Consejos para celebrar la Candelaria, una nutritiva tradición mexicana

El Día de la Candelaria es una celebración católica que recuerda la presentación de Jesús en el templo, sin embargo, en México también integra un rito de origen prehispánico. Sucede que esta fecha coincide con el inicio de temporada de siembra en el que los aztecas realizaban ofrendas a los dioses para agradecer la fertilidad de la tierra con alimentos a base de maíz, lo que terminó fusionándose, y por ello, comer tamales con atole es ahora un imprescindible cada 2 de febrero.

“Los tamales y atoles son preparaciones que aportan múltiples beneficios porque están elaborados con maíz, base de nuestra alimentación, aporta carbohidratos y es fuente de energía, también aporta vitaminas y minerales necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo”, señaló Georgina Gómez, líder de nutrición para Unilever México y el Caribe.

Para celebrar esta festividad, Maizena, marca dedicada a brindar una nutrición accesible y asequible con productos a base de maíz, te comparte cinco consejos para preparar unos tamales y atoles deliciosos:

  1. Cero desperdicios: puedes elaborar una masa con un sabor más neutral que te permita preparar tamales de diferentes sabores, simplemente cambiando el relleno por algunos guisados que hayas hecho con anterioridad y así no desperdiciar.
  2. Menor tiempo de preparación, pero gran sabor: si buscas una receta rápida y sencilla, una opción es utilizar un sobre de atole sabor fresa para preparar los clásicos tamales de dulce.
  3. Tamales aún más nutritivos: para tener un tamal nutrimentalmente más completo añade el delicioso sabor de los vegetales, por ejemplo, un tamal verde con nopales y verdolagas o un tamal de hongos y requesón al epazote, ingredientes de la gastronomía prehispánica que brindan vitaminas y minerales importantes.
  4. Atoles con fruta de temporada: para elaborar esta bebida desde cero, considera utilizar frutas de temporada, especialmente aquellas que se encuentren más maduras, a fin de aprovechar su dulzura natural como un rico atole de mandarina. Recuerda que la paciencia es primordial, así que mantén el fuego lento para que no se queme.
  5. Tamales con masa perfecta: para que la masa tenga una mejor consistencia y con un toque más esponjoso, utiliza fécula de maíz y anímate a probar nuevos sabores en los rellenos, como un tamal de pollo a la pasilla. Si consideras que la masa está muy firme, utiliza caldo de pollo para ablandarla.
  6. Tamales en su punto: cuando coloques los tamales en la olla, deja espacio entre ellos de modo que no queden muy apretados para que esponjen bien. Adicional, pon atención a que la parte doblada de la hoja quede hacia abajo para que no se salga el relleno y recuerda evitar abrir la olla durante la cocción para no afectar la temperatura de los tamales.

 

“Durante la candelaria, el complemento ideal para los tamales son los atoles y en Maizena® hemos acompañado esta tradición por generaciones. Nuestros atoles además de ser deliciosos son nutritivos por su base de maíz y por estar fortificados con vitaminas y minerales, de forma que obtengas una bebida que pueda ayudar a complementar la alimentación con nutrimentos como el hierro y la vitamina A, necesarios para mantener la salud de toda la familia”, señaló Angélica Sánchez, gerente de marca Maizena®.

 

Este Día de la Candelaria súmate a la “Atoliza y Tamaliza” de Maizena® y vota por tus favoritos en su cuenta de Instagram. Recuerda visitar el portal Recepedia para descubrir más recetas gratuitas de tamales, los cuales podrás disfrutar acompañados con atoles fortificados, disponibles en distintos puntos de venta, incluyendo tiendas de autoservicio y a través de Amazon.