza, por lo que en cualquier caso lo mejor es acudir a consulta médica.