“La niña a la que se le vino el mundo encima”, de Gaby Pérez Islas

Editorial Diana

**Una inspiradora historia que nos permite explorar las oportunidades de salir fortalecidos y con más entereza de un trauma.

Este cuento “La niña a la que se le vino el mundo encima”, de la afamada tanatóloga, Gaby Pérez Islas, se reedita en este 2021 en versión tapa dura y con nuevas ilustraciones de la pintora Virgina Varela.

Karen es la protagonista de esta historia; ella tiene 14 años, vive con sus padres y hermana en el pueblo de “Hoy”. Karen tiene un “don especial”, puede ver las palabras en los objetos o personas, pero al darse cuenta que no todos poseen ese don, lo oculta para no sentirse diferente de los demás y pertenecer a un grupo. Ella se vuelve callada e introvertida.

Todos en el pueblo se conocen y una nueva familia llega, los Maggin que tienen un hijo llamado Pablo, de 17 años, y pronto se volverá parte muy importante de Karen.

Pablo le cuenta a Karen que esta próximo entrar a la Universidad, ella se entusiasma y sueña con también ir a la escuela, pero su papá le dice que ella se dedicará a cuidarlos y su hermana se casará, es entonces cuando Karen se siente desesperanzada, y no sabe como luchar contra esa educación machista de su papá.

Karen y Pablo, disfrutan cada momento, y se hacen una promesa cuando él tiene que irse a estudiar la Universidad, pero la vida tiene un plan que no siempre coincide con nuestros deseos y Pablo pierde la vida en un accidente.

Por otro lado, su padre está cada día más enfermo, entre esto y la muerte de Pablo, Karen cambia, se enoja con la vida, le cambia el carácter. Su padre muere, su hermana se casa; ella se queda a cargo de su madre y de la tienda.

Pasan los años y Karen se negó al amor, hasta que después de un tiempo va a visitar la tumba de Pablo y en el regreso a casa, una niña le dice unas palabras que le hacen ven la vida diferente y cambiar todo aquello sombrío de su vida.

Esta lectura es recomendable para niños a partir de los 10 años y en la parte final del libro vienen sugerencias para padres, maestros y terapeutas emocionales.

También te podría gustar...