Bridgestone da tips sobre los cuidados de tu auto en temporada de lluvias

La temporada de lluvias, además de refrescar el ambiente, también trae un reto para los conductores que deben manejar en el pavimento mojado. Bridgestone brinda algunos consejos para conducir bajo la lluvia y, además, mantener el vehículo en óptimas condiciones.

“En temporada de lluvias es cuando se debe ser todavía más cuidadoso al volante, especialmente cuando la carretera se encuentra mojada, pues hay una combinación de aceites y polvo que la vuelven más resbalosa. Reducir la velocidad, maximizar los cuidados, revisar el vehículo y mantener la distancia, son aspectos cruciales para manejar bajo la lluvia” mencionó Carlos Mondragón, Gerente de Ingeniería de Ventas de Bridgestone Latinoamérica Norte.

En muchas ocasiones este fenómeno atmosférico nos toma por sorpresa en carretera, para eso el experto de Bridgestone da una serie de consejos para que los conductores tomen en cuenta:

Revisar el desgaste de las llantas. Para que la adherencia del vehículo en el pavimento mojado sea la óptima, las llantas deben estar en correctas condiciones. El chequeo de alineación y balanceo aumenta la vida útil de las llantas y mejora la maniobrabilidad del vehículo, especialmente en piso mojado. Además, es de suma importancia verificar que la presión de las llantas sea la recomendada por el fabricante del vehículo, este dato se encuentra en la puerta del conductor, en la tapa de la gasolina o en el manual del usuario del vehículo.

Utilizar las llantas correctas y rotarlas: Verifique que la medida de la llanta sea la correcta para su vehículo y que el diseño sea apto para su día a día. Siempre consulte al asesor técnico sobre cuál llanta es la indicada para el vehículo y operación. Adicionalmente, se recomienda realizar una adecuada rotación de llantas cada 10,000 km de recorrido para evitar un desgaste irregular. No olvide también revisar la llanta de repuesto, para que cuando sea necesario su uso, se encuentre en buen estado.

Aumentar la distancia de seguridad con el resto de los vehículos. Sobre una carretera mojada, el vehículo necesita más distancia para detenerse sin peligro. La distancia a respetar en condiciones normales (sin lluvia) es de 10 metros de espacio con respecto al vehículo que va adelante. Cuando llueve, lo aconsejable es aumentar esa distancia al doble, es decir, 20 metros.

Reducción de la velocidad. La lluvia empeora notablemente la visibilidad y las condiciones de la vía, por lo que se hace imprescindible que el conductor disminuya su velocidad.

Evitar frenar repentinamente. Con la lluvia las carreteras se vuelven resbalosas, los conductores deben evitar frenar repentinamente para evitar la pérdida del control del auto, lo más seguro es reducir la velocidad de forma paulatina hasta que el vehículo se detenga en su totalidad.

Reaccionar con seguridad ante el efecto hidroplaneo. El hidroplaneo se produce cuando el agua no puede ser desalojada a través de las costillas por exceso de velocidad y/o poca profundidad de la banda de rodadura, perdiendo contacto con la carretera y consecuentemente la pérdida de control del vehículo. Reducir la velocidad, nunca frenar abruptamente y sujetar con firmeza el volante son las claves para superar este efecto.

Contar con el kit de herramientas. Prepare el viaje antes de salir de casa y asegúrese de llevar las herramientas necesarias: la llanta de repuesto en perfecto estado, gato hidráulico, las llaves respectivas, triángulos de seguridad, chaleco reflectante, lámpara e impermeable.

Además de estos consejos, Mondragón hace mención de que el vehículo debe encontrarse en las mejores condiciones posibles, ya que los frenos deben funcionar bien, las luces son indispensables y las llantas no deben estar desgastadas, para esto, lo mejor es periódicamente llevar el carro a su centro de servicio de confianza para asegurar que ningún elemento pueda ser causante de un accidente.

Para Bridgestone es de suma importancia reforzar en las personas los hábitos de la buena conducción; se recomienda no manejar a altas velocidades, mantener la distancia adecuada y conducir concentrados. Darle un buen mantenimiento al vehículo y conducir con responsabilidad, pueden evitarle pasar un mal rato en carretera.