El gran turismo del futuro llega a México: Audi RS e-tron GT

La movilidad eléctrica cada vez es más dinámica y fascinante, como demuestra Audi con el e-tron GT. El coupé de cuatro puertas reinterpreta el concepto tradicional de gran turismo: su diseño es altamente emocional; su tecnología, excitante. Dos potentes motores eléctricos proporcionan una tracción total eléctrica que aporta seguridad y prestaciones asombrosas.

La batería de alto voltaje con capacidad de 93kWh (85kWh netos) permite una autonomía de hasta 472 kilómetros y se puede cargar de forma extremadamente rápida gracias a la tecnología de 800 voltios. Suspensión, iluminación, controles, conectividad o sonido deportivo e-tron sport sound: el Audi RS e-tron GT ya está disponible en el mercado mexicano.

El RS e-tron GT supone el inicio de una nueva era: es el gran turismo del futuro y un auto emblemático para la marca de los cuatro aros. Este modelo demuestra la experiencia en tecnología y la pasión por el detalle de la marca.

Audi sigue acelerando cuando se trata de movilidad eléctrica. El e-tron GT es un gran turismo de elegancia dinámica, un Audi como nunca se ha visto antes. Es potente, dinámico, seguro y emocional; y refleja toda la pasión con la que Audi desarrolla y fabrica automóviles. Tras el SUV eléctrico Audi e-tron y el SUV coupé e-tron Sportback, con los que Audi comenzó su viaje hacia la movilidad eléctrica, el e-tron GT supone ahora otra firme declaración de intenciones.

Este nuevo modelo de Audi representa un concepto nunca visto hasta el momento: con el e-tron GT la marca de los cuatro aros demuestra sus planes para definir un futuro emocionante en materia de movilidad. La comercialización ya está en marcha, en México sólo se comercializará la versión más deportiva: el RS e-tron GT, potente, rápido, dinámico y sin emisiones. Todas estas cualidades se suman a un fuerte carácter que reinterpreta la idea tradicional del segmento de los vehículos gran turismo.

El diseño exterior y la aerodinámica: la estética surge de la eficiencia

El Audi RS e-tron GT es una obra de arte sobre ruedas con proporciones equilibradas: una larga distancia entre ejes, anchas vías, grandes ruedas y una atractiva línea de techo. El coupé de cuatro puertas mide 4.99 metros de longitud y 1.94 metros de ancho, pero su altura es de solo 1.41 metros. Esto es posible gracias a la forma de la batería de alto voltaje, que permite configurar el habitáculo de manera que los pasajeros puedan colocar los pies aprovechando los huecos creados en el piso, en una posición baja pero confortable.

Cada superficie y cada línea conviven en total armonía, desde los faros, los poderosos blisters quattro, hasta el gran difusor de la parte trasera. Los clientes pueden elegir entre nueve colores para la carrocería y dos paquetes de estilo exterior. El techo de serie es de cristal y se puede elegir como opción en fibra de carbono.

La aerodinámica línea exterior surge de la eficiencia: el coeficiente de resistencia del Audi RS e-tron GT es de solo 0.24. Diferentes elementos activos gestionan la aerodinámica. Dos entradas regulables suministran el caudal de aire de refrigeración a los frenos delanteros y al sistema de gestión térmica, según sea necesario. El alerón trasero se despliega en dos posiciones en función de la situación de conducción. Los bajos de la carrocería, completamente carenados, desembocan en un gran difusor.

La carrocería del gran turismo eléctrico está fabricada en aluminio. La columna vertebral del habitáculo está formada por elementos de acero moldeado en caliente, y utiliza como refuerzo la rigidez que proporciona la carcasa de aluminio de la batería de alto voltaje. Las secciones delantera y trasera incluyen gran parte de componentes de fundición de aluminio y de perfiles de este material ligero.

