Blue Monday’. En tiempos de pandemia, ¿cómo combatirlo?

El tercer lunes del mes de enero es considerado como el día más triste del año o el más deprimente, pero tras casi dos años de la llegada del COVID-19, ahora se conjuga con un aumento de angustia, ansiedad y depresión en la población mexicana. Además, se conjunta con la fuerte tendencia de comunicación digital posicionando al día “lunes” como el día más odiado en el mundo entero, donde se predispone un estado de ánimo bajo fomentando el uso del hashtag #MondayBlues que en inglés, esta expresión traduce algo similar a “lunes de depresión”, para manifestar el desanimo.

No existe una evidencia científica de que este 17 de enero sea el día más triste del año; sin embargo, existen diversos factores que debilitan las emociones: las festividades han llegado a su fin provocando el distanciamiento de los seres queridos, la cuesta de enero se hace presente y el clima frío no ayuda a reanimarse; el retorno a las actividades cotidianas, el fin de la ilusión de los nuevos propósitos del año y el reto de afrontar nuevos objetivos; todo esto, se junta con la nueva realidad y con los periodos de confinamiento que estamos viviendo.

La Dra. Guadalupe Terán, miembro del grupo Sensibilízate de medix señala que, en el primer bimestre de cada año aumenta la demanda de atención psicológica; lo cual, tiene que ver con factores depresivos y el trastorno afectivo estacional y, con la extensión de la pandemia los duelos no resueltos, la angustia, ansiedad y trastornos del sueño han aumentado considerablemente entre los mexicanos, provocando consecuencias como desgaste, cansancio y desmotivación.

La Dra. Terán explica que es natural que en esta época del año se presenten cambios emocionales pero, si no se tratan pueden convertirse en crónicos; por ello es importante identificarlos desde el más pequeño indicio. Estar triste o ansioso no se debe convertir en una costumbre ya que conforme avanza el padecimiento se combina con otro tipo de trastornos por ejemplo, ataques de pánico o trastornos del sueño, lo que lleva a un desequilibrio aún mayor.

Para evitar que los síntomas del Blue Monday nos afecten, la Dra. Guadalupe Terán nos comparte esta guía básica:

  • Identifica: si es un estado de ánimo constante o si es un síntoma de algún padecimiento previo que está aumentando y, busca ayuda con un profesional de la salud. Existen tratamientos constantes para la depresión o ansiedad, que nos ayudarán a disminuir sus síntomas logrando una mayor estabilidad emocional.

 

  • Analiza: Revisa tus hábitos y estilo de vida, cambios simples pero efectivos impactarán en la mejora de tu salud mental; por ejemplo, fomentar la salud del sueño a través de lograr dormir 8 horas consecutivas; esto ayudará a nuestro organismo en la producción de melatonina, hormona natural que secretamos y que, también puede ser suplementada sin generar adicción. La melatonina de liberación prolongada es un gran aliado para conciliar un sueño prolongado y evitar despertares nocturnos.

 

  • Crea ambientes: Establece horarios y cúmplelos, si sigues en home office, procura tener un lugar adecuado para dicha actividad, fomentando la entrada de luz natural, recuerda que la Vitamina D3 es esencial para elevar el sistema inmunológico y, los episodios de depresión debilitan sus niveles en el organismo. Por ello es importante saber cómo están nuestros niveles de esta vitamina, para corregir una insuficiencia o deficiencia con 4,000 UI, siempre de la mano de un profesional de la salud.

 

  • Abrázate: Tomáte un tiempo para ti. Colocar tus brazos alrededor de tu cuerpo y sujetarte con fuerza, produce oxitocina; lo cual ayudará a no estar triste, a relajarte, a sentir seguridad, a calmar temores o ansiedad, reduciendo la presión arterial y provocando beneficios cardiovasculares para tu salud física y mental.

 

  • Ejercítate:Realiza rutinas ideales a tu cuerpo, no te sobre exijas en los resultados. 30 minutos de caminata diaria te ayudarán a poner en orden tus pensamientos y a ver desde otra perspectiva las situaciones del día a día.

 

  • Evita: Caer en las “modas”, mantén actitud positiva, no olvides que la salud mental es fundamental sobre todo en tiempos de pandemia y confinamiento.

Levanta el ánimo y recuerda que el Blue Monday en realidad no existe; no fijes en tu mente la idea de que siempre te sentirás triste en este día. En caso de que las emociones sean abrumadoras y se prolonguen más allá de esta fecha debes buscar ayuda profesional, pues la salud mental es una responsabilidad individual y colectiva, concluye la Dra. Terán.