El ABC de la rinomodelación

Una de las tendencias en medicina estética más popular y efectiva, que sin duda se ha coronado como la favorita por muchos, es la de incluir los conocidos fillers o rellenos inyectables en nuestra rutina antiaging, para recuperar volumen y tono en ciertas zonas, así como restaurar la calidad de la piel, combatir arrugas y líneas de expresión, etc.

Uno de los mejores por excelencia es el ácido hialurónico, ya que como explica el Dr. Bernardo Goldzweig Hans, médico estético CEO de la Clínica BGH: “Es un potente rellenador de la piel debido a su capacidad de retener un porcentaje importante de agua en la dermis y epidermis, lo que ayuda a la reconstitución de las fibras que sostienen la piel”.

Cuando hablamos de una rinomodelación, como indica el nombre, se trata de un perfeccionamiento y remodelación de la nariz sin tener que pasar por el quirófano, logrando así resultados temporales pero duraderos (hasta 12 meses aprox. dependiendo de la persona y su estilo de vida). Este sistema de que los fillers sean absorbibles y no permanentes como una cirugía, permite tanto al médico como al paciente evaluar y sostener resultados sin ser invasivo en el cuerpo, manteniendo un aspecto más natural.

Dentro de sus principales objetivos, con una rinomodelación se logra:

  • Armonía facial, de acuerdo con las características individuales del paciente y sus necesidades a cubrir.
  • Definición en el perfil del rostro.
  • Nariz más respingada.
  • Perfeccionamiento del marco del rostro.
  • Alisamiento de giba.
  • Hidratar la piel a profundidad, ganando luminosidad y tersura.

“Aunque es a partir de los 35 años que en nuestro cuerpo disminuye la producción natural de ácido hialurónico por el inevitable paso del tiempo, alguien más joven podría presentar estas mismas necesidades de manera prematura, siendo la aplicación de ácido hialurónico la posible solución para ambas personas”, agrega el Dr. Bernardo Goldzweig.

Aunque es una técnica muy rápida y segura, como todo procedimiento, requiere de una valoración médica previa, para explorar todos los aspectos posibles a considerar y así lograr los resultados esperados. “Cerciórense de acudir a clínicas certificadas con médicos expertos, ya que de eso depende cómo vivirán la experiencia: por la calidad de los materiales, la técnica de aplicación empleada, el resultado que se desea obtener, etc.”, concluye el Dr. Goldzweig.

También te podría gustar...