Seis momentos imperdibles en la historia de 60 años del GP de México

En las últimas seis décadas, el México GP ha producido algunos de los momentos más emocionantes en la historia de la Formula 1. Ya sean enfrentamientos por campeonatos mundiales, rebases clásicos o choques controvertidos, el Autódromo Hermanos Rodríguez siempre ha emocionado a los fanáticos a lo largo de 60 años de épicas carreras.

La primera carrera de la F1 en México, que tuvo lugar en noviembre de 1962, fue un evento no puntuable dentro del campeonato pero que impulsó a que la Ciudad de México obtuviera el estatus de sede de manera oficial a partir de 1963. El Gran Premio Mexicano tomó un descanso por 16 años hasta que volvió al calendario en 1986 por siete eventos más.

Con una remodelación significativa al Autódromo Hermanos Rodríguez tras su regreso de tiempo completo en 2015, el ahora Formula 1 Gran Premio de la Ciudad de México Presentado por Heineken es hoy una de las carreras más populares del calendario.

La carrera de este año, que se realizará del 28 al 30 de octubre, marcará los 60 años de la primera carrera de Formula 1 que se llevó a cabo en este famoso circuito. Ante esta histórica ocasión, aquí hay algunos clásicos recuerdos de las últimas seis décadas:

1. El título se decide en la última vuelta (1964)

Solo ha habido un puñado de ocasiones en las que el campeonato mundial de F1 se ha decidido en la última vuelta de la temporada, y uno de los primeros fue en el México GP de 1964.

Tres pilotos llegaron a México con oportunidad de ganar el título. Al iniciar la carrera, las posibilidades de Graham Hill se desvanecieron cuando se rompió el elástico de sus gafas y luego John Surtees sufrió un fallo de encendido, por lo que el líder de la carrera, Jim Clark, tuvo la mejor oportunidad de llevarse la corona.

Hill pasó al tercer lugar, la posición que necesitaba para ser campeón. Pero detrás del piloto británico, el Ferrari de Lorenzo Bandini presionaba al BRM. En la vuelta 31 se clavó hacia una curva cerrada para tratar de tomar el tercer lugar y los dos hicieron contacto. Hill pudo continuar después de su trompo, pero reanudó con los escapes dañados.

Con Surtees ahora en cuarto lugar, no sería suficiente para llevarse el título si Clark ganaba la carrera. Parecía que el título era del escocés pero, faltando siete vueltas, su Lotus empezó a perder aceite. En la última vuelta, su motor se desvieló y Clark quedó fuera. Gurney heredó la victoria y, en la última vuelta, Bandini (que había pasado antes a Surtees) cedió el segundo lugar a su compañero de equipo para asegurar que Surtees se convirtiera en el primer campeón de motociclismo en ganar también en cuatro ruedas.

2. La carrera regresa para ofrecer una victoria impactante (1986)

La marca de ropa italiana Benetton había tomado propiedad del pequeño equipo Toleman pero nadie esperaba que obtuvieran una victoria a corto plazo. Cuando el México GP volvió al calendario en 1986, muchos de los equipos se vieron sorprendidos por las altas temperaturas y la superficie irregular de la pista.

Nigel Mansell pudo haber ganado el campeonato de 1986 en esta carrera, pero su monoplaza se estancó al inicio, arruinando sus posibilidades. Con uno de los favoritos fuera del camino, el equipo Benetton, liderado por el austriaco Gerhard Berger, estaba seguro de que podría aguantar hasta el final gracias a sus neumáticos Pirelli. Mientras que los otros equipos sufrían pinchaduras con sus Goodyear.

La apuesta rindió sus frutos al no tener que entrar en pits para cambio de neumáticos; Berger se encontró en una sorprendente ventaja y obtuvo su primera victoria en Formula 1, la de Benetton y Pirelli.

3. Brillante rebaso en la etapa final (1990)

La antigua última curva del Autódromo Hermanos Rodríguez, la “peraltada”, era una de las más notorias de la F1. En el pasado, los incidentes en esta curva de alta velocidad provocaron desde banderas rojas hasta incluso la volcadura de Ayrton Senna en su McLaren, en las prácticas de la carrera de 1991.

