¿Cómo afecta la diabetes la salud visual?

En el marco del Día Mundial de la Vista, conmemorado cada segundo jueves de octubre, está coordinado por la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (conocida como IAPB, por sus siglas en inglés) y pretende sensibilizar a la opinión pública sobre la ceguera y la discapacidad visual como grandes problemas de salud pública a nivel internacional, así como educar al público objetivo sobre la prevención de la ceguera, entre otros fines. El mensaje de este año es #LoveYourEyes (Ama tus ojos) y busca centrar la atención en el problema mundial de la salud ocular.

En este marco, educadoras en diabetes se suman a la causa fomentando la salud visual de las personas que viven con diabetes para prevenir la pérdida de la visión y daños en los ojos por complicaciones relacionadas a la diabetes en descontrol.

La Lic. Jacqueline Alcántara, educadora en diabetes de BD Ultra-Fine, explica: “Con el inevitable paso de los años, la diabetes puede afectar los ojos y provocar pérdida de la vista, incluso llegar hasta la ceguera, sobre todo si los niveles glucémicos no están controlados adecuadamente. La buena noticia es que puede prevenir la aparición de estas complicaciones y evitar que progresen al mantener en control la diabetes, que es la raíz del problema”.

Cuando el daño en los ojos recién empieza a desarrollarse, a menudo, no hay señales de advertencia de la enfermedad diabética del ojo o pérdida de la vista. Un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas ayuda al médico a detectar y tratar los problemas de los ojos en una etapa temprana, a menudo, antes de que tenga una pérdida significativa de la vista.

La mayoría de las enfermedades de los ojos asociadas con la diabetes empiezan con problemas de los vasos sanguíneos. Las cuatro enfermedades de los ojos que pueden representar una amenaza para la vista son:

  • Retinopatía diabética
  • Edema macular diabético
  • Glaucoma
  • Cataratas

La retinopatía diabética es la causa número uno de ceguera en México1 y se produce cuando los niveles altos de azúcar en la sangre dañan los vasos sanguíneos de la retina (una capa de células sensible a la luz en la parte de atrás del ojo). Cuando los vasos sanguíneos se dañan, pueden hincharse y dejar que salga la sangre, lo cual causa visión borrosa o impide la circulación de la sangre. A veces crecen vasos sanguíneos nuevos, pero no son normales y pueden causar más problemas de visión. Una de sus características es que suele afectar a los dos ojos.

Las recomendaciones generales de los expertos para mantener un buen cuidado de la diabetes son:

  • Siempre ir de la mano con el médico tratante y equipo de profesionales de la salud.
  • Monitoreos constantes de glucosa en sangre, para tomar mejores decisiones en el día a día y saber cómo proceder.
  • Mantener hábitos saludables de alimentación.
  • Evitar el sedentarismo, es decir, hacer ejercicio de manera regular.
  • Cumplir con el tratamiento farmacológico asignado en cuanto a dosis y horarios, ya sean medicamentos orales, aplicación de insulina o ambos.
  • Aquellos que utilizan insulina, aplicarla bajo un esquema de correcta técnica de inyección: utilizar agujas ultra finas y cortas para que la insulina llegue al tejido subcutáneo, rotar los sitios de inyección, utilizar las agujas y jeringas una sola vez, etc.

Finaliza Alcántara: “Es indispensable realizar revisiones oftalmológicas periódicas, mínimo una o dos veces al año, ya que la mayoría de estas complicaciones no presentan advertencias tempranas. También son fundamentales las valoraciones médicas en el control de la diabetes para lograr/mantener una buena calidad de vida en general y evitar cualquier otro tipo de complicación. La mejor medicina es la preventiva”.

También te podría gustar...