Emotiva Todos somos extraños

Spread the love

Por Edna Vázquez

Este próximo 29 de febrero, se estrenará en todas las salas de México, la tan esperada película del director y guionista Andrew Haigh. Una historia sumamente profunda y que toca las emociones más básicas del ser humano, como el amor infantil, el amor y la necesidad que tenemos de nuestros padres. Llena de nostalgia, nos hace cuestionarnos, ¿qué haríamos si tuviéramos la oportunidad de volver a verlos, de volver a hablar con ellos? ¿De escuchar sus consejos y de hacer las paces con ellos para seguir nuestro camino?

Protagonizada por los actores del momento, Andrew Scott (Fleabag, Ripley) y Paul Mescal (Aftersun, Normal People), está historia nos habla acerca de Adam, un hombre que aparenta cierta soledad e introversión, y que vive en un edifico en Londres, donde al parecer, solo están él y Harry, un misterioso vecino que ante una falsa alarma de incendios aprovecha la oportunidad para acercarse a Adam y entablar una relación.

Sin embargo Adam no se encuentra receptivo a esta oferta, pues él aún no se siente cómodo con su vida, y en concreto, con la idea de que es homosexual. Pero a medida que avanza la historia, empiezas a entender, qué gran parte de su personalidad, se debe a varios traumas de su infancia, donde uno de ellos fue haber perdido a sus padres siendo un niño. Algo que lo marcó de por vida. Es así como un día, decide volver a su pueblo y a su antigua casa, y comienza a ver y a hablar con sus padres ya muertos.  Todo parece estar tal y como se quedó ese día que salieron de su casa por última vez, 30 años atrás. Su madre y padre, interpretados por Claire Foy y Jamie Bell, hacen una excepcional actuación, al verse encapsulados en esta máquina del tiempo, donde al platicar con su hijo ya grande, se dan cuenta de cómo han cambiado las cosas y de cómo cometieron tantos errores con su hijo. Adam poco a poco irá resolviendo muchos temas que por años lo dejaron imposibilitado, y eso le ayudará a poder cada día más a sentirse libre y poder amar sin miedos ni prejuicios. Algo completamente nuevo para el.

Inspirada en la novela de Taichi Yamada, llamada Strangers, está historia toma una gran evolución en la adaptación de Andrew, y nos hace ver con su perspectiva, como una idea de los años 80, puede encajar perfectamente a nuestra época.

No hay duda alguna que está película tocará fibras, te hará ver las cosas desde otro ángulo y por supuesto te hará conectarte con tu niño interior. Ese niño que jamás dejará de necesitar a sus padres, sin importar qué tan adulto esté.

 

También te podría gustar...