¿Por qué sí te puede alcanzar para tener auto propio?

La compra de un automóvil es una decisión que no se puede tomar a la ligera y que depende de varios factores como tus necesidades y presupuesto. Para muchas personas adquirir un vehículo es un sueño, aunque en algunos casos parece lejano debido a los altos costos que puede representar una compra de esta naturaleza.

Si este es tu caso, es un buen momento para que reflexiones sobre esta posibilidad y analices si realmente comprar un vehículo es tan lejana como supones o si es un sueño realizable. Para este ejercicio, es importante que calcules cuánto dinero gastas mensualmente en transporte para ir de tu hogar a tu trabajo y viceversa.

Según cifras del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), los ciudadanos gastan en promedio mil 815 pesos al mes en su transporte. En este mismo sentido, los usuarios de servicios de transporte a través de aplicaciones móviles gastan en promedio 2 mil pesos al mes, según una encuesta de la plataforma Coru y la empresa de estudios de mercado Brad.Feebbo.

En México el tiempo de traslado promedio es de 44 minutos, según el Instituto de Geografía de la UNAM. Sin embargo, en entidades como la Ciudad de México y el Estado de México, este tipo de viaje puede durar en promedio 57 minutos, siempre y cuando no haya percances vehiculares o accidentes, ya que en estos casos se puede duplicar o triplicar el tiempo del recorrido.

Debido a esta razón, muchos trabajadores buscan rentar cuartos cerca de sus lugares de trabajo. Dependiendo de la zona, la renta de un cuarto puede ir desde los mil 500 pesos en adelante.

De acuerdo con Kavak.com, plataforma de compra-venta de autos seminuevos, existen varias opciones de financiamiento para adquirir un automóvil seminuevo y que se pueden adaptar a tu presupuesto. Un crédito automotriz está diseñado específicamente para este fin y te ofrece ventajas adicionales como la inclusión del seguro. Por ejemplo, en esta plataforma puedes calcular tu crédito automotriz a tu medida, con enganche y tasas personalizadas para ti.

Comprar un auto seminuevo puede resultar más accesible que comprar uno nuevo por varias razones, como el que su valor no se deprecia tras perder los cero kilómetros al salir de la agencia, en varios casos estos autos ya están asegurados y el nuevo dueño se puede ahorrar el pago de algunos impuestos.

El dinero que un usuario gasta en transporte público, en servicios de transporte a través de aplicación o en una renta para estar más cerca del trabajo puede usarse para pagar la mensualidad de un auto, y en este sentido, un seminuevo es la mejor opción.

También te podría gustar...