Mieloma múltiple, la importancia del diagnóstico oportuno y de la eficacia terapéutica

Septiembre es conocido como el mes de la sensibilización sobre el cáncer de sangre y, en ese marco, el 5 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Mieloma Múltiple. Aun cuando no existe una cura para este tipo de cáncer, su detección temprana y la eficacia del primer tratamiento son determinantes para brindar calidad de vida al paciente.

Después de la leucemia, éste es el segundo tipo de cáncer de sangre más recurrente. Tan solo durante 2020, GLOBOCAN, el observatorio oncológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), reportó 176,404 casos a escala mundial y en México, 2,390 nuevos casos y 1,538 muertes asociadas con mieloma múltiple.

Un diagnóstico oportuno es fundamental para que las personas con mieloma múltiple puedan recibir una atención temprana. Los comienzos de este tipo de cáncer no son fáciles de reconocer porque sus síntomas son a menudo imprecisos, lo cual suele conducir a un diagnóstico tardío. Por ejemplo, en México, una persona tarda entre seis meses y un año en lograr un diagnóstico confirmado de mieloma múltiple y en muchos casos las personas se encuentran en estadios avanzados de la enfermedad, lo cual reduce considerablemente su esperanza de vida; de ahí el desafío de diagnosticar más oportunamente.

Al incorporar nuevas opciones terapéuticas al tratamiento del mieloma múltiple en primera línea permite que los pacientes de nuevo diagnóstico obtengan resultados positivos y que las remisiones, con una eficacia favorable, sean cada vez más duraderas.

El mieloma múltiple se produce cuando las células plasmáticas anormales con una alteración cancerosa se acumulan en la médula ósea, desplazando a las células sanas encargadas de fabricar la mayoría de las células sanguíneas y de producir los anticuerpos, un factor esencial para la respuesta inmunológica. Como resultado, las células de mieloma pueden afectar diversas funciones del cuerpo y destruir el tejido óseo.

Entre sus principales síntomas destacan dolor de huesos y lesiones óseas frecuentes, fatiga, infecciones recurrentes y fiebre, moretones o sangrar con facilidad, sed y micción constante.

De acuerdo con la National Comprehensive Cancer Network, para un número cada vez mayor de personas, el mieloma múltiple es un problema crónico e incurable con el que los pacientes aprenden a vivir en lugar de una enfermedad que comprometa su vida, debido a que la implementación de novedosas y eficaces terapias en primera línea han dado como resultado un mayor control durante un tiempo significativo, reduciendo también los síntomas.

El Dr. Santiago Posada, Director Médico de Janssen México, afirmó que la empresa tiene un firme compromiso con los profesionales de la salud manifestado a través de la investigación en hematología para el desarrollo de opciones terapéuticas que ofrezcan mejores perspectivas para los pacientes con Mieloma Múltiple.

Por último, en el mes de concientización sobre el cáncer de sangre, Posada afirmó que Janssen realiza acciones encaminadas a incrementar la conciencia sobre las enfermedades hematológicas: “Con la campaña regional #HazQueElCáncerDeSangreSeVea, Janssen busca que los cánceres de sangre sean visibles, así como diagnosticados oportunamente y tratados de manera eficaz, siempre en beneficio de los pacientes”, concluyó.