Ofrece Wes Anderson cátedra en «La crónica francesa»

El director, Wes Anderson, regresa a la cartelera con “La crónica francesa”, un filme que sigue paso a paso el estilo de este realizador, siempre preocupado por dejar su marca en lo estético y en lo técnico, destacando los colores pastel, imágenes centradas, música elegante y un guión rebuscado.

Catalogada como “una carta de amor a los periodistas”, la cinta se divide en tres historias publicadas en una revista gala de corte cultural y literario, con protagonistas de lo más estrambóticos, desde un genio pictórico encarcelado, pasando por un rebelde adolescente de alta alcurnia hasta un chef que ha creado menús especializados para el sistema penitenciario.

Semejantes cosmovisiones y caracteres sólo pudieron ser logrados con eficacia por la creatividad de Anderson, que se da el lujo de recurrir a una gran cantidad de estrellas del cine mundial, no sólo en los roles principales, también secundarios y hasta terciarios, magnificando así el poderío del realizador texano.

“La crónica francesa” es un “dream team” hollywoodense que incluye a Benicio del Toro, Timothée Chalamet, Frances McDormand, Tilda Swinton, Léa Seydoux, Owen Wilson, Bill Murray, Adrien Brody, Christoph Waltz, Willem Dafoe, Edward Norton, Elisabeth Moss y hasta Saoirse Ronan, multinominada al Oscar, que sólo por el anhelo de trabajar con Wes, aparece 15 segundos en pantalla.

El único problema de la producción son los diálogos, extremadamente rebuscados, a veces pretenciosos, de tal suerte que parecieran un vehículo para el lucimiento de Anderson y su tremenda sapiencia. El público en general bien podría caer en el aburrimiento o en el sin sentido, incluidos los seguidores de este creativo, que ya ha dejado una huella indeleble en la industria cinematográfica occidental.

 

También te podría gustar...