EL MICROBLADING Y MICROSHADING LA NUEVA TENDENCIA EN EL MUNDO DE LAS CEJAS QUE DEBES PROBAR

Hoy en día el microblading y el microshading están marcando una tendencia en el mundo de las cejas ya que ayudan a realzar y otorgar fuerza en la mirada logrando un efecto visual de cejas tupidas, sanas y glamorosas.

Ahora bien, ¿Cuál es la diferencia entre ambas? Platicamos con la Especialista en Dh Anahí Alvarado, experta en transformar miradas, Fundadora del centro de belleza “Depilo con Hilo” quien nos platico las características de las diferencias entre cada una de ellas y así puedas elegir la que más te guste.

“El microblading radica en que el diseño de cejas se hace pelo a pelo, sin embargo, en el microshading se hace punto a punto brindando un efecto de sombra, ayudando a rellenar los espacios donde hagan falta pelitos o hay mucho espacio entre unos y otros. Si la persona busca un acabado más detallado puede solicitar que se le mezclen ambas técnicas, para otorgar una mayor definición y sombra a las cejas al mismo tiempo” afirma Anahí Alvarado.

El microblading, es reconocido por ser uno de los tratamientos estéticos favoritos entre las celebridades, ya que se aplica con un diseño personalizado que dependerá de los rasgos y características físicas de cada persona, todo esto para dar un aspecto natural y favorecedor al rostro. El proceso se lleva a cabo con una pluma de metal similar a un pequeño bisturí, depositando pigmento en cada trazo individual simulando el “pelo a pelo” dando toques realistas, llegando a la epidermis.

Esta técnica promete dar un acabado más natural a las cejas, por lo que, cualquier persona puede hacerse este tratamiento estético, pero en específico, está diseñado para aquellos que tienen “poca ceja”; sin embargo, también es un proceso ideal para quienes quieran reconstruir sus cejas, así como definirlas, rellenando espacios o arreglarla después de una mala depilación.

 

El proceso puede tardar entre dos y tres horas, ya que primero se define la forma de la ceja, se selecciona el tono del pigmento más adecuado dependiendo del color de la ceja y con un lápiz se traza para tener una idea de cómo se verá finalmente el resultado. Una de las mayores ventajas del microblading es que el resultado puede durar entre uno y dos años, aunque se recomiendan retoques y el costo es menor en comparación a otros tratamientos similares.

Por otra parte, el microshading, también llamado shading, se utiliza para lograr un efecto de sombreado, con mayor intensidad complementando el trabajo del microblading. Esta técnica es ideal para cualquiera que busque mejorar el aspecto de sus cejas, a excepción de quienes tengan pieles grasas y problemáticas, ya que el acabado del pigmento durará menos tiempo y no se verán los resultados esperados, siendo una apariencia natural donde se rellena toda la ceja con un tono natural y original al de las cejas de la persona.

El tratamiento se realiza con un demógrafo, teniendo un efecto de duración de aproximadamente entre 12 a 24 meses. El resultado final se parece mucho al efecto que se crea con maquillaje, recreando un aspecto de polvos o lápiz debido al puntillismo o pixeleado que se lleva a cabo en el procedimiento.

También te podría gustar...