Roberto González se reporta listo para su cita en Bélgica

El piloto mexicano Roberto González disputará este fin de semana las 6 Horas de Spa, segunda ronda de la temporada 2022 del FIA World Endurance Championship, donde tiene como objetivo mantener su buen historial en el legendario circuito de Spa-Francorchamps.

El originario de Monterrey y sus compañeros del equipo Jota, Antonio Felix da Costa y Will Stevens, aspiran a recuperarse en Bélgica después de un comienzo complejo de temporada en Sebring, donde lograron el sexto lugar para el auto #38, lo cual puso fin a una racha de podios en el equipo.

Por lo tanto, llegan al remodelado Circuito de Spa-Francorchamps decididos a tomar un mejor resultado en la carrera previa al punto más culminante de la temporada, las 24 horas de Le Mans.

Esta pista además de ser la segunda más larga del calendario, es un recinto histórico donde el piloto mexicano ya ha probado el éxito. Durante la temporada 2018-2019 se quedó con la victoria de la clase LMP2 junto al venezolano Pastor Maldonado y el británico Anthony Davidson; el año pasado fue segundo repitiendo con Davidson y el portugués Antonio Felix Da Costa.

El Campeonato Mundial de Resistencia será la primera serie renombrada en competir en Spa desde que se modificaron partes del circuito de 7.004 kilómetros, con el fin de mejorar la seguridad. Uno de los cambios más destacados se produce en la temible combinación de «Eau rouge» y «Raidillon», que se ha renovado y ahora presenta áreas de escapatoria más amplias.

Los pilotos probarán por primera vez el circuito actualizado este jueves, con una sesión de práctica de 90 minutos. El viernes cumplirán con dos sesiones de prácticas antes de una clasificación nocturna, la cual decidirá la parrilla para la carrera del sábado, que comienza a la 1:00 pm (hora local).

Roberto González:
«Me siento emocionado de llegar a la segunda fecha del año, en la primera no nos fue muy bien, así que estábamos ansiosos de que llegara esta carrera para buscar un resultado mejor que el de la primera ronda, sobre todo en una pista legendaria como lo es Spa. Sebring no fue el reflejo de la situación del auto, realmente tenemos un buen auto, sólo fue cuestión de mala suerte. Nos estuvimos preparando para esta fecha, de hecho el equipo estuvo probando aquí hace unas semanas, sabemos que este año la configuración del auto es diferente, nos quitaron potencia, carga aerodinámica y varias cosas que hacen todo completamente diferente. Afortunadamente, nos ha ido muy bien en nuestras participaciones aquí en Bélgica, así que esperamos comenzar con el pie derecho y obtener un buen resultado».