Querétaro, estado pujante y en crecimiento con proyección sustentada

Por Abel De la Garza

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), el Estado de Querétaro tiene un total de 2 millones 368 mil 467 habitantes al año 2020, de los cuales la mayoría está asentado en la capital (1,049,777), y la zona conurbada, que comprende los municipios de Corregidora (212,567), El Marques (231,668) y Huimilpan (36,808), dando un total para la mancha urbana, de 1,530,820.

Tomando en cuenta el crecimiento poblacional estimado por entidades, Querétaro crece en población un promedio de 2.6 % cada año; es decir que este 2022, estaría conteniendo una base de 2 millones 430 mil mexicanos, lo que significa el 3.6 por ciento del total de la población del país, que corresponde a un aproximado de 127 millones de personas.

En contraste, la expectativa económica para la entidad, depende mucho de factores como trabajo, inflación, dinámica de precios entre otros; pero un reflejo directo de una economía sana, es el presupuesto que se maneja por parte de las autoridades estatales y federales.

En este rubro, la entidad ejercerá un presupuesto total para 2022 de 45 mil 898 millones de pesos; mientras que en 2021 ejerció un total de 39 mil 326 millones, un poco menos que en 2020, que fue, a cifra cerrada, de 40 mil millones.

En 2019, Querétaro ejerció 47 mil 582 millones de pesos y en 2018, 40 mil 107 millones, lo que denota que entre la cifra más baja y la más alta, en los últimos cinco años, ha existido un crecimiento de 34 por ciento, que dejando a un lado la inflación, corresponde a 6.8% por año, lo que, a su vez, expone a esta entidad con un soporte real para seguir creciendo, siempre que las finanzas se mantengan sanas y se tenga un plan sobre la solución a dotar de agua potable a los nuevos asentamientos.

El exgobernador Francisco Garrido Patrón, en entrevista, consideró que es momento que Querétaro piense en implementar un proyecto de obra denominado Acueducto III, toda vez que en su administración 2003-2009 se llevó a cabo la obra del Acueducto II, que dio soporte a la creación del Circuito Fray Junípero Serra, garantizando 30 años de abastecimiento, pero el estado ha superado las expectativas.