Sandra Becerril presentó el libro El silencio de todos los muertos y el filme mexicano Karem, la posesión aterrorizó a todos los asistentes en Pátzcuaro

Como parte de las actividades especiales y presenciales en Pátzcuaro, Michoacán, para celebrar sus diez años, FERATUM FILM FESTIVAL contó con la presencia de la escritora y guionista de género de terror, Sandra Becerril, quien presentó hoy 20 de noviembre en el Hotel Misión del Centro Histórico su más reciente novela de ficción, El silencio de todos los muertos, editada por la Editorial De Otro Tipo.

El silencio de todos los muertos está basada en hechos reales, como comentó la propia autora durante la presentación: “es una novela que tenía muchas ganas de escribir, trata sobre una casa poseída, como la casa en la que yo viví cuando era niña, que es una de las famosas casas embrujadas de la Ciudad de México, cerca del Ex Convento de Culhuacán; y daba tanto miedo que ni mis amigos ni nuestra familia querían ir a visitarnos, y como la zona era tan fea nosotros tampoco queríamos salir de ella, era como una prisión”.

El libro, que cuenta con atractivas ilustraciones de Mauricio Gómez Morín, está narrado a partir de la óptica de Álex, una niña que vive en esta casa que parece tener vida propia. Cada capítulo va revelando los secretos de los personajes que allí habitan, ya que como menciona Becerril: “yo creo que el ser humano es un misterio, nunca sabemos lo que piensa el otro y es ese misterio el que utilicé aquí para ir revelando poco a poco la psique de los protagonistas (…). Me gusta mucho hacer sufrir a los personajes, que les pasen cosas, que tomen pésimas decisiones”, apuntó.

Asimismo, la escritora compartió que ya realizó una adaptación de la novela a un guion de largometraje el cual ya fue seleccionado en un par de festivales de Estados Unidos, por lo que espera que llegue a la pantalla grande.

Por otra parte, los realizadores y parte del crew de los filmes mexicanos en competencia por el Premio Alucarda de esta décima edición, PandemoniumMírame Karem, la posesión, tuvieron un encuentro con la prensa en el que conversaron sobre los procesos creativos de sus proyectos. En el caso de Pandemonium, estuvieron presentes el director Emmanuel Panizzo y el Director de Arte, César Priego. El filme, que aborda la historia de un grupo de amigos que viaja a una isla abandonada para averiguar la verdad de un extraño video se enmarca dentro del subgénero del “found footage”, en homenaje a filmes como La bruja de Blair o Actividad Paranormal. “Soy muy fan de este subgénero, y creo que en la película logramos hacerlo nuestro, aterrizarlo a algo no tan citadino, darle otra perspectiva. Creo que casi no llegan películas de found footage a nuestro país, por eso me gustan los festivales como FERATUM que dan cabida a nuevas propuestas, a proyectos que se salen de los estereotipos. Creo que logramos una película con una gran ambientación y creo ese es nuestro mayor aporte”, comentó Panizzo.

En el caso de Mírame, ópera prima de Pavel Cantú, fue Axel Manzur, el actor protagonista, quien compartió con la prensa su experiencia al participar en este filme que se centra en la historia de un adolescente que tras la muerte de su padre se muda con su abuela y al tomar posesión de un reloj antiguo comienza a ser acosado por un el fantasma de una joven. “Estoy muy contento de haber trabajado con Pável, es un director que sabe muy bien cómo dirigir a sus actores. Creo que el actor y el director deben compartir ideas en beneficio del proyecto en el que trabajan, eso siempre dará un mejor resultado”, dijo el joven actor.

El realizador Henry Bedwell y los actores Ramón Medina, Valeria Castillo, Luna Anaya y Miranda Kay, hicieron lo propio para presentar el esperado filme de terror Karem, la posesión, que narra la turbulenta historia de una niña dominada por el demonio, basada en hechos reales de un caso particular que sucedió en Durango en 1984. Al respecto el director comentó que le llevó 6 años levantar el proyecto a partir de varias investigaciones sobre exorcismos y posesiones: “lo que hice fue ficcionar este caso y basarme en él para desarrollar la historia; la forma en la que se presenta la posesión no está documentada como tal pero por el tipo de cosas que se encontraron en la casa, los rituales que se hicieron y el estado de destrucción en el que terminó el inmueble es lo más similar a lo que creemos pudo haber ocurrido y eso que nuestro final es mucho menos trágico que lo que ocurrió en la vida real”, advirtió.

