Durante la crisis de COVID-19, en México al menos 1 de cada 1,000 niños había perdido a su cuidador principal.

Spread the love

Con el objetivo de profundizar respecto a las problemáticas que afectan el ejercicio del derecho a vivir en familia de niñas, niños y adolescentes en México. Aldeas Infantiles SOS, organizaciones de la sociedad civil expertas en infancias y adolescencias que han perdido el cuidado familiar o están en riesgo de perderlo, y la Senadora María Antonia Cárdenas Mariscal coincidieron en la necesidad de generar acciones para la prevención de la separación de las familias.

El derecho a vivir en familia es un derecho que afecta directamente al desarrollo psico-afectivo, social, de identidad y protección de niñas, niños y adolescentes. Es un derecho que como lo establece la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) y la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA), es un derecho que permite el ejercicio de otros, es por ello importante reflexionar respecto a la situación actual de las infancias y adolescencias que han perdido el cuidado familiar o se encuentran en riesgo de hacerlo en nuestro país.

A través del Simposio “Derecho a vivir en familia en México”, el cual se llevó a cabo en el Senado de la República, las organizaciones expertas en infancias, adolescencias y juventudes dialogaron sobre la importancia de garantizar que los niños, niñas y adolescentes crezcan en un entorno familiar donde sus derechos no sean vulnerados. Los temas principales del simposio se desarrollaron desde la perspectiva de la prevención de la separación de las familias y de los cuidados alternativos.

Las principales razones de la separación familiar son: negligencia, discapacidad severa trastornos de salud mental, ausencia de cuidador/a adulto/a por abandono, migración, o privación de libertad, maltrato infantil, violencia intrafamiliar, abuso y explotación sexual y consumo problemático de sustancias psicoactivas.

“Es clave profundizar respecto a las problemáticas que afectan el ejercicio del derecho a vivir en familia de las niñas, niños y adolescentes, por ello, es importante que como organizaciones que trabajamos en beneficio de las infancias y adolescencias sumemos esfuerzos con el Estado, para que se generen políticas públicas que garanticen la protección de aquellos que han quedado en situación de orfandad o desamparo, garantizando se evalúe la situación de cada caso para garantizar el interés superior de cada niña y niño, se promueva la reintegración familiar o brindar un cuidado alternativo de calidad en los Centros de Asistencia Social”, comentó Diana Rosales, Directora Ejecutiva y Representante Legal de Aldeas Infantiles SOS en México.

La Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes establece que los centros de asistencia social brindarán “acogimiento residencial” a niñas, niños y adolescentes como una medida especial de protección de carácter subsidiario, que será de último recurso y por el menor tiempo posible, priorizando las opciones de cuidado en un entorno familiar. Sin embargo, residen más de 50,000 niñas, niños y adolescentes en todo tipo de alojamientos asistenciales.

Es por ello, la importancia de generar espacios de intercambio respecto a lo que hace falta por hacer para garantizar un entorno familiar a niñas, niños y adolescentes. Es clave que este tema sea discutido por expertos de la niñez desde un enfoque de derechos que permita encontrar medidas integrales y transversales que impacten directamente en el desarrollo de la niñez y adolescencia en nuestro país.

Ante esta situación y cifras es importante que trabajemos en coordinación como sociedad civil, Estado y organizaciones, por ello, exhortamos a fin de proteger y salvaguardar el interés superior de la niñez y la adolescencia que la garantía del derecho a vivir en familia sea una prioridad.

En el simposio participó ACNUR México, la Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Instituto JUCONI y Fundación Pro Niños. Como ponentes estuvieron Yanette Carrillo, Coordinadora Nacional de Planificación, Monitoreo y Evaluación, así como Erika Montes, Coordinadora Nacional de Cuidados Alternativos de Aldeas Infantiles SOS, Rommy Acosta, directora de Programa de JUCONI, María Isabel Remolina, Asociada de Protección a la Niñez de ACNUR, el Mtro. Oliver Castañeda, Procurador de Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes y Dennys Aguilar Navarrete, Gerente Ejecutiva de Pro Niños.

Aldeas Infantiles SOS, la Senadora María Antonia Cárdenas y las organizaciones invitadas al simposio desarrollaron un diálogo en torno al derecho a vivir en familia con el objetivo de
posicionar este derecho de niñas, niños y adolescentes en la agenda pública del Estado.

Finalmente, la senadora María Antonia Cárdenas Mariscal se comprometió a seguir impulsando una agenda en favor de los derechos de niñas, niños y adolescentes; así como trabajar de la mano con organizaciones de la sociedad civil y personas expertas en la materia, a fin de concretar acciones que permitan garantizar el interés superior de la niñez y la adolescencia.

También te podría gustar...