Pfizer lanza su primer plataforma digital para el crecimiento de los niños

Foto: Alejandro Mendoza. (De izquierda a derecha. Dr. Arturo Ayala, Dra. Berenice y Dra. Kenia Pastrana)

 

Con motivo del lanzamiento de la primera plataforma digital en México dedicada a informar e instruir a mamás, papás, cuidadores y educadores sobre el crecimiento de sus pequeños, a fin de monitorear su desarrollo y detectar la talla baja, enfermedad que afecta a más de 1,300,000 niñas y niños menores de 5 años en México.

 

Contando con la participación de dos especialistas en medicina interna y endocrinólogos pediatras, en donde nos compartieron sus conocimientos y datos importantes acerca de este tema, para que todos sepamos que hacer en caso de presentar alguna situación similar con los más pequeños del hogar.

 

Los temas que se tocaron fueron:

  • Panorama de la talla baja en México.
  • Mitos y realidades del ejercicio y el crecimiento en niños. 
  • Funcionamiento de la plataforma como herramienta para familias y educadores.

 

Foto: Alejandro Mendoza

 

Comenzando con la Dra. Berenice, egresada del Instituto Nacional de Pediatría y endocrino pediatra. Nos hablo acerca de los mitos y realidades que existen en el crecimiento en los niños, así como, el panorama de la talla baja en México.

 

  • Una talla baja la podemos definir, cuando a nuestros niños los ponemos en una gráfica y están por debajo de los 2 a 2.5 desviaciones estándar de lo que le corresponderáa estar para su edad y género.

 

  • La talla baja extrema es cuando los niños están por debajo de menos 3 desviaciones estándar y se le puede llamar como una «Talla baja patológica» y aquí es cuando podemos identificar posibles signos y síntomas que nos vayan guiando para hacer un diagnóstico oportuno.

 

  • La velocidad de crecimiento patológica se define cuando los niños no están creciendo adecuadamente de un año al siguiente.

 

Es muy importante desde la historia clínica a abordar a nuestros niños a procesos y antecedentes que van enfocados al crecimiento, por ejemplo:

  • Antecedentes familiares: Van a preguntar la talla de los padres y abuelos, si tal vez, los papás hayan utilizado algún tipo de tratamiento, etc.
  • Antecedentes patológicos médicos de toda la familia.
  • Condiciones del nacimiento.
  • Antecedentes de la mamá durante el embarazo. (Cuantos kilos subió, que peso tenía antes del embarazo, como se dió el nacimiento, cuanto midió y peso el niño al nacer, etc.)
  • Exploración física.
  • Estado Nutricional.
  • Valor y desarrollo del paciente.

 

Ahí es donde viene la evaluación, en donde hacen un examen general en donde se establecen el peso, estatura, indíce de masa corporal, proporciones corporales, etc., en donde se podrá ir observando si el niño tiene una talla baja que es armónica o disarmónica, para empezar a integrar el diagnóstico.

 

Ya que se tiene toda la información:

  • Irán gráficando la talla para la edad cronológica y género de los niños.
  • Calcular la talla «Blanco Familiar». (Estatura de los padres que genéticamente nos dan la estatura que deben de medir los niños).
  • Evaluar la edad ósea (Radiografía de la mano).

 

Recomendaciones: Evaluar a los pequeños porque el objetivo es normalizar la estatura desde la infancia, el éxito del tratamiento depende del diagnóstico precoz de la patología, especifica que causa la talla baja en el paciente. Adecuada alimentación, horas de sueño adecuadas depende por grupo de edad, estilo de vida saludable, hacer ejercicio.

 

  • Mitos y realidades del crecimiento: «Crecer más por la noche.»

Todos hemos escuchado que los niños crecen más mientras duermen y que hay que dormir lo sufieciente para crecer. Lo primero que se tiene que establecer es: ¿Cómo se secreta esta hormona de crecimiento?. Si bien, durante todo el día tenemos varios tipos de secreción de la hormona de crecimiento, más del 55% de estos tipos de secreción se dan durante la noche cuando dormimos.

 

El sueño se divide en dos fases:

  1. Fase de no movimientos rápidos de los ojos (NO REM): Los niños se quedan dormidos, están despiertos, van a dormir y entran a la etapa NO REM, aquí se clasifica esta etapa en cuatro fases:
  • Primera y segunda: Están en un sueño superficial.
  • Tres y cuatro: Están más dormidos, sueño profundo, de ondas lentas y es justo ahí donde se secretan mayores picos de la hormona de crecimiento.

 

  1. 2. Fase de movimiento rápido de los ojos (Etapa REM del sueño): Cuando sueñan. Este ciclo se repite cada hora y media, durante todas las horas en la que los niños están dormidos.

 

Foto: Alejandro Mendoza. (Dr. Arturo Ayala)

 

Él es edocrino pediatra, egresado del Hospital Federico Gómez, quien nos hablo sobre, los mitos y realidades del ejercicio.

¿Debo de hacer ejercicio para mejorar mi proyecto de estatura?. La respuesta definitiva es «Sí», el doctor leyó una cita que decía: «Si hago ejercicio soy más grande, probablemente no. Pero sí no lo hago, en definitiva, tengo el riesgo de no expresar el potencial de estatura que debería de tener.»

 

Un niño, hasta los dos años, su actividad física debe de ser recreativa.

 

  • Subir
  • Brincar
  • Ir hacía atrás.
  • Ir hacía adelante.

 

Ya que, gracias al hacer esto, tendrá desgaste de energía en donde se podrán aprovechar y se utilizarán los recursos alimenticios.

 

Aquí lo importante es que el ejercicio tiene que ser 100% recreativo, divertido, en donde no importa si cada cierto tiempo les guste un ejercicio, lo importante es que el niño lo disfrute para que pueda hacerlos en intervalos en donde se le permita subir su frecuencia cárdiaca y bajarla. Esto hace que el organismo le mande más oxigenación y generen necesidades de hormona de crecimiento, de la que uno produce.

 

A partir de los 8 años de edad, los niños ya podrán entrar a actividades de conjunto mucho más complejo e incluso competitivas y poder desarrollarlas hasta en cinco veces a la semana por espacios de 60 minutos. Es importante saber que el ejercicio NO sobreestimula al niño, no hay un ejercicio que haga que la persona se desgaste, siempre y cuando la nutrición y el sueño vayan de la mano con el ejercicio sea realizado.

 

El ejercicio juega un papel muy determinante es el el perfil del peso que tendrá un niño que transita hacía la adolescencia. Hoy en día sabemos, que, entre más temprano ocurran los cambios de la pubertad, es factible que el potencial de crecimiento se exprese o no de manera adecuada y la obesidad, en particular en este escenario que estamos viviendo posterior al confinamiento puede determinar que un niño o una niña entren más temprano a la pubertad.

 

Por último, si un niño realiza actividad física lo que se logrará es que gaste energía, demande el uso de la hormona de crecimiento y que no genere depósitos de grasa y que de esta manera pudiera detonar un fenómeno puberal mucho más temprano. Un niño si puede ir al gimnasio a hacer ejercicios de estiramiento, de trepar una cuerda y de ejercicios que jueguen con su propio peso para manteer una demanda de hormona de crecimiento, el ejercicio con peso esta recomendado para las mujeres a partir de los 15 años de edad y en varones después de los 17 años.

 

Aquí puedes conocer más acerca de esta plataforma, la cual es muy sencilla de usar para los padres de familia, abierta al público en general en donde podrán encontrar herramientas para medir el crecimiento de los niños, repues sobre mitos y realidades, etc:

https://www.crecemos.mx