En este tipo de rodajes siempre suceden cosas extrañas y el de Karem no fue la excepción, Miranda Kay compartió que de por sí saber que estaban dando vida a un caso real de una posesión ya era suficiente motivo para estar aterrorizada: “y si luego a eso le sumas que estábamos hospedados en un hotel que había sido una cárcel y grabando en un museo que antes había sido una funeraria, ya tienes todo el ambiente sólo te queda respirar hondo y tratar de que la energía del lugar no te afecte”.

Bedwell también destacó la fortuna de haber tenido la oportunidad de trabajar con Junichiro Hayashi, uno de los directores de fotografía más importantes a nivel mundial en el cine de género de terror: “lo conozco hace muchos años y cuando me dieron el estímulo fiscal para hacer Karem lo llamé, le mandé el guion y me contestó en un par de días que le encantaba la historia y vino enseguida a filmar aquí, convirtiéndose en el primer director de fotografía japonés que filma en  México y como él dice la barrera del idioma no importa porque el cine es un lenguaje universal”.

Por otra parte, los realizadores de los equipos del Segundo Rally Feratum 60, Karla Campuzano, de Delirum; Karina Aguilar y Alejandro Rivera, de Ofusco; y Dulce Lemus y Luis Arteaga directores de La revelación de Isabel, platicaron acerca del reto de filmar sus cortometrajes en 60 horas en Tlalpujahua y Pátzcuaro.

Karina Aguilar comentó que desde el inicio fue un reto pensar en las locaciones de Michoacán para adaptar lo que querían contar e integrar la cultura mexicana, las leyendas y adaptarlas al género, mientras que Alejandro Rivera añadió que:  “fue todo un reto hacerlo en 60 horas, sólo somos 10 integrantes por cada equipo y lo bonito fue poder sumar a la gente local de aquí de Pátzcuaro, a los vecinos, a gente que se fue sumando en el camino, hubo personas que nos prestaron sus casas, gente de aquí fue extra, nos ayudaron en el vestuario, fue muy enriquecedor”.

Karla Campuzano compartió su experiencia al realizar Delirium, un corto que surgió a raíz de su interés en los trastornos mentales, “dicen por ahí que todo cineasta debe realizar un proceso con límite de tiempo y fue un proceso de mucho aprendizaje, muy gratificante, que me enseñó a confiar, a ser tolerante, a soltar y saber que no siempre todo va a salir como tú quieres ,pero todo tiene solución”.

Asimismo, Luis Arteaga comentó que la producción fue un proceso muy pesado pero al mismo tiempo de mucho apoyo del equipo, de la comunidad y su codirectora Dulce Lemus resaltó la importancia de las asesorías previas que tuvieron con especialistas de la industria.
El Rally Feratum 60 es una iniciativa de FERATUM que tiene como finalidad incentivar la producción, exhibición y promoción de cine fantástico, terror y ciencia ficción de cineastas noveles de diversos estados del país, al tiempo que ofrece una oportunidad de formación y una ventana para la difusión de cortometrajes de género fantástico tanto en México como en festivales internacionales, además de rescatar las leyendas y tradiciones de las locaciones de los pueblos mágicos de Michoacán. Los cortometrajes de esta 2ª Edición del Rally Feratum 60 podrán verse de forma gratuita en FilminLatino hasta el 21 de noviembre.

Finalmente, al caer la noche, el Teatro Emperador Caltzontzin se vistió de gala para presentar el estreno mundial del esperado filme mexicano Karem, la posesión, del realizador Henry Bedwell, quien desfiló por la alfombra roja junto a parte del elenco e invitados especiales. El filme tendrá su estreno comercial en salas el 30 de diciembre.

También te podría gustar...