Día Internacional de la Mujer: celébralo recuperando tu salud y juventud

Las mujeres son uno de los principales sectores de la población con más problemas de salud en México. Enfermedades como diabetes, hipertensión y obesidad afectan a más mujeres que a hombres, reportó la más reciente Encuesta Nacional de Salud.

La prevalencia de diabetes en mujeres de 20 años o más es de 11.4% (en los hombres 9.1%) y en cuanto a hipertensión la diferencia es de 20.9% versus 15.3%.

La obesidad y el sobrepeso afectan al 76.8% de las mexicanas versus 73% de los hombres.

“El descuido de la salud de las mujeres obedece a que culturalmente priorizan el cuidado de su familia”, asegura la doctora y especialista en medicina regenerativa Esmeralda Bastidas Valenzuela.

En consecuencia, la especialista invita a las mujeres a celebrar el Día Internacional de la Mujer convirtiéndose en su centro de cuidado y amor. Los enemigos de la salud de las mexicanas Explica la doctora Esmeralda Bastidas, también fundadora de NEOCLINIC Health & Care, que el estilo de vida y el estrés son los principales enemigos de la salud de las mujeres.

El estilo de vida

Si bien ya ha quedado demostrado que una sana alimentación y el ejercicio son vitales para mantener la salud, el descanso también lo es y de éste en pocas ocasiones se habla.

“Durante el sueño se produce la melatonina y la hormona del crecimiento. La melatonina, se comienza a secretar en la oscuridad y tiene una función antiinflamatoria, reduciendo el daño de tejidos”, explica la también maestra en Nutrición Ortomolecular por la Sociedad Española de Nutrición y Medicina Ortomolecular (SENMO).

“Además, favorece la liberación de la hormona del crecimiento, la cual en el adulto mejora la calidad ósea, muscular, de la piel y promueve la reducción de la grasa”.

Puntualiza la doctora Esmeralda Bastidas que para que la melatonina como hormona cumpla su función es necesario que las personas adultas duerman de seis a ocho horas diarias, comenzando el descanso a partir de las 9:00 o 10:00 de la noche.

El estrés

Diversas encuestan han reportado que las mexicanas son de las mujeres más estresadas a nivel mundial.

Una de las más recientes la On the frontline: the global economic impact of Covid-19 on women desarrollada por Grupo AXA e Ipsos, reveló que durante la pandemia el 60% de las mexicanas entrevistadas mencionó tener mayor presión, 9 puntos porcentuales encima del promedio en la encuesta, poniéndose a la cabeza de la lista en este rubro.
Asimismo, 80% de las mexicanas dijeron no sentirse debidamente protegidas ante el incremento de riesgo, 24 puntos porcentuales arriba de la media.

“El estrés es el responsable en un 60% de la manifestación de enfermedades genéticas o adquiridas”, puntualiza la también miembro de la American Academy of Anti Aging Medicine (A4M), sociedad de medicina antienvejecimiento y regenerativa.

El estrés, apunta la experta en nutrición ortomolecular, desencadena la producción de cortisol, hormona que se secreta ante una situación de peligro y por lo tanto nos llena de energía y concentración para afrontar la problemática estresante.

“Cuando el estrés se prolonga, la producción continua de cortisol genera una oxidación y la inflamación generalizada de todos los tejidos, causándoles daño”.

El estrés, agrega, genera una sensación de ansiedad que en muchas ocasiones se calma de forma errónea a través del consumo de carbohidratos.

Solución integral nacida de la medicina regenerativa

Si bien el adquirir un estilo de vida saludable es indispensable para conservar la salud y la juventud de órganos y tejidos, cuando éstos ya están dañados, la reparación difícilmente ocurrirá de manera natural.

“El cansancio crónico es el indicador por excelencia de que algo no anda bien. La calidad de piel y el dinamismo corporal también son indicadores”.

Las cirugías plásticas, agrega, por mucho tiempo se convirtieron en la herramienta por excelencia para reducir los estragos del paso del tiempo y el deterioro en la piel. Sin embargo, el daño de los órganos resultaba irreparable.

La doctora Esmeralda Bastidas comparte tres herramientas médicas con tecnología de punta que promueven la regeneración natural del organismo y de la piel.

1. Estimulador de producción de colágeno, vía radiofrecuencia (Morpheus8)

Estimulan la producción de colágeno en las diversas capas de la piel, remodela el tejido subdérmico y disminuye la grasa localizada (cachete, papada, bolsas de los párpados o las llamadas lonjitas)

Esto se logra a través de radiofrecuencia fraccionada que puede dirigirse a las diferentes capas de la piel y el músculo.

El que la radiofrecuencia sea fraccionada evita el daño del tejido o la pigmentación de la piel.
Se puede aplicar en cualquier zona que necesite una renovación subdérmica.

Este tratamiento, indica la doctora Bastidas, es ideal a partir de los 30 años, etapa en la que inicia el proceso de envejecimiento. Sin embargo, también es idóneo en pacientes que perdieron mucho peso y por lo tanto su piel quedó con flacidez.

También recomienda utilizarlo en pacientes que sufren de fibrosis posquirúrgica, producto de una cesárea, liposucción u otra cirugía.

Este tratamiento requiere de tres sesiones (una cada dos meses) y una extra de mantenimiento cada año.
Los resultados se alcanzan los primeros días y son completamente visibles a las tres semanas.

2. Estimulador de elastina y colágeno vía intramuscular (Ellansé)

“Este tratamiento consiste en llevar a las diversas capas de piel estimuladores de la producción de colágeno y elastina, recuperando el efecto tensor de la piel joven sin generar volumen”. Se recomienda usarlo para reducir o prevenir la flacidez, las arrugas y líneas de expresión de la cara, cuello, escote y manos.

“Este tratamiento se recomienda a partir de los 25 años y se requiere una sesión cada dos o cuatro años, pues los resultados son sumamente duraderos”.

3. Infusión de células madre (NEOCELL)

Sustentada en la medicina regenerativa, la terapia NEOCELL consiste en una infusión intravenosa con células madre con el potencial de regenerar los tejidos de nuestro cuerpo. “Es como si agregaras a tu cuerpo y sus tejidos nuevos soldados que te ayudarán a renovarlo, es literalmente un shot de salud, belleza y juventud”.

Además, al ser una terapia sistémica, sus efectos se observan a nivel interior y exterior. Explica la doctora Esmeralda Bastidas que las células madre de NEOCELL al entrar en el torrente sanguíneo llegan a todos los órganos, reparando el daño que pudiesen tener por el estrés, el estilo de vida, la edad o la propia herencia genética.

Y al ser un tratamiento integral también fortalece el sistema inmunológico, equilibra al sistema hormonal y eleva el apetito sexual. A nivel exterior los beneficios se observan en la mejora de la calidad de la piel y el cabello. Este tratamiento puede comenzar a utilizarse a partir de los 25 años y garantiza la calidad de órganos y tejidos.

“La medicina regenerativa hoy por hoy es una gran herramienta para que las mujeres recuperen su salud y juventud pues no deben olvidar que si ellas están bien y se sienten contentas consigo mismas, su familia también lo estará», concluye la doctora Esmeralda Bastida.

También te podría gustar...