Iluminación

Los faros delanteros y traseros son elementos característicos del diseño exterior del RS e-tron GT quattro. Aquí es donde se centra el carácter del gran turismo de propulsión eléctrica: son esculturas tridimensionales con un carácter dinámico y una estética digital. Los faros en forma de cuña del RS e-tron GT son HD Matrix LED con luz láser. La tecnología LED con intermitentes dinámicos es de serie. En el centro de los grupos ópticos, entre los módulos de luz de cruce y de carretera, hay un punto láser que se activa a partir de una velocidad de 70 km/h y duplica el alcance de la luz de carretera. Está enmarcado por un embellecedor en forma de X con un expresivo diseño que es una pequeña obra de arte en sí mismo. Su sección inferior está formada por elementos independientes con bordes iluminados en azul. Las aletas centrales de la forma lumínica forman la parte superior de la X. La propia firma lumínica diurna tiene una doble función, puesto que funcionan también como intermitente y consiste en una hilera de afilados ángulos que le dan un aspecto digital.

En la parte posterior una franja de luz se extiende por todo el ancho del e-tron GT. Su forma va cambiando desde una línea en el centro hasta segmentos cada vez más grandes según avanza hacia el exterior, creando así una inconfundible firma con sus delgadas luces traseras. Independientemente de la configuración de los faros, las luces traseras están equipadas en su totalidad con LED e intermitentes dinámicos que se extienden bajo la firma de las luces traseras. La luz de freno está situada por debajo, en una zona baja y oscura

Amplio y elegante: el interior

En el interior del Audi RS e-tron GT se respira el ambiente propio de un gran turismo clásico. Los asientos del conductor y el pasajero delantero se sitúan en una posición baja y deportiva, y están separados por una amplia consola central. El habitáculo es amplio y despejado, y el cuadro de instrumentos, basado en el diseño “monoposto” de Audi, se encuentra orientado hacia el conductor. El compartimento destinado al equipaje tiene una capacidad de 350 litros ya que equipa de serie el sistema de audio Bang & Olufsen Premium Sound System. Un compartimento bajo el cofre delantero ofrece 81 litros adicionales.

La elegante línea interior enfatiza el carácter moderno y tecnológico del RS e-tron GT. La tercera característica del gran turismo, además de la deportividad y el confort, es la sustentabilidad. Los tapetes están fabricados a partir de materiales reciclados, como redes de pesca recuperadas. El RS e-tron GT equipa asientos deportivos pro con18 posiciones de ajuste, secciones laterales con control neumático, climatización y función de masaje. El ribeteado en el área del reposacabezas enfatiza la imagen deportiva. Los asientos y el volante del modelo RS tienen insignias RS, y tanto los pedales como el reposapiés están hechos de acero inoxidable.
Potente: tracción total eléctrica y sistema de recuperación

Con sus dos motores eléctricos situados en los ejes delantero y trasero, el Audi RS e-tron GT es un gran turismo que ofrece excelentes cualidades dinámicas en cualquier circunstancia. La potencia de los motores eléctricos es de 440 kW (598 hp); en modo overboost, el GT entrega de forma momentánea una potencia de 475 kW (646 hp). El par total es de 830 Nm. El modelo RS completa la aceleración de 0 a 100 km/h en 3.3 segundos. Cuando el conductor acelera a fondo desde parado, la transmisión de dos velocidades en el eje trasero engrana la primera marcha.

Gracias a una rápida gestión de las operaciones de control, la tracción total eléctrica proporciona al e-tron GT el máximo dinamismo, estabilidad y capacidad de tracción. Cuando el conductor levanta el pie del pedal del acelerador, el gran turismo activa en la mayoría de las ocasiones el modo de marcha por inercia. Al frenar, los motores eléctricos se encargan por sí solos de las deceleraciones de hasta 0.3 g, es decir, la gran mayoría de las situaciones de conducción cotidiana.

Avanzado: el e-tron sport sound

El RS e-tron GT no sólo es una obra de arte en términos de tecnología y de diseño, sino también en lo referido a acústica, como demuestra el avanzado sistema e-tron sport sound con el que está equipado. Dos unidades de control y los correspondientes amplificadores generan un sonido que se emite de forma separada por dos altavoces situados en el interior y en el exterior del vehículo. El e-tron sport sound emite un sonido avanzado y de alta calidad. El conductor puede activar o modular su amplitud a través del sistema Audi drive select.

