El libro de los deseos te cautivará

Spread the love
Por Edna Vázquez
De los productores de La Familia Bélier y CODA. Llega esta fascinante novela con un gran mensaje moral e inspiracional, donde nos hace ver, que muchas veces perdemos el tiempo en cosas sin importancia y dejamos pasar momentos con nuestros seres queridos.
Thelma, una mujer y madre soltera, vive una vida bastante monótona y llena de presiones laborales. Sin embargo, un día cualquiera, la llamarían de la escuela de su hijo, para comunicarle que había tenido una fuerte pelea con un compañero. La situación no pasó a mayores, sin embargo, caminando a casa de regreso, haría que sus vidas cambiaran por completo.
Louis, su hijo de 12 años, habría sido atropellado mientras jugaba a la patineta, dejándolo en estado de coma.
Thelma hundida en una tristeza y culpa, y sin nada más que hacer, mientras esperaba alguna evolución de su hijo, encuentra un cuaderno donde Louis había escrito una lista a la que llamó: 10 cosas por hacer antes del fin del mundo. Es ahí donde comenzaría la travesía por conseguir cada uno de los deseos de su hijo. Desde conseguir un autógrafo de su artista manga favorito en Japón, hasta el poder conocer a su padre.
Con la gran ayuda de su madre y abuela de Louis y de todo el equipo de neuropediatría, Thelma empieza uno por uno. Siempre, con la esperanza de que si le cuenta cada deseo cumplido, él pueda despertar.  Lamentablemente eso no sucede, pero al parecer, todas esas experiencias, le han ayudado a su madre a unirse y conocer más a su hijo y a ella misma.
Basada en la novela La Chambre des Merveilles de Julien Sandrel, El Libro de los Deseos es dirigida por Lisa Azuelos, escrita por Juliet Salien y Fabien Suarez, producida por Fabrice Gianfermi, Eric Jehelmann y Phillipe Rousselet y protagonizada por Alexandra Lamy, y con la participación de Muriel Robin, Hugo Questel, Xavier Lacaille, Martine Schambacher, Hiroki Hasegawa, Carima Amarouche, Eye Haïdara y Mona Walravens.
https://youtu.be/VndSgh_jEVQ?si=RUsH8d3KzBmmZmEk

También te podría gustar...