Un Cheesecake para disfrutar con menos culpa

El Cheesecake o tarta de queso es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos, pues su aparición se dio a conocer por primera vez en la antigua Grecia durante la celebración de los Juegos Olímpicos del 776 a.C., debido a que este postre se eligió como el complemento vitamínico ideal para los atletas y deportistas, ya que sus calorías aportaban mucha energía en poco tiempo.

Pero, en el siglo XIX esta receta llegó a Estados Unidos, cuando William Lawrence intentaba copiar el famoso neufchtel francés, pero gracias al error que tuvo porque su intento no resultó, inventó el gran fenómeno de la pastelería: El Cheesecake.

Gracias a esto, cada año, el 30 de julio celebramos el Día Mundial del Cheesecake, un delicioso postre hecho a base de queso crema, con una salsa o mousse de sabores frescos como frutos rojos, kiwi o mango, dándole un pequeño twist de acidez. Actualmente, el cheesecake tiene, al menos, 20 variantes de sabores alrededor del mundo, ya que se puede preparar de mil maneras: con chocolate, con dulce de leche o con galletas trituradas, sin embargo, es el de queso crema con jalea de fresa o cereza, el clásico y favorito de todos.

Erika Rius, Nutrióloga y Gerente de Professional Marketing de Splenda compartió que “un postre no puede faltar en casa, y el Cheesecake es el favorito de los amantes de postres cremosos. Por esta razón, Splenda® es el mejor aliado para endulzar estos platillos, pues conserva en los postres, el sabor dulce que tanto te gusta con menos calorías, además, es ideal y seguro para toda la familia”.

Así que para celebrar en casa con una opción deliciosa, Splenda te comparte la receta para preparar un cheesecake con todo el sabor dulce que te gusta, pero ahora con menos calorías:

CHEESECAKE CON MERMELADA DE CEREZA

INGREDIENTES

4 barras de queso crema light

1 taza de media crema

4 huevos

2 cucharadas de vainilla líquida

4 cucharadas de maicena

1 taza de Splenda Original

170g de galleta María

5 cucharadas de mantequilla

300g de mermelada de cereza sin azúcar

PREPARACIÓN

  1. Precalienta el horno a 180 grados centígrados; en un recipiente coloca las 4 barras de queso crema light y mezcla hasta que las barras estén integradas, después agrega los 4 huevos, la taza de crema y la vainilla, mezcla un poco más y deposita la taza de Splenda y la maicena, continua batiendo hasta lograr una consistencia cremosa.
  2. Para la base, deberás hacer polvo las galletas, (puedes aplanarlas o molerlas en una licuadora). Posteriormente le agregamos la mantequilla y lo vamos mezclando, para finalmente colocar en un molde (como base) la pasta de galletas.
  3. Vierte la mezcla cremosa que realizamos primeramente y llévala al horno durante 50 minutos. Cuando lo veas un poco dorado de arriba sácalo y déjalo reposar por 10 minutos, colócalo en el congelador por media hora y finalmente decora con mermelada de cereza sin azúcar.
  4. ¡A disfrutar!

También te podría gustar...