Recarga rápida y gran autonomía: la batería de alto voltaje

La autonomía máxima que alcanza el RS e-tron GT, de hasta 472 km, es tan impresionante como sus prestaciones. La batería de alto voltaje está formada por 396 celdas en forma de bolsa con envoltorio exterior flexible y proporciona una capacidad neta de 85 kWh (93 kWh brutos). La tecnología de 800 voltios permite realizar cargas rápidas utilizando corriente continua con una potencia de hasta 270 kW. En condiciones ideales, solo se necesitan cinco minutos de recarga para recuperar una autonomía de 100 km.

El sistema de gestión térmica consta de cuatro circuitos de refrigeración, y mantiene la batería y los componentes del sistema de propulsión en su nivel óptimo de temperatura. Cuando el conductor selecciona una estación de carga rápida como destino en el navegador, la batería se prepara para llegar al punto de carga con la temperatura óptima para que la recarga pueda realizarse de la forma más rápida y efectiva posible. La bomba de calor, que forma parte del equipamiento de serie, reduce la pérdida de autonomía debida al funcionamiento del climatizador eléctrico, particularmente en invierno. La aplicación gratuita myAudi permite al propietario del etron GT supervisar y controlar los procesos de carga y la climatización previa del habitáculo desde su smartphone.

El tren de rodaje: confort y dinamismo

En materia de chasis el Audi RS e-tron GT muestra un gran equilibrio entre dinamismo y confort. La instalación de la batería y de los motores eléctricos permite bajar la posición del centro de gravedad y ofrecer un equilibrado reparto de pesos. Las suspensiones cuentan con un diseño de paralelogramo deformable y la mayoría de sus componentes, incluyendo los brazos y los subchasis, están fabricados en aluminio.

El sistema Audi drive select -que ofrece cuatro perfiles de conducción–, el control de la amortiguación y el bloqueo del diferencial del eje trasero forman parte del equipamiento de serie. En el RS e-tron GT el diferencial integra un embrague multidisco controlado electrónicamente que mejora aún más la agilidad y la tracción. La suspensión neumática adaptativa de tres cámaras permite un excelente confort de marcha y un amplio margen en términos de maniobrabilidad. Los discos de freno cuentan con un recubrimiento de carburo de tungsteno, lo que mejora su rendimiento.

Es posible instalar opcionalmente un sistema de frenos extremadamente resistente y ligero, con discos carbocerámicos. Otra opción de alta tecnología es la dirección a las cuatro ruedas. A bajas velocidades gira ligeramente las ruedas traseras en dirección opuesta a las delanteras para mejorar la agilidad y reducir el diámetro de giro, mientras que a velocidades elevadas mejora la estabilidad haciendo que las ruedas traseras giren en la misma dirección que las delanteras. Los rines de serie son de 20 pulgadas y se ofrecen como opción rines de 21 pulgadas.

Totalmente conectado: controles, infotainment y sistemas de asistencia

Como todos los modelos de Audi, el RS e-tron GT ofrece una conectividad total. Los distintos sistemas se operan a través del Audi virtual cockpit plus digital, que se controla desde el volante multifunción y a través de la pantalla del MMI touch. Un tercer nivel es el sistema de control por voz mediante lenguaje natural, que también accede a los conocimientos almacenados en la nube. El MMI Navegación plus integra a bordo del vehículo los servicios de Audi connect. Uno de ellos es el planificador de rutas e-tron, que calcula las paradas para recargar la batería de forma que el conductor alcance su destino lo antes posible. Audi phone box de serie y opcionalmente se puede configurar con head-up display.

La producción: combinación de artesanía y fabrica inteligente

El e-tron GT es el primer Audi de propulsión cien por cien eléctrica que se fabrica en Alemania, en la planta de Böllinger Höfe, en Neckarsulm. La instalación para la producción de vehículos en pequeñas series en este emplazamiento se ha ampliado y reconvertido para su nueva tarea, en la que se combinan procesos artesanales con tecnologías digitales e inteligentes. El gran turismo eléctrico se ensambla en una línea de montaje compartida con el deportivo de altas prestaciones de Audi, el R8. Todo el proceso de producción se lleva a cabo con un balance neutro en emisiones de carbono, utilizando un 100% de electricidad verde, así como una planta combinada de calor y electricidad alimentada con biogás para proporcionar a la fábrica el calor necesario.

También te podría gustar...