“Luz negra”, Liam Neeson vuelve como héroe de acción

El veterano Liam Neeson está de vuelta en la pantalla grande con “Luz negra”, enésimo filme de acción del nativo de Irlanda del Norte. En esta ocasión interpreta a un agente del FBI, “Travis Block”, quien descubre una operación secreta por parte de miembros del buró federal de inteligencia. El protagonista se convertirá en el enemigo principal de los conspiradores, capaces de eliminar a cualquiera que amenace al programa, incluidos políticos y periodistas.

La travesía de “Block” por develar la amenaza se complicará ante la necesidad de no involucrar a su hija y a su nieta, blancos perfectos para  los misteriosos rivales. Dirige Mark Williams, quien ya había trabajado con Neeson en “Un ladrón honesto”. Comparten créditos Aidan Quinn, Taylor John Smith y Emmy Raver.

 

A sus 69 años de edad, Liam continúa cosechando éxitos como héroe de acción. Desde “Taken” (2008), abandonó el cine de arte o por lo menos participar en filmes más sesudos para tornarse en agente secreto, espía, policía y hasta quita-nieve para dar vida a diversos personajes, capaces de pelear contra cualquier maleante, ya sea a tiros o a brazo limpio.

 

Lamentablemente “Luz negra” es un thriller sin ton ni son, mal planteado desde el inicio, pesimamente desarrollado, llegando a un final absurdo y simplón. “Travis Block” es un abuelo “cool” y el típico patriota cegado por la grandeza de los Estados Unidos, y sin duda, el peor personaje que haya interpretado el ganador del Oscar por “La lista de Schindler”. Desconcertante película que al menos ofrece una visión de lo que sucede actualmente en materia de riesgos en la labor periodística en diversas partes del mundo.

 

También te podría gustar...