Estreno mundial de la película mexicana MANTO DE GEMAS en la Berlinale

El esperado debut como directora de Natalia López Gallardo, protagonizado por Nailea Norvind, Antonia Olivares, Aida Roa y Juan Daniel García Treviño , se presentó ayer en el auditorio Berlinale Palast como parte de la selección oficial en competencia por el Oso de Oro, premio a la mejor película del festival. La película competirá junto con otros 17 títulos internacionales dentro de la competición oficial.

«He vivido en el campo mexicano durante una década y media y he sido testigo del progresivo colapso del tejido social. Tengo dos hijos y me imagino, medio soñando, a través de la niebla, la vida cotidiana de los padres con hijos asesinados o desaparecidos, lo cual es suficiente para traerme la más oscura de las tristezas.

Pasé un año en el proceso de casting hablando con gente del pueblo donde vivo. Conocí a una familia que, en el pasado, había secuestrado a un hombre y lo mantuvo en su propia casa. Mientras tanto, el padre se dedicaba a su trabajo como taxista y amaba a sus hijos. Los niños seguían yendo a la escuela, su madre trabajaba duro en casa… la vida continuaba. Uno de los chicos, de 16 años, coqueteaba con el mundo criminal. Pero también le gustaba bailar y ayudaba a su madre en cada tarea. La familia era generosa con sus vecinos, jugaba fútbol con la comunidad y asistía a fiestas. La bondad de corazón parecía ser su cualidad central. Necesitaban más dinero, me dijeron. México es como un Dios con muchas caras y la misma cantidad de contradicciones.

Esta película trata sobre lo que llevamos dentro después de años y años de acumular, en nuestra mente y en nuestros sueños, infinitas imágenes de tortura. Mapas de fosas clandestinas, rostros de desaparecidos, homicidios de hombres y mujeres por igual. Mi deseo es reflejar esta herida espiritual y su dimensión psicológica, que no se ve.

Veo esta película como un collage que revela un universo de personajes que, sin saberlo, contribuyen, como víctimas o perpetradores activos, a este ciclo de villanía. Esto está arraigado en su dinámica social, una parte de su realidad diaria. Las tres protagonistas femeninas manifiestan esta acumulación inconsciente de impotencia, miedo o culpa. Vienen de universos diferentes, pero sus caminos están unidos por una mujer desaparecida.»

–Natalia López Gallardo Ocotitlán, México / Enero 2022

En pleno proceso de divorcio, Isabel se ha instalado en el campo con sus hijos. Ahí descubre que la hermana de su ayudante María está desaparecida. Isabel busca ayudarla. María quiere recuperar a su hermana. Roberta, la comandante de la policía, necesita sacar a su hijo del narcotráfico. El destino de una víctima de la violencia más llevará a estos tres seres por un camino fuera del tiempo.