5 prácticas clave para construir un ambiente laboral inclusivo para la comunidad LGBTQ+

Spread the love

En los últimos años, las empresas han puesto un creciente énfasis en la Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI). Este cambio de enfoque refleja el reconocimiento gradual de las organizaciones sobre el papel crucial de fomentar la inclusividad, siguiendo la meta de crear un entorno en el que los individuos sean genuinamente valorados por quiénes son y donde sus perspectivas únicas sean bienvenidas en el trabajo.

En México, algunos pasos en términos de protección legal para los colaboradores de la comunidad LGBTQ+ se hallan en el artículo 3 de la Ley Federal del Trabajo, al reforzar el principio de no discriminación en el empleo, exigiendo a los empleadores garantizar igualdad de trato y oportunidades para todos los trabajadores sin discriminación por motivo de origen étnico o nacional, género, edad, discapacidad, condición social, condiciones de salud, religión, condición migratoria, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otro que atente contra la dignidad humana.

En el camino hacia la diversidad e inclusión dentro de las empresas, Mphasis identifica cinco prácticas clave para promover y fomentar un entorno de trabajo abierto y acogedor para los empleados LGBTQ+.

1. Contratación igualitaria y diversa
Las organizaciones deben establecer procedimientos de contratación basados en aptitudes y capacidades, por encima de la apariencia, sexo, sexualidad, raza, edad y otros factores. Al eliminar los prejuicios inconscientes y poner en marcha campañas de contratación específicas y conscientes, las empresas pueden atraer a un grupo diverso de talentos y crear oportunidades para construir un equipo inclusivo.

Como empleador comprometido con la igualdad de oportunidades, la empresa de tecnología Mphasis fomenta un enfoque práctico invitando a diversos talentos a la organización. Cualquier candidato de la comunidad LGBTQ+ que cumpla los requisitos tendrá las mismas probabilidades de obtener un puesto de trabajo en cualquier vacante que ofrezca la empresa, al cual contrata candidatos de la comunidad LGBTQ+ a través de campañas de contratación específicas y conscientes.

2. Implementación de políticas inclusivas LGBTQ+
En América Latina, y en particular en México, el informe de HRC de este año muestra un significativo crecimiento en la diversidad entre los empleadores que buscan consolidar sus esfuerzos de inclusión. Esto incluye el aspecto médico, donde se reconocen las necesidades específicas.

Un ejemplo de ello es la adopción de políticas progresistas que facilitan el acceso a los servicios médicos relevantes para las personas LGBTQ+ y sus familias, por ejemplo, como ofrecer una licencia por adopción a los empleados de la organización, independientemente de su sexo.

3. Creación de espacios seguros e inclusivos para la comunidad queer
La inclusión de la comunidad LGBTQ+ debe centrarse en tratar a todos de manera justa, independientemente de su identidad de género, orientación sexual y forma de expresión. El apoyo estructural a la comunidad LGBTQ+ debe aplicarse para crear un ambiente seguro y mejorar la experiencia de los empleados.

A medida que aumenta el número de colaboradores que se identifican como parte del colectivo LGBTQ+, empresas como Mphasis ponen sus esfuerzos en crear espacios para acomodar a todos los empleados, incluyendo baños neutros e implementando una política antidiscriminatoria que promueve la igualdad de oportunidades laborales y prohíbe las prácticas discriminatorias, incluyendo el acoso.

4. Reconocimiento de los empleados LGBTQ+ y a las mujeres en puestos directivos
En las últimas décadas, las políticas laborales y las culturas empresariales del sector tecnológico han evolucionado para apoyar y promover mejor a las mujeres en puestos directivos. Las organizaciones deben invertir y garantizar que las mujeres y los empleados LGBTQ+ tengan oportunidades de desarrollo y promoción en todos los niveles. Crear un entorno de trabajo holístico y renovar constantemente las políticas e iniciativas para crear entornos de trabajo justos y equitativos para las mujeres y los colaboradores. No discriminar a la hora de contratar para ningún puesto; si se encuentra al candidato adecuado, el género no es un factor de discriminación, y esto se aplica a todos los niveles, incluyendo los puestos directivos.

5. Fomentar una cultura de » alianza»
Es fundamental crear un lugar de trabajo donde los empleados se sientan incluidos y valorados, ya que esto contribuye a su desarrollo profesional y su eficacia en el trabajo. Las organizaciones pueden implementar medidas que fomenten la inclusión y la unidad entre los miembros del equipo, adoptando iniciativas y políticas que generen un sentimiento de inclusión y apoyo.

La compañía de tecnología Mphasis fomenta entornos seguros y equitativos para sus colegas, con el fin de contratar, desarrollar y retener a los mejores talentos disponibles en el mercado, sin importar otros factores como el género y/o la orientación sexual, lo que se traduce en mejores resultados empresariales para clientes y socios. Entre sus iniciativas, ha impulsado promover un cambio cultural y crear un espacio de trabajo más seguro para sus colaboradores actuales y futuros de la comunidad LGBTQ+. El programa de inclusión comienza con la concientización de todos los colaboradores y ha dado lugar a la creación de un equipo de trabajo bien informado sobre las cuestiones relativas a la comunidad. Dicha concientización y la existencia de una amplia base de aliados son dimensiones esenciales para complementar los cambios políticos descritos anteriormente y, en última instancia, crear un lugar de trabajo donde todos los colaboradores puedan disfrutar de una experiencia laboral inclusiva y satisfactoria.

También te podría gustar...