5 consejos para evitar el rebote después de vacaciones

Es normal que durante los periodos vacacionales nos descuidemos, pero ese no tiene que ser un factor de preocupación, pues gracias al ejercicio constante y la alimentación saludable podemos recuperar nuestra figura y peso o perder esa talla de más que no queremos en nuestras vidas.

Lo único que se necesita para retomar la línea de la salud es decidir hacerlo; la fuerza de voluntad, disciplina y constancia son las mejores aliadas para regresar al ejercicio y aunque parezca un camino complicado y en ocasiones tedioso, a la larga, podrás disfrutar los resultados y sentirte bien en tu propio cuerpo.

Define una hora para hacer ejercicio.  Implementar tu rutina de ejercicio en un horario matutino podría ayudar a arrancar el día con más energía y motivación. Definir un horario para ejercitarte, facilitará tu vida al darle constancia y planeación.  Apóyate con algún complemento como Torongia Masagge o Lift, para potencializar tu entrenamiento y reafirmar tu piel con tu rutina de ejercicios.

Duerme ocho horas. El descanso es uno de los factores estresantes que más contribuyen al aumento de peso, ya que nuestro cuerpo necesita energía. Vivimos en una sociedad sumamente ocupada, con múltiples eventos laborales y sociales, pero toma en cuenta la importancia de dormir y empieza a respetar tus horarios, notaras cambios increíbles.

Come al menos tres veces al día en un horario constante. El cuerpo es una maquina tan maravillosa que funciona mejor si lo programamos; el comer, dormir y ejercitarte en un horario establecido, hará que tu cuerpo empiece a automatizar procesos y esto te ayudará a rendir mejor durante el día, y no solo ayuda con temas corporales, también incrementa la creatividad y te ayuda a ser más proactivo en el trabajo. Inténtalo, ¡no te arrepentirás!

Visita a un nutriólogo. Las personas relacionamos la dieta saludable con estar a dieta, pero no es necesariamente lo mismo. Acudir al nutriólogo nos puede servir para aprender a comer balanceado, conocer la cantidad de calorías, proteínas, carbohidratos, cereales, etc. que necesitamos consumir al día, perdamos el miedo a comer bien y demos el primer paso.

Descansa al menos un día. El ejercicio puede volverse adictivo y llevarnos a puntos extremos. Sabemos que existe la creencia de que es importante realizar ejercicio diario, pero los músculos también necesitan descansar. Elige un día de la semana para consentir a tu cuerpo y permitirle reponerse tras días de ejercicio. Te sentirás mucho mejor.

Ya sea que regreses al ejercicio o estes tomando la decisión de iniciar, si te lo propones seguro lo conseguirás y los resultados que tendrá en tu cuerpo y espíritu serán invaluables; hazlo por ti, te encantará.

También te podría gustar...