Pérez y Leclerc empatados en el subliderato

Mientras que Max Verstappen firmó su segundo triunfo al hilo en el GP de su casa, la batalla por el segundo lugar del clasificatorio de pilotos se cerro, con un empate entre Sergio Pérez y Charles Leclerc, ambos con 201 puntos.

Con dicho resultado, Verstappen llega a 10 victorias en la presente temporada. En lo que respecta al mexicano, culminó quinto, con los cual el Oracle Red Bull Racing Honda se llevó 36 puntos más a su causa.

Max se reafirma en el liderato del Campeonato Mundial de Pilotos con 310 puntos en su cuenta personal. En el Mundial de Constructores, Red Bull Racing Honda, se consolida su liderazgo con 511 puntos, ventaja que podría variar ya que viene el Gran Premio de Italia, en Moza, donde Ferrari buscará mejorar enormemente en la carrera de casa.

En la carrera de Zandvoort, Max salió en P1 con mucha autoridad, en tanto que Checo perdía una posición para girar P6, quien visitaba el pit en la vuelta 14 para reincorporarse octavo cuando rodaba quinto, en tanto que Max en el giro 19 iba al box, regresando al trazado P3, con Checo ya quinto de nueva cuenta

En la vuelta 28 Max pasaba a Russel por la P2 y el neerlandés iba por Hamilton que no se había detenido y giraba P1, pero un giro adelante Lewis paraba para montar las llantas duras, reincorporándose quinto, por detrás de Checo que ahora estaba en la P4 y Max retomando la punta de carrera.

En el giro 32 le tocaba el turno a George Rusel de ir al pit, reincorporándose P5, por detrás de su compañero en Mercedes, Lewis Hamilton, dejando a Checo entonces P3, quien perseguía a Charles Leclerc.

En el giro 37 Hamilton sobrepasaba a Checo sobre la recta principal, para tomar la P3 y dejar al mexicano cuarto, con Russell detrás, a poco más de un segundo de Pérez, pero dos giros después George rebasaba a Checo por la P4, cuyos neumáticos blandos ya mostraban claro cansancio.

De modo que en la vuelta 41 Checo era llamado al box para montar un set de llantas duras, regresando a la pista en la séptima posición, aunque en la 44 se ponía quinto de nuevo.

En el giro 48 salía al virtual safety car por causa de Yuki Tsunoda, que se había quedado detenido en pista. Una vuelta adelante aprovechaban varios para ir al box, entre ellos Max Verstappen, que montó las duras para tratar de ir al final, cuando en el giro 50 se relanzaba la carrera. Checo seguía entonces rodando en P5.

En la vuelta 55 Valtteri Bottas se quedaba detenido al final de la recta principal, lo que obligaba la salida del safety car. Así, en la 57 Max se dirigía al box por llantas rojas y Checo amarillas, regresando en P3 y P5, respectivamente, con los mercedes al frente. Pero en la 58 Russel iba al pit por llantas rojas, reincorporándose tercero, con Hamilton en P1 y Max P2, Leclerc cuarto y Checo quinto.

En el relanzamiento, en la 61, Max atacó sin piedad a Hamilton y retomó la P1, cuando Pérez perdía la P5 con Carlos Sainz, rodando entonces sexto. Pero la carrera estaba ya sentenciada por Max, que ganaba al Dutch GP por segundo año consecutivo y Checo finalizando quinto.