Conceptos tradicionales de la masculinidad retrasan la atención de cáncer de próstata

Spread the love

Las ideas tradicionales sobre la concepción del hombre, basado en mandatos culturales o estigmas, revelan desafíos importantes sobre cómo los hombres abordan su salud, particularmente en padecimientos como el cáncer de próstata. De acuerdo con expertos, en el marco del Día Nacional de la Lucha contra el Cáncer de Próstata, que se conmemora cada 29 de noviembre, estas ideas arraigadas sitúan al cáncer de próstata en la principal causa de enfermedad y muerte por cáncer en hombres en México.

Las estructuras culturales aún vigentes en nuestra sociedad hacen que los hombres vean la vulnerabilidad y la búsqueda de ayuda como signos de debilidad. Estos estigmas actúan como barreras que desalientan a los hombres a reconocer y abordar problemas de salud, contribuyendo a minimizar las condiciones de salud o incluso, detectar enfermedades en etapas avanzadas como el cáncer de próstata.

La percepción de que la exploración digito rectal disminuye la masculinidad refleja cómo las definiciones tradicionales de la identidad masculina persisten, generando desconfianza en los hombres para buscar exámenes y revisiones médicas. La quimiofobia, o el miedo asociado a la quimioterapia, se revela como un factor importante que contribuye a que el 60% de los hombres evite someterse a pruebas de detección de cáncer de próstata, según una encuesta realizada por el Instituto Nacional de Cancerología (INCan).

La salud, es a menudo percibida como un aspecto secundario en la identidad masculina tradicional, quedando relegada por los hombres. La percepción de que los hombres deben ser intrépidos y siempre enfrentarse a riesgos, vulneran la atención médica especializada que pueden recibir los varones.

Para el Dr. Juan Carlos Huerta, médico especialista en urología oncológica, las ideas tradicionales de lo que es ser hombre sí impactan en la atención médica que pueda recibir este grupo poblacional, particularmente en enfermedades como el cáncer de próstata, en donde, existe una incidencia de 42 hombres por cada 100 mil en la actualidad, de acuerdo con el especialista.

“El que los hombres no acudan a revisión por distintos factores como la ideología tradicionalista de lo que es la masculinidad, ha originado que actualmente, un promedio de 10.6 hombres por cada 100 mil fallezcan a causa del cáncer de próstata. Esto es algo que no tendría que estar pasando, si se considera que una atención especializada a tiempo de este padecimiento ofrece la posibilidad de una sobrevida de cinco años en un 97% de los casos”, puntualizó el urólogo.

La promoción de una masculinidad más consciente que abrace la apertura emocional, la búsqueda activa de bienestar y el dejar atrás estigmas anticuados será fundamental para romper con las nociones sobre lo que es ser hombre, lo que permitirá crear un entorno donde este segmento de la población se sienta más libre de buscar y recibir atención médica sin temor a la estigmatización, señaló Ricardo Rivera, escritor y conferencista en temas de masculinidad sana.

“Los aprendizajes sobre género, masculinidad, incluso de paternidad que han sido instruidos durante generaciones deben ser deconstruidos. Enfrentar el cáncer de próstata en México requiere, sí, de avances médicos, pero también de un cambio cultural profundo. Nuestra idea de lo que significa ser hombre debe ofrecer un camino hacia la prevención efectiva y desafiar lo establecido sobre la salud del hombre”, agregó Rivera.

Respecto al abordaje de la enfermedad, el Dr. José Athié Rubio, líder médico del área terapéutica de Hemato-Oncología de Sanofi, indicó que cuando se habla de cáncer de próstata México se enfrenta a un tema en el que los juicios y la desinformación han promovido que 70% de los casos de cáncer de próstata se detectan en etapas avanzadas, lo que a su vez propicia que la atención sobre esta enfermedad se dé de manera tardía.

“Una prueba de antígeno prostático, así como exploraciones periódicas a partir de los 50 años pueden hacer la diferencia entre una atención oportuna del cáncer de próstata o una en etapa tardía. Los prejuicios también contribuyen al rechazo de varias opciones terapéuticas existentes que han demostrado ser efectivas, como es el caso de la quimioterapia”, detalló el Dr. Athié.

En el marco del Día Nacional de la Lucha contra el Cáncer de Próstata se hace imprescindible hablar sobre la necesidad de impulsar la conversación sobre la salud masculina, los tabús que existen relacionados a la concepción del hombre y el impacto que esta ideología puede tener en la tasa de respuesta y sobrevida de las personas que pueden padecer cáncer de próstata.