Mauricio Ochmann y Maite Perrioni en «Sin ti no puedo»

«Sin ti no puedo», la nueva película de Chus Gutiérrez protagonizada por Mauricio Ochmann y Maite Perroni, se estrena hoy en los cines mexicanos.

La cinta cuenta la historia de David (Ochman), un empresario exitoso que vive una vida llena de lujos junto a su novio Alex, todo transcurre tranquilamente hasta que la olvidada hermana de David, Blanca (Perroni) regresa después de estar 6 años encarcelada por incendiar deliberadamente su casa, matando así a a sus padres y razón por la que David la borró de su vida, después de su reencuentro, los dos hermanos intentarán recomponer su relación mientras que Blanca intenta probar que ella es inocente.

«Sin tí no puedo» es una película que quizás pudo haber sido interesante pero su realización es deplorable en casi todos los aspectos, salvo en los aspectos técnicos, aunque no son excepcionales, el sonido, la fotografía y la dirección de arte cumplen con su trabajo, de ahí en fuera no hay ningún elemento que pueda resaltarse de esta aberrante producción.

El guión no tiene sentido, la historia no deja en claro sus intenciones, si busca ser una comedia, un drama, una historia de reencuentro del pasado o un thriller, y yo estoy a favor de que las obras artísticas no se encasillen en ningún género, pero solo cuando se hace conscientemente, no cuando salen cosas al azar por no realizar un trabajo de raciocinio en el guión.

En cuanto a las actuaciones, parece que Mauricio está obligado a ser un homosexual, no se ve que disfrute la interacción con su pareja, hay momentos que se sienten incómodos por la nula química entre ellos, Maite parece una estatua, trata de interpretar un papel serio pero cae en una interpretación falsa sin los matices dramáticos necesarios que debería tener su personaje debido a la situación que está viviendo, realmente ningún personaje ni actor parece entender que están en un problema más intenso del que están interpretando, sinceramente no se porqué Mauricio ha logrado tanta fama, lo mismo con Maite, pues parecen tener una nula formación actoral, incapaces de transmitir una emoción real en el público o cambiar de matices, es una lástima que haya personas que tienen un talento tan escaso triunfando, cuando hay miles de actores teatrales en México que serían mil veces mejores interpretando cualquier papel, pero la creciente industria de cine comercial mexicano no quiere que lo sepas.

Regresando a la película, el final es espantoso, ni si quiera saben como cerrar la escena cumbre de la película y solamente hacen un corte a 5 años después, sin saber que pasó, ni como salieron de ese problema, dejándote más perdido de lo que ya estabas. Se intenta dar un giro de tuerca que no sorprende pues además de su mala factura, parece estar hecho solo por tener un giro, los personajes son en general bastante estúpidos, todos parecen hacer y decir cosas al azar, sin llevar razones de por medio válidas para sus acciones, muchas veces usan palabras que no usarían personas como ellos en la realidad, y por eso mismo los diálogos se sienten bastante forzados y secos.

Yo siempre soy de apoyar el cine mexicano, pero hay veces en las que simplemente no se puede cuando se entregan trabajos con tan mala calidad, si aún así quieres ir a verla, la cinta ya está disponible en las salas del país.

También te podría gustar...