Audi presenta un primer semestre exitoso

Un resultado sólido después de seis meses: el Grupo Audi logró un desempeño exitoso a pesar de una situación crítica con el suministro de semiconductores.

De enero a junio, la empresa entregó 981,681 automóviles a clientes de todo el mundo, concluyendo así el mejor primer semestre de la historia de Audi.

La tendencia positiva en volumen también se refleja en el desempeño financiero: los ingresos por ventas ascendieron a 29,200 millones de euros.

Un beneficio operativo de 3,100 millones de euros demuestra la alta demanda de los clientes, un buen rendimiento de ventas y una disciplina de costos continua. Además, en el primer semestre, Audi se benefició de los efectos de valoración positivos en la obtención de materias primas.

El rendimiento operativo sobre las ventas, del 10.7 por ciento, se encuentra, por tanto, dentro del rango objetivo estratégico del 9 al 11 por ciento. El flujo de caja neto, que asciende a 5,500 millones de euros, refleja la solidez financiera del Grupo Audi.

“La tendencia positiva a principios de año continuó hasta junio: hemos concluido con éxito el primer semestre. Nuestro desempeño financiero muestra que hemos manejado bien los desafíos de la escasez global de semiconductores, gracias a contramedidas integrales, hemos podido aprovechar las oportunidades del desarrollo positivo del mercado”, dice Jürgen Rittersberger, miembro de la Junta de Finanzas y Asuntos Legales en AUDI AG. “El elevado número de vehículos entregados, incluso superando los niveles previos a la crisis, y la buena rentabilidad son una clara confirmación de las capacidades de nuestra empresa y del atractivo de nuestra cartera de productos”.

Récord de entregas de vehículos a nivel mundial

El alto y constante nivel de interés de los clientes en los modelos Audi condujo a entregas récord en el primer semestre: de enero a junio, la compañía entregó 981,681 automóviles de la marca a clientes de todo el mundo, un aumento del 38.8 por ciento en comparación con el año anterior (2020 : 707,225). Un total de 518,853 entregas (2020: 354,232) también hicieron del período de abril a junio el trimestre más sólido para las ventas en la historia de la compañía. En el mercado chino, Audi alcanzó su mejor resultado en el primer semestre con 418,749 entregas (+38.4 por ciento). También en EE. UU., Audi logró su mejor semestre, con 121,835 vehículos entregados (+59.9 por ciento). El impulso también fue fuerte en Europa, con un aumento del 32.7 por ciento (351,588 vehículos). Especialmente con los automóviles híbridos enchufables y los totalmente eléctricos, el fabricante premium registró un aumento significativo, con unas 80,000 entregas, más del doble que en el mismo período del año anterior (2020: aproximadamente 36,000). Además, los modelos SUV y los vehículos de gama alta experimentaron altas tasas de crecimiento.

“El aumento de la demanda de nuestros clientes y el exitoso desempeño de las ventas en todo el mundo fueron fuertes impulsores del crecimiento en el primer semestre. De esta manera, continuamos con nuestro exitoso desarrollo para convertirnos en un proveedor líder de movilidad premium sostenible”, dice Hildegard Wortmann, miembro de la Junta de Ventas y Marketing de AUDI AG.

La electrificación avanza: Audi está eliminando gradualmente la producción de vehículos con motor de combustión hasta 2033, y la compañía tiene la intención de ser neutra en carbono para 2050 a más tardar. La ofensiva eléctrica de amplia base se impulsará constantemente al mismo tiempo: con los nuevos modelos e-tron GT quattro y RS e-tron GT, y el primer automóvil totalmente eléctrico en el segmento compacto, Q4 e-tron y Q4 Sportback e-tron, la cartera eléctrica se ha ampliado en cuatro modelos adicionales. Esto significa que, ya en el año en curso, Audi está lanzando al mercado más vehículos eléctricos que con motor de combustión. Para 2025, la compañía planea tener más de 20 modelos totalmente eléctricos en su gama.

Ingresos superiores al nivel anterior a la crisis

En los primeros seis meses, el Grupo Audi aumentó los ingresos por ventas en un 42.7 por ciento hasta los 29,212 millones de euros (2020: 20,476 millones). En comparación con el año anterior, marcado por bloqueos globales, la facturación en el primer semestre aumentó en todos los segmentos de vehículos, así como un buen logro de los objetivos de precios. La alta demanda de SUVs tuvo un efecto positivo en los ingresos: los modelos Q de Audi fueron bien recibidos por los clientes en muchos mercados, especialmente en China y los EE. UU. Los ingresos de la marca Lamborghini, de 961 millones de euros (2020: 766 millones), también fueron superiores a los del año anterior.

Retorno operativo sobre las ventas dentro del rango objetivo estratégico

Durante el primer semestre, el Grupo Audi obtuvo beneficios operativos por valor de 3,113 millones de euros (2020: -750 millones). El rendimiento operativo sobre las ventas en el primer semestre aumentó a 10.7 (2020: -3.7) por ciento y, por lo tanto, se encuentra dentro del rango objetivo estratégico de 9 a 11 por ciento. Además del sólido desempeño en el negocio principal y la continua disciplina de costos, el alto nivel de ganancias y retorno de las ventas se vio reforzado por efectos de valoración positivos, especialmente para asegurar materias primas por valor de € 0.9 mil millones en comparación con el año anterior.

Para el primer semestre de 2021, Audi informa sus beneficios antes de impuestos de 3,875 millones de euros (2020: 86 millones). Esto incluye un alto nivel de beneficio de las partidas financieras en los primeros seis meses de 762 millones de euros (2020: 836 millones), lo que refleja un negocio particularmente saludable en China.

El flujo de caja neto se situó en 5,512 millones de euros (2020: 1,953 millones), lo que demuestra que Audi es financieramente sólido y está bien posicionado para el futuro.
Perspectivas para el resto del año: optimistas y cautelosos

Mirando el panorama de 2021, la compañía espera una demanda creciente en los mercados automotrices globales. Al mismo tiempo, hay indicios de que los próximos meses también estarán marcados por una situación crítica de suministro de semiconductores. Audi sigue trabajando intensamente en tomar medidas, pero en vista de la continua escasez, no se espera que sea posible compensar por completo en el transcurso del año la producción perdida.

Además, Audi no espera más efectos de valoración positivos sustanciales derivados de la obtención de materias primas en la segunda mitad del año. Sin embargo, la marca se mantiene con una visión optimista y cautelosa de los meses restantes del año: en consecuencia, espera que las entregas de vehículos Audi y los ingresos por ventas sean significativamente más altos que en el año anterior. Se espera también un retorno operativo sobre las ventas en el rango planificado de entre el 7 y el 9 por ciento. Basándose en la tendencia positiva del primer semestre y teniendo en cuenta el mayor gasto estacional en el segundo semestre, Audi está ajustando su previsión de flujo de caja neto a una cifra de entre 4,500 y 5,500 millones de euros.

También te podría gustar...