Pero, como uno de los pilotos más valientes de su tiempo, Nigel Mansell no se iba a dejar disuadir por este desalentador giro a la derecha.

En la edición de 1990 del Gran Premio Mexcano, los Ferrari de arranque lento de Mansell y Alain Prost comenzaban a avanzar posiciones. Tras calificar en un humilde puesto 13º Prost había superado a Senna por el liderato a nueve vueltas del final de la carrera. Luego Senna perdió velocidad por una pinchadura y su compañero de equipo en McLaren, Berger, heredó el segundo lugar. Pero Mansell se lanzó a la carga en su Ferrari y en la penúltima vuelta fingió un movimiento y voló por fuera del McLaren para robarle el segundo puesto en la temible curva “peraltada”.

Fue uno de los rebases más valientes en la historia de la F1 y Mansell alcanzó el estatus de leyenda para darle a Ferrari un 1-2. Hoy en día, la parte de aquella curva que queda lleva el nombre de Mansell en su honor.

4. Michael Schumacher logra su primer podio en F1 (1992)

Michael Schumacher rompió todos los récords en su camino a convertirse en una leyenda de la Formula 1 y siete veces campeón del mundo. Entre sus grandes estadísticas se encuentran 155 podios y el primero llegó hace exactamente 30 años, cuando obtuvo el tercer lugar en su Benetton en el México GP de 1992.

Ese fue el año en que Williams dominó la F1 y los autos de Nigel Mansell y Riccardo Patrese terminaron 1-2 en la calificación y en la carrera, con Mansell delante del italiano.

Su rival del campeonato, Ayrton Senna, tuvo un momento difícil al chocar su McLaren en la zona de las “eses” el viernes y sufrió contusiones en las piernas. El día de la carrera, Senna se retiró en la vuelta 12 con una falla en la transmisión, por lo que Michael Schumacher heredó el tercer lugar para lograr su histórico primer pódium.

Otro futuro campeón del mundo también obtuvo puntos en ese entonces, ya que Mika Hakkinen terminó sexto en su Lotus.

5. Confusión sobre quién terminó tercero (2016)

Lewis Hamilton ganó el Gran Premio Mexicano de 2016 para cerrar la brecha de puntos en el campeonato con su compañero de equipo de Mercedes, Nico Rosberg, quien terminó ocho segundos detrás de él. Pero ¿quién había terminado tercero?

Cuando los conductores se dirigieron a la sala de enfriamiento, el dúo de Mercedes se unió a Max Verstappen de Red Bull, el hombre que había obtenido la bandera de tercer lugar.

Sin embargo, la FIA le informó que había recibido una penalización de cinco segundos por salirse de la pista y aventajarse, y le pidió que abandonara el procedimiento.

Afuera, Ferrari conducía a Sebastian Vettel hacia el pódium, quien tuvo que abrirse paso entre la multitud para unirse a las celebraciones. Pero, incluso después de que se hicieran las presentaciones del podio, él también recibió una penalización de tiempo y cayó al quinto lugar en la clasificación, ascendiendo así Daniel Ricciardo al tercer lugar.

6. El héroe local es el primer mexicano en lograr un podio en la carrera de casa (2021)

En total seis pilotos mexicanos han competido en la Fórmula 1 desde el comienzo del campeonato mundial de 1950. Los más famosos fueron los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez, aunque lamentablemente el hermano menor, Ricardo, sufrió un accidente fatal en las prácticas del primer Gran Premio de México de 1962 y murió.

Pedro Rodríguez estuvo muy cerca de sumar un podio cuatro años después, pero se vio obligado a retirar su Lotus en la vuelta 49 de 65 por un diferencial roto. Moisés Solana, Héctor Alonso Rebaque y Esteban Gutiérrez corrieron también en F1 en tres épocas diferentes del México GP, pero el primer piloto en lograr un podio en casa llegó apenas el año pasado.

Después de asegurar un lugar con Red Bull, Sergio “Checo” Pérez lideró seis vueltas del Formula 1 Gran Premio de la Ciudad de México 2021 Presentado por Heineken antes de terminar en tercero detrás de los ganadores de la carrera, Max Verstappen y Lewis Hamilton. La multitud quedó extasiada con su logro así que imagínense la respuesta de los fanáticos si gana este año.