Open Sesame: la Kangoo Van sigue abriendo nuevos caminos

Renault Kangoo se ha convertido en un emblema del mercado de vehículos comerciales ligeros y nunca ha dejado de reinventarse. El vehículo de ocio de primera generación con su puerta lateral deslizante, la elección de longitudes y la versión eléctrica lanzada en 2011 son solo algunos ejemplos de la implacable inventiva de este modelo. Y la tercera generación no es una excepción a la regla: su puerta Open Sesame, que incluye un vano lateral de 1.45 metros, establece un nuevo récord. Quitar el pilar central fue la clave de este avance. Tal transformación radical también requirió bastantes ajustes. Esta es la historia detrás de un invento que podría cambiar el mundo de los LCV, con el ingeniero jefe François-Xavier.

Se ven bastantes coches de concepto sin pilares centrales. Pero no suele ser el caso de los vehículos de producción, los que llegan a la fase «industrial». Y nunca había sido el caso de un LCV antes de que el Nuevo Renault Kangoo Van llegara con su conocida puerta Open Sesame. Los equipos de ingeniería, diseño y producción no lograron esto con un simple truco de magia: se les ocurrieron innumerables ideas, las combinaron todas juntas, sortearon una buena cantidad de obstáculos y, en última instancia, revisaron toda la arquitectura del vehículo para enfrentar los diversos desafíos, incluido la resistencia de la puerta a los impactos laterales. Hacer frente a todos estos requisitos técnicos implicó incluso adaptar las líneas de producción.

«Tuvimos que construir componentes estructurales en las puertas, para recrear los pilares centrales cuando las puertas están cerradas». François-Xavier , ingeniero jefe de la nueva Kangoo Van

Regreso al futuro

Todo comenzó en 2011, en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, donde Renault presentó un prototipo sin pilar central, el Frendzy. Era tanto un coche como una furgoneta. Y prefiguraba un gran avance que llegaría a los concesionarios 10 años después: Open Sesame. Se eligió la nueva Kangoo Van para llevar esta transformación al mercado. La cosa es que… convertir un concept car en un vehículo de producción en masa no es fácil.

Un nuevo tipo de desafío técnico e industrial

El desafío no se parecía a nada que el equipo de ingeniería hubiera enfrentado antes: era la primera vez que tenían que diseñar un vehículo sin un pilar central. Esto implicó renovar la arquitectura del vehículo y reposicionar todas las partes que se sujetan de una forma u otra al pilar central. Por ejemplo, transfirieron las cerraduras a la parte superior e inferior del vehículo, para que las puertas puedan anclarse a la carrocería. El cinturón de seguridad del pasajero ha cambiado de lado. Pero las características nuevas más importantes son los nueve refuerzos especialmente diseñados que se agregaron a las puertas para que puedan resistir los golpes laterales.

Superar los obstáculos técnicos fue sólo el primer desafío. El siguiente fue a una escala completamente diferente: la fabricación de la furgoneta. La planta de Maubeuge, que produce vehículos Kangoo desde hace 25 años, adaptó sus líneas para manejar la función Open Sesame. Se necesitaron más que unos pocos ajustes: la estructura de la carrocería se modificó por completo.

«Quitar el pilar central de la puerta Open Sesame significó que la producción tuvo que recrearlo en el proceso de fabricación». François-Xavier , ingeniero jefe de la nueva Kangoo Van

Por lo tanto, el proceso de producción tuvo que ser reordenado. Y así fue. De forma bastante inteligente, en realidad. Cuando las puertas salen de la línea de estampación, siguen teniendo un puntal central. Las puertas, en otras palabras, se construyen con un puntal temporal para evitar que se deformen en el camino hacia el siguiente paso del proceso de producción. Luego, en la línea de la carrocería, se corta el puntal adicional. A continuación, los seis robots de esta línea agregan una serie de mecanismos de refuerzo para aumentar la resistencia a los golpes de las puertas. Tres dispositivos geométricos monitorean las puertas en tiempo real para asegurarse de que tengan la forma correcta (con precisión milimétrica). Luego, en el taller de pintura, se colocan bisagras diseñadas a propósito para sujetar los marcos de las puertas laterales corredizas. Por último, en la cadena de montaje, se coloca la junta en la furgoneta, lo cual es bastante espectacular de ver porque la junta rodea toda la carrocería.

En total, reemplazar el pilar central implicó agregar cinco kilos de materiales y considerablemente más soldaduras: una puerta estándar tiene alrededor de 60 y el sistema Open Sesame ¡la friolera de 101!

¡60 patentes y muchos premios!

Kangoo, que cumple 25 años este año, puede mirar hacia atrás con un historial de ventas bastante fantástico: 5 millones de vehículos (automóviles y camionetas combinados) y contando. El avance de Open Sesame lo está impulsando nuevamente a la vanguardia de su categoría. Se registraron más de 60 patentes para este modelo. Y ganó varios premios tan pronto como llegó al mercado, incluido el prestigioso «International Van Of The Year» y el «L’argus Utilitaire de l’Année 2022». ¡Los equipos que enfrentaron tantos desafíos para hacer realidad esta idea tienen muchas razones para estar orgullosos!

También te podría gustar...