Babasónicos: un estado en la mente logrado en el Auditorio Nacional

El Auditorio Nacional se llenó de una gran Trinchera, un paso Suficiente por Miami y Mucho con grandes tintes de Infame, Jessico y Anoche, además de un encuentro con Discutible y un Impuesto de fe por una noche espectacular.

Bestia pequeña fue el tema con el que Babasónicos abrió su esperado concierto de regreso en la Ciudad de México ante un lleno total en el coloso de reforma.

Carismático y Yegua desataron un auténtico éxtasis en los asistentes y en los músicos que dejaron todo sobre el escenario, logrando una unión inseparable en Babasónicos y sus fans mexicanos.

Un desfile de clásicos dieron color a la noche que cada momento fue subiendo los ánimos con temas como Sin mi diablo, Ingrediente, La Lanza, las sublimes interpretaciones de Los Calientes y La Pregunta.

Con un recibimiento increíble llegó La Izquierda de la noche, el primer tema en el concierto del más reciente disco Trinchera para después seguir con el set de clásicos y sorpresas como Así se habla, la exquisita Estertor, Irresponsables, Flora y fauno y la canción más antigua de la noche Los Desfachatados.

Los ánimos llegaron a lo más alto con las canciones más coreadas de la noche que sin duda fueron El Loco y Putita en las que también llegaron las ovaciones con más altos decibeles y que desataron las contundentes palabras de Adrián Dárgelos: «sabía que aquí es donde pertenezco».

El cierre del concierto estuvo totalmente a cargo de Trinchera con los temas Bye Bye, Mimos son mimos, Paradoja y Anubis que nuevamente fueron muy bien recibidos por los cómplices para una noche prácticamente perfecta de Babasónicos que son cada vez más mexicanos.