Llega a A&E la tercera temporada de “Cam Alert: captura exitosa”

A&E estrena mañana una nueva temporada de CAM ALERT: CAPTURA EXITOSA, la serie presentada por el reconocido periodista mexicano Francisco ‘Paco’ Zea, que nos introduce en el asombroso mundo del sistema de seguridad ciudadana para exponer y relatar las detenciones y arrestos más asombrosos en México que son registrados desde distintos centros de monitoreo del país.

En un acceso exclusivo de A&E, esta serie nos muestra desde adentro el trabajo íntegro de los Centros de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo e Inteligencia, conocidos como C4 y C5 -su diferencia radica en las zonas que abarca, municipal o estatal-, ubicados en el Estado de México (C5 Estado de México), Estado de Hidalgo (C5i Hidalgo), Estado de Sonora (C5i Sonora), Estado de Jalisco (C4 Tlajomulco) y, a partir de esta tercera temporada, casos que monitorea el C5i Guanajuato en el Estado homónimo. Estos centros cuentan con una asombrosa tecnología urbana que permite monitorear y procesar imágenes en tiempo real que las cámaras y drones en la ciudad registran durante las 24 horas del día.

“Este formato es algo inusitado, es algo que no se había visto y precisamente por eso es algo tan innovador”, cuenta ‘Paco’ Zea. Y agrega: “Para que las autoridades hayan podido ceder a que tengamos el acceso a los C4 y a los C5, que te den también el acceso a los propios videos, a estar en tiempo real con los propios policías, tiene que ver con el indudable prestigio de A&E, además del respeto y profesionalismo con los que se hacen las cosas”.

En esta nueva temporada, algunos de los delitos capturados que se ven con más frecuencia incluyen desde robos de autos, motocicletas y autobuses, con criminales arriesgando su propia vida en la huida. Más de 120 mil fueron las motos robadas en México en los últimos 5 años, un delito que se ha incrementado y que ocupa el primer puesto en lo que a robo de vehículos refiere. (*) Pero además, en estos episodios, otras faltas registradas por estos centros de monitoreo incluyen robos de autopartes y de camiones carga, cuya tecnología satelital es inhibida por redes inalámbricas que utilizan los asaltantes para interrumpir las señales de rastreo. Los camiones con mercadería más violentados son camiones con comestibles, alcohol, electrodomésticos y de ropa.

También, el espectador verá casos típicos de hurtos a transeúntes y robos a comercios, estos últimos con hasta 60 casos por día reportados en algunas ciudades. Además, saqueos a comercios, establecimientos y a escuelas, que fueron principalmente violentadas durante la pandemia. Por otro lado, los nuevos episodios muestran casos de cruce de indocumentados que intentan pasar por la frontera de México con Estados Unidos. Y en esta temporada expondrá desde secuestros, venta de droga en plena vía pública hasta casos de violencia de género.

Las cámaras de videovigilancia no solo son fundamentales para identificar delitos y perseguir delincuentes, también ayudan a disuadir a los malhechores. Por este mismo motivo las cámaras no están ocultas en las ciudades, sino que quedan expuestas a la vista de todos, para que los delincuentes sepan que están siendo vigilados.

La impactante tecnología de los centros que monitorean las cámaras incluyen videowall de pantallas, sistemas de videoconferencia, cámaras con circuito cerrado, radiocomunicación, software de visualización; todo conectado por fibra óptica. Además de esta tecnología, Zea analiza la importancia de “la big data” que integra todas las bases de datos, como el registro de placas, órdenes de aprehensión, datos de protección civil, por citar solo algunos. El análisis y el cruce de toda esta información permite una respuesta rápida y oportuna.

“Esta es una forma muy novedosa de poder aplicar todos elementos que tenemos de seguridad pública. Pero, que esté asumido a un programa, es algo único en el mundo. Es la primera forma de cooperación que tiene un medio de comunicación con los cuerpos policíacos, con los centros de comando y de control, para además generar una conciencia. Porque crea la conciencia de querer denunciar como ciudadano y saber que cuando denuncias podés tener éxito en la captura de delincuentes”, explica Zea.

La sorprendente tecnología de reconocimiento facial o detección de placas de vehículo también es una realidad y es la que hoy utilizan estos centros de control y monitoreo C4 y C5, para detectar vehículos que han sido reportados como robados. Las cámaras además son capaces de detectar patrones de comportamiento y captar rostros a más de 500 metros de distancia, logrando acercamientos de hasta seis kilómetros.

Sumados a las miles de cámaras de video vigilancia, varios estados mexicanos cuentan con drones. Desde del tipo dronebox, con un uso orientado a la creación de rutas para indicarles a los elementos de campo por dónde ir, hasta drones tácticos que se utilizan para dar apoyo aéreo a cualquier emergencia.